Columba Arias Solís
Terrorismo y crimen de odio
Viernes 17 de Junio de 2016
A- A A+

La masacre perpetrada en una discoteca en Orlando, Florida, donde murieron 49 personas y 53 más resultaron heridas, ha conmocionado profundamente a sectores de la sociedad en diferentes países por la pérdida de vidas, desde luego, pero también por la doble motivación atrás de este hecho de barbarie cometido por un joven estadounidense de origen afgano quien ingresó al centro nocturno disparando un fusil de asalto y una pistola.

Diversos analistas consideran que es un acto terrorista debido a la filiación yihadista de Omar Seddique, quien juró lealtad al grupo terrorista autodenominado Estado Islámico, el cual ha sembrado dolor y muerte en diferentes partes del mundo con los atentados realizados tanto en París, Bruselas, Ankara, Estambul, Yakarta, como en poblaciones de Libia, Paquistán, Nigeria y otros lugares, así como los ataques permanentes en Iraq y Siria, que han causado la muerte a centenas de personas sólo en los finales del pasado año y en los meses que han transcurrido de éste.

Es también un crimen de odio, toda vez que el responsable de la matanza de la discoteca Pulse, en Orlando, planeó premeditadamente asestar el golpe contra la comunidad gay. Hay constancia de que estuvo visitando varios lugares de diversión a lo largo del presente año en la ciudad de Orlando, e incluso habría utilizado una aplicación para conocer personas homosexuales, por lo que el ataque al referido club no fue una casualidad, sino que el terrorista eligió precisamente al lugar que sabía que era frecuentado por integrantes de la comunidad gay y que él mismo, según señalaron testigos, había visitado en varias ocasiones, y evidentemente su objetivo criminal fue la comunidad LGTB.

Es un contrasentido que el gobierno de Estados Unidos haga llamados de alerta a sus ciudadanos para que no visiten determinadas ciudades y países por los hechos de violencia acontecidos en determinadas poblaciones, como ya ha ocurrido a lo largo de los años con ciertas entidades de la República Mexicana y recientemente con Europa a causa de posibles atentados terroristas, y sin embargo, descuidan a los enemigos emboscados en su propia casa, donde además les facilitan la adquisición de armas de alto poder, puesto que es sabido que cualquier persona puede adquirir el arma más sofisticada con la misma facilidad que un refresco de soda.

Es un grave problema en Estados Unidos la compra de armas
Es un grave problema en Estados Unidos la compra de armas
(Foto: TAVO)

¿Cómo es posible que el perpetrador que ya era sospechoso por sus conexiones con uno de los terroristas de origen estadounidense que se inmolara en un atentado en Siria hubiera sido vigilado por el FBI, y sin embargo se le permitiera la compra de las armas con las que atacaría la discoteca?

Es un grave problema en Estados Unidos la compra de armas a diestra y siniestra, lo que ha propiciado una serie de ataques armados en diversos centros educativos causando decenas de muertos y heridos, y sin embargo todos los intentos por controlar la compra y tenencia de armas son frenados por los poderosísimos intereses de los fabricantes y la oposición de la influyente organización de aquel país denominada Los Amigos del Rifle.

Esa organización financiadora de campañas políticas y que por lo mismo, cuenta con protectores en el Congreso estadounidense, ha mostrado su abierta simpatía por Donald Trump, a quien el desgraciado hecho de Orlando le ha dado renovados bríos para reforzar su discurso antiinmigrante, prometiendo que si llega a la Presidencia suspenderá la inmigración de ciertos países, claro, además de la de los mexicanos que, como ya se ha cansado de decirlo, les levantará el muro de contención que según Trump habrán además de pagar los propios mexicanos.

Muchos casos lamentables que han dejado múltiples víctimas inocentes se han cometido y se siguen cometiendo al amparo de una enmienda constitucional aprobada en el año de 1791, que en los Estados Unidos permite la portación de armas para la defensa propia para repeler invasiones y suprimir insurrecciones sin que haya sido modificada dicha enmienda a lo largo de más de dos siglos. ¿Cuántos más muertos requerirán los congresistas estadounidenses para hacer las modificaciones necesarias a la antiquísima norma para controlar la venta de armas?

Ese ataque es también considerado la mayor masacre contra la comunidad gay, lésbica, bisexual y transexual (LGBT) en aquel país, donde no obstante las conquistas logradas por esa comunidad y el apoyo de los estadounidenses a la igualdad de derechos, más del 20 por ciento de los crímenes de odio cometidos cada año en Estados Unidos están motivados por la orientación sexual de las víctimas, y en el caso del estado de Florida, el porcentaje se eleva al 22 por ciento, lo que hace al colectivo LGBT la comunidad más vulnerable.

Detrás de la masacre de Orlando, un dúo de espanto: el terrorismo y la homofobia han evidenciado la falta de seguridad en uno de los países más poderosos del mundo.

Sobre el autor
PENDIENTE
Comentarios
Columnas recientes

La otra migración

Incertidumbre

Los que no quisieron la paz

La corrupción, ¿somos todos?

El debate de los vecinos

Constituyente para la Ciudad de México

El testamento

La invitación a Trump, ¿para qué?

Plagio y evaluación académica

Malos resultados

La campaña del odio en Estados Unidos

Disculpas tardías

Blindaje a la corrupción

Encuentro con un populista

Infancia sin futuro

Oaxaca, a diez años

Terrorismo y crimen de odio

Elecciones

¿Y las leyes anticorrupción?

Las desapariciones forzadas

Impunidad

Transparencia pública

El informe del GIEI y la verdad oficial

Las fotomultas

Control y vigilancia de los recursos públicos

La Cuenta Pública

Sin razones

La fuerza de las mujeres

El papel de las contralorías

Estados, en la opacidad y la impunidad

Las palabras de Francisco

Corrupción, gobierno y sociedad, segunda parte

Corrupción, gobierno y sociedad Primera parte

El estado 32

Preocupaciones

Subir la cuesta

Nuestros derechos

El derecho de réplica

Diez años del Coneval

Una reforma importante

En la barbarie

Linchamientos

Nombramientos en la Suprema Corte

¿Una rectora para la UNAM?

Las mujeres y el voto

Insatisfacción social

Populismo

Reforma frustrada

De las cualidades para gobernar

Demostración de fuerza

Acoger a migrantes

Informes

Los resultados de la izquierda

Integrando gabinete de gobierno

El monopolio de la riqueza, última parte

El monopolio de la riqueza, primera parte

Oaxaca, la corresponsabilidad

Reforma a la Ley del Notariado

Michoacán, gobernabilidad, autodefensas

La administración que viene

Luego de las elecciones

Los efectos del voto nulo

Las encuestas electorales

Campañas negras

Acceder a la información

Promesas y recursos públicos

Contra la tortura

La ideología del pragmatismo

Las mujeres en política

Las mujeres en política

Desconfianza en las instituciones

Irregularidades

Nombramiento cuestionado

Decepción ciudadana

¿Para qué el gobierno?

Candidaturas imposibles

Los derechos humanos

Los derechos humanos

Inseguridad sin fronteras

Inseguridad sin fronteras Primera parte

La extensión del mal

En llamas

Guerrero ¿Un Estado fallido?

Iguala, desde la barbarie

Bajo fuego

Responsabilidades

¿Consejeros independientes?

De futbol

Informe del futuro

Memorias y desmemorias

Una tragedia humanitaria

Ahora el ébola

¿Qué sucedió con Oceanografía?

México y la migración centroamericana

La tragedia de la migración infantil

El tercer gobernador

Contra el acoso escolar

El caso Oceanografía

La violencia infantil

Los bonos del escándalo

Acto de barbarie

El derecho a opinar, preguntar y cuestionar a los gobernantes

Malas noticias

Partidos en conflicto

Partidos en conflicto (primera parte)

¿Un comisionado para el Estado de México?

La ruta del Instituto Nacional Electoral

Pensión Universal y Seguro de Desempleo

Complicidades

Corrupción y fraude en las alturas

Corresponsabilidad

Corresponsabilidad

Corresponsabilidad

De los cuerpos de defensas rurales a las autodefensas

Estrategia nacional antisecuestro

Una reforma notarial

Otro acuerdo

Los veinte años del EZLN

Una mujer para Chile

Mala educación, pobreza y corrupción

Los medios de comunicación ayer y hoy

Los medios de comunicación ayer y hoy

Los medios de comunicación ayer y hoy

Faltas al debido proceso

¿Cómo quedó la Reforma Fiscal?

¿El INE en lugar del IFE?

Sesenta años

Diferendo político

Las reformas estructurales

Cambios en la propuesta fiscal

Los recursos del Fonden

La ley sobre el derecho de réplica

Reforma insatisfactoria

Actividades vulnerables

Actividades vulnerables

Actividades vulnerables

El fallo liberador

El caso Salinas

Nueva licencia

Sin cultura democrática

Pemex, el objeto del deseo (última parte)

Pemex, el objeto del deseo

La oposición política

La oposición política

La oposición política (primera parte)

Pobres pero ¿felices?

Desaparición de poderes

Desde la ciudadanía

Obama en México

Desconfianza en la Cruzada