Rafael Mendoza Castillo
El poder de dominación y la Reforma Educativa
Lunes 20 de Junio de 2016
A- A A+

La Reforma Educativa de Aurelio Nuño, como representante del sistema social actual, es un símbolo que encubre las contradicciones del mundo real.
La Reforma Educativa de Aurelio Nuño, como representante del sistema social actual, es un símbolo que encubre las contradicciones del mundo real.
(Foto: Archivo)

El poder de dominación impone su voluntad al otro por medio de la fuerza, ya sea policiaca o militar, o también a través de la mentira o la ficción. Lo que los voceros mediáticos del régimen político llamaron el pasado 5 de junio “la fiesta de la democracia”, es un nombre que enmascara las contradicciones reales de la vida social. Dicho evento electoral es un engaño porque no es cierto que los ciudadanos, las personas, elijan a sus representantes, dado que los candidatos ya han sido electos por la burocracia partidista.

Lo anterior es muy parecido a la falsa sensación que siente alguien cuando asiste a un supermercado y se imagina que elige sus objetos, pero resulta que éstos ya están ahí propuestos. Los mecanismos que reproducen al sistema mundo- capitalista o neoliberal, como la partidocracia, la democracia liberal representativa, las elecciones, los independientes, son objetos fetiche que duplican, en el campo de lo imaginario, los verdaderos objetos reales, esto es la acumulación de capital en la clase política y oligárquica.

A la opinión que se produce desde las industrias culturales como la televisión comercial, la radio, prensa escrita, cine, no le importa la verdad, sino que la gente consuma no sólo objetos, sino procesos electorales, mismos que entran a formar parte del mercado, espacio éste donde la empresa privada reproduce la rentabilidad y la competitividad. La Reforma Educativa que hoy se impone al sistema educativo, a la sociedad, se inscribe en los procesos de mercantilización empujados por la globalización o mundialización económica. El gobierno actual ya no protege a la educación, la ciencia, la cultura, sino que cuida que el capital se acumule infinitamente. Por eso no ven ni oyen.

Así, la Reforma Educativa es un objeto duplicado. En el imaginario de la clase en el poder se pretende dejar en manos de los empresarios la educación pública. Ante la opinión pública se construyen dos fetiches: la evaluación y la calidad. Esos fetiches están vacíos, se convierten en medios para golpear y quitar conquistas y derechos a los trabajadores de la educación. La subjetividad, el voluntarismo, atrapa la mente del amo de la SEP y lo aleja de la realidad, lugar donde están las contradicciones verdaderas. El amo sigue soñando.

Lo educativo, que acompaña a la reforma de Aurelio Nuño, es un ente ficticio para que la gente lo consuma, es un brillo; no es el objeto real, es la máscara. Lo que él quiere es otra cosa: cumplir con las ideas y mandatos culturales de la OCDE. Los asaltantes del poder en México son correas de transmisión de los intereses privados de las corporaciones económicas mundiales. A éstas sí les cumplen, al pueblo no.

La Reforma Educativa de Aurelio Nuño, como representante del sistema social actual, es un símbolo que encubre las contradicciones del mundo real. Su “yo narciso” y su servilismo son el fundamento de su verdad. Desde ahí mata y destruye. Para él no hay mediaciones y menos diálogo con el otro, con el que piensa diferente.

El poder actual ha cancelado las mediaciones entre lo real, la conciencia y la acción. Existe una desvinculación en los tres momentos: en el que se privilegia la subjetividad, la verdad única, pensamiento único, la voluntad de poder y desde ahí se desconoce lo que sucede en lo real y la acción humana. El subjetivismo, el objetivismo y el practicismo fragmentan la verdad. Para el amo de la SEP el primero es lo que vale La Reforma Educativa se sustituye por el símbolo, cuya función es conservar el mundo del capital y sus ganancias aceleradas.

La Reforma Educativa de Aurelio Nuño no se fundamenta en una razón crítica, reflexiva, que diera entrada al otro, sino en una voluntad de poder que no es principio, orden, condición; por consiguiente, se trasmuta en cálculo de medios y fines. A Aurelio Nuño le importa el resultado, destruir a la CNTE, encarcelar a sus líderes y a quienes se opongan a sus reformas. Ni la evaluación ni la calidad tienen contenidos ni son principios, pero sí medios para reprimir la disidencia.

Las políticas neoliberales se fundamentan en reglas que acumulen capital en la oligarquía. No tienen a la razón crítica o reflexiva como su fundamento, sino al cálculo, el resultado, la rentabilidad, la competitividad como sus ideas directrices, como medios sustentados en la voluntad, la emoción, el sentimiento; de ahí la insistencia de Nuño Mayer de no dejar a los niños sin clases. En el nombre de este sentimiento oculta el interés de los grandes empresarios. Con emociones y sentimientos no se comprende ni se cambia el mundo socio-histórico.

El sentido de la Reforma Educativa del sistema y régimen político que hoy impone el poder de explotación, a sangre y fuego, se sustenta también en un irracionalismo, que se manifiesta en un subjetivismo monádico, sin ventanas ni puertas, esférico, sin fisuras, autoritario, de consenso único y sin objetos, sin contradicciones de la realidad. Además no ven la multiculturalidad de la nación, sino la construcción de una ideología homogeneizadora e integradora de las conciencias para servir al capital y su crecimiento desbocado.

Pobres de nosotros si miramos a la evaluación y la calidad como principios, condiciones de posibilidad, constitucionales, cuando no lo son. Aquellos son símbolos convertidos en medio, en cálculo, fetiche, ficción, que encubren y cancelan las determinaciones (límites), las mediaciones con la vida, la conciencia y la práctica humana.

Como la mirada de la Reforma Educativa de Aurelio Nuño carece de pensamiento crítico, disruptivo, no puede verse a sí misma, no existe autocrítica, no ve lo nuevo, sólo reitera lo que existe. Su mirada se funda en la voluntad de poder, en lo policiaco, militar, empresarial, en lo irracional; no ve ni oye otras voces, otras razones. Otro mundo es posible.

Sobre el autor
1974-1993 Profesor de Lógica, Historia de las Doctrinas Filosóficas y Ética en la Escuela Preparatoria “José Ma. Morelos y Pavón” , de la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo, Morelia, Mich. 1977 Profesor de Filosofía de la Educación en la Escuela de Filosofía de la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo, Morelia, Mich. 1990-1993 Asesor de la Maestría en Psicología de la Educación en el Instituto Michoacano de Ciencias de la Educación “José María Morelos”. 1993-2000 Coordinador de la Maestría en Sociología en el Instituto Michoacano de Ciencias de la Educación “José Ma. Morelos”. 1980 Asesor del Departamento de Evaluación de la Delegación general de la S.E.P., Morelia, Mich.
Comentarios
Columnas recientes

Razones para una nueva política educativa

El pensamiento crítico

Pablo González Casanova y las ciencias sociales

La oligarquía financiera no quiere dejar el poder

Lo que ocultan las campañas políticas

Campañas políticas, subjetividad e intelecuales

Ética y política con fundamentos, con principios

Campañas políticas, el capital y la dominación

El discurso tecnocrático oculta el despojo de la nación

El tiempo y el espacio como negocio

La lucha teórica y política por la educación

El neoliberalismo produce relaciones de explotación

El feminismo es un humanismo

Lo que sucede cuando la crítica y la participación se ausentan

La batalla teórica y política del normalismo

El Estado al servicio del capital

Las instituciones al servicio del neoliberalismo

Instituciones y presupuestos discrecionales

Ideas para liberar lo educativo

El lenguaje público como derecho humano

El poder, el valor y el capital

El contenido de lo educativo no es neutral

Transformemos al capitalismo corporativo y sus instituciones

¿Quién lleva las riendas en el país?

La infancia en el neoliberalismo

Las instituciones al servicio del proyecto de pocos

Pensar en la muerte es pensar en la vida humana

El poder y los fines de la educación

Estado laico e Iglesia católica

Necesidad de conciencia crítica y de sujeto

El neoliberalismo y la doctrina del shock

Modernidad, ¿para quién?

Se privatiza el contenido público de la política

Política, imaginario y educación

La vuelta al yo y la muerte del otro

Investigación educativa, poder y cultura

Relación pedagógica en la política y la cultura

La intimidad de lo educativo

Felicidad y bienestar, ¿para quién?

El sujeto de la educación y la profesionalización

Es necesario detener el neoliberalismo depredador

Racionalidad instrumental y transparencia

Conflicto entre la seguridad y la libertad

El poder del capital vigila y castiga

La memoria histórica amenazada

Democracia liberal, poder y verdad

La veda electoral se sustituye por la noticia

Sindicalismo y neoliberalismo en la UMSNH

Los riesgos de la escritura, la lectura y el pensar

15 de mayo y la lucha sigue

Violencia y pobreza contra la niñez mexicana

La impunidad y la corrupción como espectáculo

La lucha entre lo pesado y lo ligero

Estado, poder y oligarquía

El poder domina y produce fantasías

La libertad, ¿para qué y para quién?

Reforma en la UMSNH y el solitario de Rectoría

Reforma integral en la UMSNH o nada

Reforma en la UMSNH, ¿para qué?

El coro, la moral y la educación

Izquierda y derecha, ¿para qué?

La lucha entre la verdad y la post-verdad

Lucha política y crisis de identidad

La dignidad es un principio, no es un medio

No está en la mochila, sino en el sistema neoliberal

El capitalismo corporativo despoja a la nación

Construir una nueva formación social

Modificar el artículo 29 y suspender garantías

Capitalismo, Consumo y Emociones

Ética crítica y educación liberadora

Globalización y sindicalismo en la UMSNH

Palabras que engañan y mienten

La lucha entre lo reiterativo y lo disruptivo

Trump y la unidad de la oligarquía mexicana

Bloqueo histórico e individualismo obsesivo

El malestar de la vida y la muerte

Pensamiento político de Lázaro Cárdenas del RíoPensamiento político de Lázaro Cárdenas del Río

El poder de explotación y el otro

Los enemigos de la praxis de la liberación

2 de octubre y Ayotzinapa no se olvidan

La relación de poder en la UMSNH

La lógica del capital y la política

El Estado laico y la Iglesia católica

Trilogía de la oligarquía financiera

El neoliberalismo y la causa de los niños

Pensamiento crítico y moralidad

Ética y educación emancipadoras

El poder de explotación y la educación

Lo imaginario y el capital

La ética disruptiva y la educación

Pensar la educación y la pedagogía

El poder de explotación y la educación

El poder autoritario y lo social

El capitalismo corporativo y lo público

El poder de dominación y la Reforma Educativa

Razón ficticia y democracia representativa

El pensamiento único del prianismo

Política y educación, ¿para qué?

La política también se corrompe

La autonomía del saber, ¿para qué?

Pactos, ¿para qué?

La relación de explotación y la infancia

La UMSNH y su autonomía

Escribir, ¿para qué?

Del Estado de excepción al Estado de rebelión

Reforma, jubilación y pensión en la UMSNH

El normalismo: defensa teórica y política

El normalismo: defensa teórica y política

El capitalismo destruye lo humano y la naturaleza

SPUM, universidad y neoliberalismo

Opción a la educación crítica

Reflexiones sobre la visita del Papa Francisco

Reflexiones sobre la visita del Papa Francisco

La acumulación de capital en pocos

La desconfianza y el desánimo

Neoliberalismo, corrupción y narcotráfico

Reflexiones sobre el orden sexual

Necesidad de la pregunta y necesidad de conciencia

Ante el autoritarismo, la razón y el argumento

La formación es de naturaleza política

El derecho del orden de Aurelio Nuño Mayer

Evaluar para individualizar y normalizar

Las Normales y el pensamiento único

Poder, vida y muerte

El poder, el diálogo y el nuevo comienzo

Las Normales y el gerente de la SEP

Las Normales y el autoritarismo (Primera parte)

La privatización de lo público

El Papa Francisco y la Iglesia católica

El diálogo como mecanismo administrativo

Las tribus del SPUM

Los retos del “nuevo comienzo” Segunda parte y última

Los retos del “nuevo comienzo” (primera parte)

Reforma Educativa de excepcionalidad

La minoría gobierna a la mayoría

Liberalismo, autoritarismo y centralismo

Escribir y pensar sobre el poder de explotación

Lucha entre la identidad y el sujeto

El malestar en la infancia

El poder, la sexualidad y lo femenino

Salvador Jara Guerrero y el Estado de excepción

Salvador Jara Guerrero, los intelectuales y el autoritarismo

El bullying, punta del iceberg

Infancia, violencia y capitalismo

Discurso político e Iglesia católica

Educación y pensamiento crítico

El individuo y el sujeto

El sujeto se hace en la rebeldía

El poder y el secreto

Democracia oligopólica y poderes fácticos