Xuchitl Vázquez Pallares
La resistencia…
Jueves 9 de Enero de 2020
A- A A+

Escribo este el lunes seis del presente, día de ilusiones y sueños por realizar y realizados. Justo así empezó este 2020, con el anhelo de millones de todo el orbe de que las cosas cambiaran. Que hubiese paz, alegría, prosperidad, justicia y salud para todos.

Sin embargo, desde las primeras horas de este nuevo año, las noticias funestas recorrían el planeta; Estados Unidos agredía la soberanía de Irán, con todo lo que este hecho lleva de gravedad no solo para la región, sino para toda la humanidad.

Por su parte el planeta muestra como si de ultimátum se tratara, lo que estamos ocasionando al planeta por nuestra inconciencia, y sobre todo por causa de que los gobiernos dan mayor prioridad a los intereses económicos que a la vida. El sistema económico imperante nos esta literalmente quitando la vida.

Un enorme incendio, quema a Australia, 480 millones de animales muertos
Un enorme incendio, quema a Australia, 480 millones de animales muertos
(Foto: Especial)

Un enorme incendio, quema a Australia, 480 millones de animales muertos. Varias especies se declararán extintas. Las fotografías son desgarrantes en todo sentido; humanos huyendo del fuego, metiéndose al mar para evitar quemarse, millones de hectáreas de árboles bajo llamas inmensas que parecieran leguas de fuego arrasando todo a su paso.

Observé que no había imágenes de los pobladores originarios. Ellos que viven precisamente en esos bosques y llanuras desde hace milenios, no se les veía siendo rescatados.

Se veían Koalas, Canguros, pero no indígenas australianos. Y así fue durante dos días, fue hasta el cuarto día que en las redes se pude ver, que los indígenas estaban realizando ceremonias y/o rituales pidiendo lluvia, pidiendo amor y respeto a nuestra madre tierra. Como siempre son los pobladores originarios, los guardianes de la tierra. Son la resistencia.

Desde septiembre del año pasado se dio la alarma, sin embargo, el presidente de Australia sostiene como muchos que el calentamiento global es una mentira, que los científicos son unos alarmistas.

Recordé los cientos de hectáreas quemadas de manera intencional en la meseta Purhépecha, para sembrar aguacates. Dejando a las comunidades sin tierras y sin agua. Acabando con riquísimos ecosistemas, todo para tener enormes ganancias, sin importarles el desgaste de la tierra, y por tanto con la sustentabilidad de las comunidades indígenas.

La tala inmoderada en la Sierra Tarahumara, la minería en territorios sagrados como Wirikuta, y muchos más, está contaminando nuestros ríos y mantos acuíferos.

El humo provocado por los incendios forestales en Australia llegó el sábado a Nueva Zelanda. Los expertos advirtieron que las nubes de hollín podrían afectar los glaciares australes; "El humo de los incendios forestales se extiende a través del mar de Tasmania, impulsado por los vientos. Es probable que coloree los cielos", señaló el Servicio Meteorológico de Nueva Zelanda.

Los expertos dijeron que "la ceniza que cayó sobre la nieve en Nueva Zelanda la semana pasada desde mil 900 kilómetros de distancia a través del Mar de Tasmania podría absorber más calor y derretir la nieve más rápido este verano, ya que un desastre climático acelera a otro".

Es grave e increíble que todavía haya personas que piensen que lo que sucede en un lugar no tiene repercusiones expansivas por todo nuestro planeta.

En Melbourne hay más de 100 mil evacuados, las altas temperaturas amenazan con nuevos incendios. El humo de los incendios que afectan Australia llegó este lunes hasta Chile y Argentina, como una nube tenue que recorrió más de doce mil kilómetros. Una vaguada (una depresión barométrica que penetra entre dos zonas de alta presión) habría servido de conducto a la humareda cruzó el Pacífico hasta el continente suramericano, al que llegó este lunes seis de enero.

El cambio climático existe, todos somos parte del problema. Hemos permitido que en aras de enormes ganancias para unos cuantos acaben con nuestro hogar; el gran, bello y mágico planeta azul.

Al ver la hecatombe que se aproxima de seguir como vamos, recordé la férrea defensa que dio Natalio Vázquez Pallares por los bosques de Michoacán, recuerdo cuando me enseñaba cada especie de los árboles que veíamos, me enseñó que los bosques de nuestro estado eran de los más ricos del planeta por su biodiversidad.

Recuerdo las muchas asambleas ejidales a que lo acompañé siendo una niña en la Sierra Oriente, donde les enseñaba a los ejidatarios la importancia de proteger los bosques y explotarlos de manera racional, sin talarlos. Cuidar los bosques es cuidar el agua, cuidarla es cuidar la vida de la comunidad, del país y del planeta, les decía.

Natalio Vázquez Pallares nació el 6 de enero de 1913, en Coalcomán. Nació en plena revolución y fue un revolucionario en toda la extensión de la palabra. Cuando pienso que hoy cumpliría 107 años, me asombra la vigencia de su pensamiento e ideales. Me refiero no solamente a su lucha y defensa por el medio ambiente y los energéticos, sino también a su incansable lucha por la paz, por la autodeterminación de los pueblos, naciones e individuos. A su defensa de la libertad de expresión, me refiero a su convicción de que es mediante el conocimiento que se le logra la verdadera libertad y desarrollo.

Recuerdo su extraordinario trabajo como presidente del Comité Mexicano por la Paz, y vicepresidente del Comité Mundial por la Paz, desde donde libró batallas contra el intervencionismo, la violencia y el armamentismo. Defendió siempre el principio de no intervención y el respeto a la soberanía y autodeterminación de los pueblos.

Cuanta falta hacen mentes brillantes y corazones valientes. La humanidad y el planeta están en un momento crucial de definición de su futuro.

Impera la violencia, la mentira, el odio, el intervencionismo en aras de hacerse de las riquezas energéticas de los países poseedores de estos.

El imperio, hace hasta la imposible por mantener su supremacía a nivel global. No le importa matar a millones de personas, mientras sus arcas se llenen, sus depósitos de petróleo crezcan y tenga todo el poder.

Lo que ocurre a nivel planetario es sumamente grave. Los investigadores y científicos dan la voz de alarma. Ya no hay tiempo, es casi imposible revertir el cambio climático. Lo único que quizás lo revertiría sería plantar millones de árboles.

Sin duda hemos de ser nosotros los ciudadanos del mundo, los que hemos de acabar de una vez por todas con tanto desamor a la humanidad y el planeta. Somos la resistencia.

Sobre el autor
Comentarios
Columnas recientes

Hace 75 años…

Que el miedo no nos paralice…

Todo está unido…

La resistencia…

Yeshúa…

Anhelo de la humanidad…

Tonantzin

Ei tiempo vuela…

Basta de impunidad…

La lucha continua…

Es delito ser antiimperialista…

Tiempos de horror…

Larga y cruenta lucha…

Nada que celebrar…

A flor de piel…

No se olvidan los 43…

Igual pero diferente y único…

Septiembre…

El país que soñamos…

Tiempos de emergencia…

Indignación...

Legados ancestrales…

Verdades incomodas…

Nuestras raíces…

¡Cuánta impunidad!

¿Qué está pasando?...

Educación y conocimiento…

Guerra por el poder…

Impunidad…

Total impunidad…

Enorme deuda de la humanidad…

21 de mayo...

Entre fuegos...

Lo que parece utopía puede hacerse realidad…

Honrémosles…

Nuestra tierra…

Señales contundentes...

Zapata vive…

Agradecimiento…

El 26 de marzo de 1981…

Muchos 18 de marzo…

Diosas…

Claroscuros...

Los desposeídos …

Remembranzas de luchas…

De oído a oído, de corazón a corazón…

Trabajo conjunto….

Entre la luz y la oscuridad…

Oportunidad para un cambio de conciencia…

La importancia de tener petróleo…

Trabajemos por un 2019 pleno…

Grandes desafíos…

Economía del conocimiento…

La dadora de vida…

Hacer realidad los sueños…

Por fin se valorará la historia y la cultura…

¿Buen Fin…?

El agua…

Desplazados por la pobreza e injusticias…

Mictlantecuhtli cierra círculos…

Tierra mía, mi tierra…

Vencer a la desesperanza…

A 526 años…

No se olvida…

Tormentas y enseñanzas de septiembre

México tiembla…

Héroes…

Inoperancia, corrupción e impunidad…

Leer, escribir, pensar, son actos de resistencia...

Ya no es ficción

¿Para qué más armas...?

El 8 de agosto de 1879….

Crímenes sin castigo….

Urge otro tipo de desarrollo…

Sueños que se hacen realidad…

Qué mundo este…

Crónica de un triunfo anhelado…

Tenemos que seguir...

Luz y Oscuridad…

Sin cultura política…

Es cuestión de seguridad nacional…

Porque Nurío…

El amor es la única manera…

21 de mayo…

Fechas memorables…

Desde 1886 para acá…

De interés nacional es saber…

Siria سوريا Sūriya

Mina de oro…

El mejor homenaje es lograr que haya justicia…

Óscar, Natalio y Rafael…

Flores para los grandes hombres…

Aves, flor y canto…

La codicia por el oro y riquezas…

Valorar nuestras raíces ancestrales…

Hagamos historia recuperando este país…

De la luna…

En lo pequeño y en lo cotidiano…

Materia de sobrevivencia y seguridad nacional…

Para prender la luz…

Magia y esperanza…

Sonaja de plata…

Todos somos autodefensas…

Nuestra casa, México…

Dos grandes, un anhelo…

Apuesto por la resistencia y la esperanza…

Recordar el porqué y para qué…

Advertencia a la humanidad…

Hablando del paraíso…

Más allá de la muerte…

A pesar de los pasares…

19 de octubre de 1970…

De despojos e injusticias…

Hemos de aprender…

Los muros hablan…

19 de septiembre de 2017…

Oaxaca no es Miami…

Y seguimos sin hacer nada…

No es ningún secreto…

Claroscuro…

13 de agosto de 1521…

A Emiliano…

¿Dónde quedó la responsabilidad?

Transa redonda…

El volcán que no es volcán…

El 6 de julio tampoco se olvida…

Hasta siempre, Eva…

Ciudadanos trabajando por un mejor país…

Obra de luz…

Parece pesadilla…

Hombres locos…

Por amor al arte…

No se puede matar la verdad…

Día de la Madres…

Motor de la historia

El conocimiento es luz

¿No hay dinero…?

Sobre lo sucedido en Arantepacua

Aprendamos de la historia

Sin concesiones

La desnacionalización

Mujeres

Se desató el capitalismo salvaje…

Hablamos

De lunas, migrantes y mentes luminosas

Queremos que las cosas ya no sean como son

Muros…

¿De verdad creyeron que nos iban a callar?

¿Qué se debió haber hecho?

No hay sueños imposibles