Gerardo A. Herrera Pérez
Debatamos Michoacán
Presea derechos humanos.
Miércoles 22 de Enero de 2020
A- A A+

La Presea Michoacán al Mérito de los Derechos Humanos, fue aprobado por el Consejo Ciudadano de la Comisión Estatal de los Derechos Humanos y publicado en el Periódico del Estado en el 2012, desde entonces han pasado ya varios recipiendarios a recibir este reconocimiento que valida y legitima el trabajo que se realiza a favor de la promoción, respeto y de la protección de los derechos humanos desde las organizaciones de la sociedad civil, desde los defensores de los derechos humanos.

El primer recipiendario de este importante reconocimiento fue Gerardo A. Herrera Pérez, y así han sido reconocidos Jean Cadet Odimba, José Manuel Ramírez Rojas (posmorten), Florencio Ubaldo Muñoz, Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo, Casa Mazot, Luis Ventura de la Rosa, y ahora la organización Uno en Voluntad, A.C. presidida por la señora Carmen Oregel Aldaco.

Michoacán al igual que muchas entidades federativas viven problemas en la violación de los derechos humanos, hace años se continúa trabajando para evitar los problemas de inseguridad, de pobreza, de desigualdad social, de impunidad, de corrupción, que son los problemas que en el día a día las familias sienten y viven.

Derivado de estos fenómenos sociales se continúan registrando de manera permanente decesos, pobreza, desigualdad social, que no solo dañan la vida de una persona, sino el entorno de una familia, de una pareja, de los hijos.

Acercar a las necesidades de la población para responder a sus expectativas derivado de las violaciones a los derechos humanos se constituye como una obligación del Órgano Autónomo de Derechos Humanos.
Sin embargo y en términos de coordinación y colaboración en estas tareas, la Comisión Estatal de los Derechos Humanos tienen sus aliados, son las organizaciones de la sociedad civil, así como los defensores de los derechos humanos.

Cada vez que hablamos acerca de los problemas por lo que atraviesa la sociedad michoacana, hablamos de temas que nos siguen doliendo, porque están vinculadas a la seguridad humana, porque están relacionadas con la salud, con la educación, con el suministro de agua, con cuestiones de personas privadas de su libertad.

Hoy resuena en nuestra conciencia los conceptos de sororidad, de resilencia, de vivir el duelo, de coadyuvancia, de apoyo, de impulso a la espiritualidad, así como de cultura de los derechos humanos, cultura de la paz y la convivencia social.

Comisión Estatal de los Derechos Humanos tienen sus aliados, son las organizaciones de la sociedad civil, así como los defensores de los derechos humanos.
Comisión Estatal de los Derechos Humanos tienen sus aliados, son las organizaciones de la sociedad civil, así como los defensores de los derechos humanos.
(Foto: Especial)

Uno en Voluntad, A.C., se ha convertido en un gran aliado de los miembros de la sociedad, ha impulsado tareas básicas de apoyo para aquellas familias y miembros cercanos que han perdido a un ser querido, a un familiar.

Uno en Voluntad ha generado las condiciones para enseñar a las familias y sobre todos a los menores de edad ha no decepcionarse por la vida y a guardar rencores, los ha ayudado a comprender su realidad, a vivir amando la vida, a respetar al otro y a trabajar en horizontalidad, es decir a vivir el duelo y a ser resilientes.

El trabajo se realiza en equipo, en la fundamentación de valores, de principios y de virtudes sociales.

Uno en Voluntad se ha constituido en una voz que reclama justicia, que demanda respeto a los derechos humanos; se ha convertido en el pulso del sentir de la sociedad que vive el dolor de perder a sus seres amados, hoy Carmen Orgel es esa voz que expresa compromiso, respeto y generosidad frente al otro, aquel que no tiene quien le escuche, aquel que en su condición humana no tiene voz, no tiene poder y su cuerpo no genera valor.

Hablar de Carmen Oregel no es hacerlo desde el presente, no, hablar de ella nos remite a tres décadas de trabajo permanente y continuo a favor de los grupos en condiciones de vulnerabilidad.
Carmen, como le gusta que le llamen, es una mujer mexicana, que al igual que muchas otras mujeres comparte distintos roles: madre, hija, esposa, amiga y activista.

Me llena de emoción cuando la escucho decir en el Roble, que es su casa: “Voy a dejar este mundo mejor de cómo lo encontré y haré que valga la pena vivir”, le queda claro que lo importante en este mundo es la vida.
Carmen posee una gran energía, no solo física, sino espiritual, ella está llena de vitalidad, es dinámica, y su causa: la vida, la salud, el agua, la educación, la igualdad y no discriminación, mujeres en condición de privación de su libertad, seguridad y la protección es el motor que mueve su humanidad.

Desde muy joven supo que su interés por la sociedad solo se legitimaba trabajando y colaborando con los grupos en condiciones de vulnerabilidad por ello trabajo de manera altruista y voluntaria con la Cruz Roja Mexicana, brindo apoyo en momentos difíciles y contra desastres naturales, lo hizo en distintas latitudes, remitiendo apoyos humanitarios en beneficio de los más desprotegidos.
Carmen no ha perdido la fe, ni la espiritualidad, tampoco los valores y principios éticos y morales que la hacen ser una mujer honesta e integra. Carmen constituye un acicate para la mujer moderna, para aquella mujer que se fortalece.

Carmen, viene de procesos que le han devastado su cuerpo y el alma, al perder a dos integrantes de su familia, pero predica con el ejemplo, enseña con sus valores, Carmen expresa que “Siempre hay un camino, cuando la fuerza viene del corazón”, y lo es, porque hoy arranca su energía del fondo de su compromiso, y aquí esta, libre, independiente, con voz, con poder y con el valor que como persona se ha ganado en el ejercicio de la lucha social.

Sobre el autor
Comentarios
Columnas recientes

Valores de la niñez en Apatzingán

Lengua de señas mexicana e inclusión

Debatamos Michoacán: Preescolar y los valores.

Presea derechos humanos.

Atención de conflictos

Igualdad formal y lucha por la igualdad real (2/2)

Igualdad formal y lucha por la igualdad real

71 años

Cuenta cuentos y la paz.

Sabiduría y quiropráctica

Debatamos Michoacán: Vaqueros

Comunidad y desarrollo sostenible

Prevención

Tlalpujahua

Educación cívica

Día nacional y estatal contra la discriminación

Uruapan con cohesión social

Tolerancia y respeto

Los bachilleres de Cuitzeo

Paz y reconciliación

Conocer el conocimiento

Apatzingán y lo transdisciplinario

Seguridad humana con cultura y deporte

Humano

Las y los pescadores

Los saberes: ¿cuántos, cuáles?

Apatzingán

Naturaleza y vida

Cuenteras internacionales en LC

Ecoconciencia

Descolonizar para avanzar 3/3

Descolonizar para avanzar 2/3

Descolonizar para avanzar 1/3

Humanismo en el arte visual

Formar para la vida

Nuevo pacto civilizatorio y planetario

El valor de amar

Contradicciones

Lo líquido e inmediato

Lo glocal

Ecoformación y ecopedagogía (2 parte)

Ecoformación y ecopadagogía

Mujeres que construyen

Trabajo sexual de hombres

Educación superior con paz

Supervivencia y ética

Masculinidades en zonas de riesgo

Las tres ecologías, parte 2/2

Las tres ecologías parte 1/2

Trata de personas

Qué es ser humano

Tortugas marinas

Pensar en los derechos humanos

Mujeres de acero

Resiliencia, frente a un camino de violencia

La alfabetización ecológica (3/3 partes)

La alfabetización ecológica (2/3 partes)

Debatamos Michoacán, Alfabetización ecológica

Cohesión social y violencia

Sin discriminación

Los valores compartidos

Violencia intrafamiliar

Encuentro de neuronas y el buen vivir

Masculinidad y violencia rural

Debatamos Michoacán: Masculinidad y violencia rural

Debatamos Michoacán: Masculinidad y violencia rural

Los cabildos no discriminan

Adultos mayores

Paz

Debatamos Michoacán: Ferias y desfiles.

El ciclista

Ser joven

Pacto mundial para una migracion segura, regular y ordenada

Debatamos Michoacán: Nuevo discurso

Desarrollo y Agenda 2030

1968-2018, 50 años

Mujeres contra la opresión

Amnistía Internacional

Prevención en redes sociales

Evalúan los derechos humanos

Cultura y arte contra la violencia

Neuronas para el desarrollo socio cultural

Lázaro Cárdenas convive

Construyendo la convivencia en Tungareo

Convivencia escolar

Tolerancia 2018

Posmodernidad y reproducción

VIH, sociedad civil y lo legislativo

Discapacidad en Cuitzeo y Santa Ana Maya

Ley de Seguridad Interior

Duele la violencia contra la mujer

Derechos políticos de la diversidad sexual

Baños todo género

Talla baja

Baston blanco

Las tecnologías de la información y la comunicación

Afrodescendientes mexicanos

Violencia obstétrica

Agenda LGBTTTI

La agenda de la población LGBTTTI

Violencia por prejuicio LGBTTTI

100 años de ser mujer

100 años de ser mujer

100 años de ser mujer

Sistema nacional antidiscriminatorio

Dignidad humana

Mercancía humana

Trabajo doméstico

Grupos vulnerados

Transexualidad

XLVII Asamblea de la OEA

Orgullo gay 2017

Orgullo o dignidad

Población afrodescendiente

Sistema Nacional de Protección Integral

Migración y derechos humanos, una nueva mirada

Diversidad cultural

Conflictos de pareja

Comunidad trans

Tortura

Transexualidad, transgeneridad y travestismo

Masculinidades, misoginia y machísimo

Cuidado y corresponsabilidad

Afrodescendientes invisibles

Galardón Jiquilpan

Tortura y tratos degradantes

Por la dignidad humana

Cultura de la paz

Educación y género

Discriminación a trans

Jurisprudencia 8/217

Cautiverio

La era Trump y lo diverso

Museo Béjar de Jiquilpan

Elegir

Retos 2017

Debatamos Michoacán: 2017

Diversidad sexual de 2016 a 2017

VIH/2030

Discapacidad

A 33 años del VIH

Identidad de vaquero

Personas jóvenes de Uruapan

Comisión de Puntos Constitucionales

La diversidad somos todos

Derechos humanos en la educación

Construcción de conciencia social

Debatamos Michoacán

Paz

A 40 años de la agenda gay