José Padilla Alegre
El derecho y sus glosas
José Ángel, víctima de las instituciones (familia, escuela, sociedad y gobierno)
Lunes 13 de Enero de 2020
A- A A+

En las últimas colaboraciones había estado tratando las bondades de las tecnologías en el derecho; pero en esta ocasión se abordará una faceta negativa de esta ciencia, como lo son los juegos virtuales en la estructura emocional de un adolescente de 11 años y me estoy refiriendo a la tragedia del pasado viernes en Torreón en el Colegio Cervantes de aquella población del Norte del país en donde José Ángel “N” influenciado por un video juego llamado natural selection acribillo y dio muerte a su Maestra e hirió a cinco compañeritos más y a un profesor de educación física; la explicación de este comportamiento no ésta al alcance de mi formación profesional, razón por la que me permití invitar a una profesional, a la Maestra y Perito en Psicología Claudia Elena Padilla Camacho, la que en párrafos subsecuentes explica ese fatal desenlace.

Los encabezados de las notas de comunicación del día 11 de enero dicen: Tiroteo en Torreón México: un estudiante dispara en su escuela y una maestra muerta y 6 heridos; niño dispara contra compañeros y maestra en Torreón; “Hoy es el día” dijo el niño que disparó en el colegio de Torreón; se quitó el uniforme y se vistió para matar en el colegio Cervantes entre muchos más, y ante nuestros ojos una realidad que nos cuestiona como sociedad; el responsable, un niño de 11 años de edad, que es señalado como actor principal.

De forma inmediata la primera manifestación de respuestas que tratan de explicar este suceso se da en tres líneas:

Colegio Cervantes de Torreón
Colegio Cervantes de Torreón
(Foto: Especial)

La primera la influencia de videojuegos. De acuerdo con la investigación realizada por Amnistía Internacional “Haz click y tortura” (2000) los videojuegos violentos generan agresividad entre quienes los utilizan, tanto en el momento del juego como posteriormente. Sin embargo, esto solo nos permite inferir que esos juegos violentos afectan a la niñez sí, pero no lo que motivo a este niño a cometer este hecho.

La segunda línea de respuesta está en relación a los retos de redes sociales, según datos de la Encuesta Nacional sobre Disponibilidad y Uso de Tecnologías de la Información en los Hogares (ENDUTIH) 2017, hay 14.3 millones de niñas, niños y adolescentes de 12 a 17 años que dedican gran parte de su tiempo a navegar por internet, al uso de redes sociales principalmente Facebook (56 por ciento), Instagram (20 por ciento), Snapchat y Twitter (10 por ciento). Hoy lo virtual se ha convertido en parte de la realidad y es imposible negar el acceso a ese mundo a nuestros hijos/as, sin embargo, debemos tener conciencia que colocar a un niño en el mundo virtual; equivale a que un niño de 3 años, camine solo por la calle.

La tercer explicación tiene que ver con el contexto de violencia en la que vivimos, esta violencia normalizada de forma cotidiana, en un sociedad en donde ve como normal que tu vecino se dedique a la delincuencia organizada, que no puedas transitar a determinada hora por determinados lugares porque puedes ser víctima de algún delito, que es normal que los hijos/as no tengan respeto a sus padres porque hoy vivimos en otra época, es normal tener una arma para defenderte, que es mejor no denunciar los delitos porque no te harán casos las autoridades, o por que las autoridades se encuentran coludidas con los criminales, esta violencia llega hasta la célula más pequeña e importante de la sociedad: la familia.

Aunado a lo anterior niñas y niños que crecen con ausencias de padres y madres, según el organismo Encuestas Nacionales de Empleo y Seguridad Social ENNES (2017) el 25 por ciento de los niños y niñas es cuidado por los abuelos; es decir padres y madres que invierten la mayor parte del tiempo en lograr el sustento económico de una familia, que deja vulnerable el desarrollo psicoemocional de la niñez.

De acuerdo con el desarrollo social sostiene Erick Erikson en la etapa de la vejez los adultos mayores necesitan evaluar, sintetizar y aceptar sus vidas para admitir la proximidad de la muerte, en otras palabras, las personas adultas mayores se ocupan de hacer un ejercicio reflexivo de su vida, para lograr aceptar todo aquello que realizaron en su vida como parte de sus metas logradas, este check list los lleva a tomar conciencia, de que el final del camino se acerca. Y al dejar el cuidado de nuestros hijos rompemos su ciclo de vida, pues ellos entran en una dinámica para la cual ya no están preparados ni física, ni cognitiva, ni emocionalmente, aunado a que el trabajo de los abuelos no es el de educar si no el de disfrutar a sus nietos.

Todos las anteriores respuestas por sí solas no fueron determinantes para que José Ángel tomara la decisión de matar a las personas y después suicidarse, lo que motivo a este pequeño proviene de una mezcla de factores que tienen que ver con su historia de vida, lo que implicó para él, la muerte de su madre, estar al cuidado de su abuela así como la ausencia de padre que dicho sea de paso es información de terceros y no de la familia directa, por lo tanto, tendremos que replantear y pensar en José Ángel, como un niño de 11 años víctima de circunstancias de vida que no eligió con instituciones (familia, escuela, sociedad y gobierno) que no atendieron las llamadas de ayuda. Todo adulto que esté involucrado en el desarrollo y formación de un niño, niña y adolescente se convierte en responsable, y los adultos tenemos que acompañarlos tomando en cuenta la edad en la que se encuentran, observo que actualmente se dialoga con ellos sin embargo como adultos existe poca congruencia en nuestra forma de vida.

La congruencia significa ser coincidentes entre el pensar, sentir y actuar, un ejemplo muy claro de la incongruencia en la que vivimos es decirle a los niñas/os cuanto se les ama, pero al mismo tiempo no estar para ellos, y con esto no quiero decir que estar implica las 24 horas del día sino realmente estar para ellos, sin los distractores externos (teléfono, internet, televisión, computadora etcétera) ni los internos (preocupaciones y pendientes).

Hoy José Ángel con tan solo 11 años nos obligó hacer una reflexión a cada uno/a de nosotros, partiendo del grado de culpa que nos hizo sentir este suceso, la realidad que nos pega de frente por ser parte de una sociedad que ha logrado normalizar la violencia hasta el punto de ya ni siquiera reconocerla, cuestionándonos que de seguir por este camino perderemos nuestra parte humana.

El estado tendrá que encontrar la forma de garantizar los derechos de los niños, niñas y adolescentes, no solo colocarlos en una ley -posibilidad- que solo se convierten en realidad en la medida que los menores acuden a los juzgados para hacer efectivos sus derechos -alimentos, convivencia, paternidad, no alienación- y muchos otras batallas legales que hoy libran en tribunales; es decir, que la garantía sea real y efectiva que al estar plasmada en una ley todas las autoridades verdaderamente las observen, el policía, los maestros, las autoridades de todos los niveles y que repito, no sean solo sean una posibilidad. Las escuelas deben involucrar en el proceso formativo a las madres y padres de familia. Como sociedad nuestro trabajo será dejar de sentir culpar y volvernos responsables y como familias construir nuevas formas de relación con nuestras hijas e hijos que rescaten los valores del pasado y consideren los avances del presente.

Finalmente, la invitación para que salgamos de la culpa y nos volvamos responsables, la culpa nos ayuda a identificar el error, pero después de eso es necesaria la responsabilidad, sentir culpa es solo vivir en un flagelo que no cambiará la realidad de muchos niños, niñas y adolescentes. Ser responsable implica tomar acciones para que tragedias como esta no vuelvan a ocurrir, tomemos la responsabilidad que nos corresponde, familia, escuela, sociedad y Estado, para cambiar la realidad que hoy vivimos, porque el cambio si es posible; solo basta con elegirlo.

Sobre el autor
Comentarios
Columnas recientes

La contra reforma penal

José Ángel, víctima de las instituciones (familia, escuela, sociedad y gobierno)

[I]legalidades constitucionales de AMLO

La afirmativa ficta en el Derecho del trabajo

Oralidad y conciliación en el procedimiento contencioso administrativo

El ombusman del estado y su proceso de selección

La educación del Derecho a partir de las TIC´s

Las Tecnologías de la Información y de la Comunicación en el Derecho

Libertad de conciencia

El problema del silencio de las leyes

La apelación administrativa

EL ESTRES LABORAL

LA RESPONSABILIDAD PENAL DE LAS EMPRESAS

La comisión intersecretarial en materia migratoria

EL JUICIO EN LINEA, EN EL TRIBUNAL DE JUSTICIA ADMINISTRATIVA

LA ORDEN DE APREHENSION, EN EL SISTEMA PENAL ACUSATORIO

Dos retos, en la implementación de la reforma laboral

La prisión preventiva justificada

Aguanta Rosario o el sistema penal contra el sistema político

De la "Quina" a Romero Deschamps o el huachicole sindical

Los muertos de AMLO

La seguridad social, su procedimiento para hacerla efectiva

Las acciones de inconstitucionalidad

AMLO Y EL TRIBUNAL ELECTORAL FEDERAL

AMLO, presidente

El Sistema Estatal Anticorrupción, en perspectiva

La conciliación en el procedimiento burocrático

El aeropuerto y su consulta

DEL 68 AL 2018

Las reformas a la ley burocrática del estado

15 de septiembre y Ayotzinapa

Clausula de exclusión y no discriminación

El municipio libre

El Artículo 143 y sus transitorios

Derecho ambiental y el litigio estratégico

Desistimiento penal, no absolución

El derecho y sus glosas, la huelga del STAOOAPAS

Triunfo y propuesta

Los principios procesales en el procedimiento administrativo de responsabilidades

La Constitución, su función reglamentaria

Presunción de inocencia y derecho a la información

La sucesión laboral

La sucesión agraria

El liberalismo económico, un rostro

La sucesión legítima, un caso de discriminación

Las mujeres y su empoderamiento

Conflictos políticos entre poderes

Justicia partidaria o juicio de derechos del ciudadano

Diez años de justicia administrativa

Delitos especiales

El órgano interno de control

El secretario técnico del Sistema Estatal Anticorrupción

Dos instituciones agrarias

Doble maternidad

Amicus Curiae

La nueva trampa de la detención

La reedición del outsourcing

La seguridad social su procedimiento

La separación como medida de protección

La Ley de Fiscalización de Michoacán

La Ley Orgánica de la Administración Pública y el sistema de control interno

La Procuraduría de Justicia y el Sistema Anticorrupción

El Código Administrativo, su adecuación

Delitos de corrupción en Michoacán

Candidaturas independientes contra partidistas

EL DERECHO Y SUS GLOSAS

Ley Estatal de Responsabilidades Administrativas

Ley Estatal de Responsabilidades Administrativas

Ley Estatal Anticorrupción

Ley Estatal Anticorrupción

El ilegal paro de labores y toma en la UMSNH

La reglamentación constitucional

El juicio oral familiar, comentarios

Polémica judicial

El fraude procesal

La carpeta azul y la fuerza coercitiva del Estado

El derecho al honor, criterios de la Corte

El derecho económico, tres problemas

Reforma electoral

El caso Miranda y la ilegalidad de las detenciones

Derecho de réplica

Derechos humanos, su origen

El Tribunal “burocrático”, su presidente

Seguro contra la responsabilidad

Seguro la ley agraria y el derecho privado

La codificacion laboral

El debido proceso, dos criterios

La suspensión en el amparo y en otros procedimientos

La orfandad laboral burocrática

La nueva justicia laboral

Ley de Fiscalización y Ley Orgánica de la Administración Pública

Ley de la fiscalía general de la República

El Código Penal y la corrupción

Ley del Tribunal Federal de Justicia Administrativa

La Ley de Responsabilidades

La Ley de Responsabilidades

La Ley de Responsabilidades

La ley anticorrupción

El sistema anticorrupción en el estado

La oralidad en 2017

A propósito de los relevos sindicales en la Universidad

Las medidas cautelares en la Ley Federal del Trabajo, una vista retrospectiva

Delitos electorales

Elección sin candidatos independientes o candidatos sin partido

La huelga de puertas abiertas

El proceso de Cristo y los derechos humanos

El proceso de Cristo y los derechos humanos

El proceso de Cristo y los derechos humanos

El juicio arbitral o la justicia privada

La vigencia del nuevo Sistema de Justicia Penal en nuestro estado

La ineptitud, el Estado de Derecho y su costo social

La Comisión Estatal de Derechos Humanos y su falta de coercitividad

Los conflictos sobre seguridad social

A 98 años de la Constitución de 1917

Los litigantes

La jurisdicción

El seguro de riesgos de trabajo

El proyecto, en la investigación jurídica

La metodología en los estudios de Derecho

Los estudios de derecho y su práctica

Los derechos notarial y registral, y la escritura pública

El Tribunal de Justicia Administrativa del Estado de Michoacán de Ocampo

El derecho a la democracia y las candidaturas independientes

El derecho al olvido, el Internet y las redes sociales

La vivienda, la seguridad social y el Infonavit

La Ley Federal de Consulta Popular

En los albores de la reforma penal

Los derechos humanos y los grupos vulnerables

La extradición, la pena de muerte y el derecho internacional público Tercera parte

La extradición, la pena de muerte y el derecho internacional público Segunda parte

La extradición, la pena de muerte y el derecho internacional público

El contrato de mutuo con interés, el pagaré, la usura y la Corte

El amparo y su falta de regulación en materia agraria

El derecho deportivo y el futbol profesional en México

El comisionado Castillo, las leyes y las reglas de etiqueta

El nuevo juicio de amparo y la huelga del STASPE

Los derechos humanos a tres años de su implementación

Los derechos de los niños y el bullying

Las razones diversas, en las sentencias penales

Daños colaterales de la delincuencia organizada en el derecho

La huelga del STASPE, el oportuno derecho a la defensa y el control de convencionalidad