José María Carmona
¡Justicia para Nochixtlán!
Miércoles 22 de Junio de 2016
A- A A+

El punto más alto de esta lucha es Oaxaca, y en particular el Istmo de Tehuantepec, una región marginada de la “modernidad”
El punto más alto de esta lucha es Oaxaca, y en particular el Istmo de Tehuantepec, una región marginada de la “modernidad”
(Foto: Especial)

En el país la crisis política de profundiza ante la insurgencia magisterial y la resistencia de amplio sectores populares en apoyo a la lucha de los maestros en contra de la Reforma Educativa.

Como ya se sabe, el punto más alto de esta lucha es Oaxaca, y en particular el Istmo de Tehuantepec, una región marginada de la “modernidad”, donde se encuentra el pueblo zapoteco con una gran tradición de lucha desde los tiempos de la Colonia y que participó activamente en la Independencia y contra la invasión francesa. En meses recientes este pueblo originario ha dado una importante lucha por la defensa de sus recursos naturales y el despojo contra el capital extranjero, más
concretamente con las empresas que están llevando a cabo la generación de energía eólica con consecuencias devastadoras en el medio ambiente.

La mayoría de los maestros oaxaqueños son de origen indígena y su figura, en las comunidades y los pueblos, es muy respetada; por ello el pueblo oaxaqueño hoy se levantó a luchar en solidaridad porque no puede permitir que a sus hijos les arranquen al profesor y más cuando es indígena y bilingüe.

Estas raíces culturales e históricas nunca van hacer entendidas por un presidente como Peña Nieto, que no ha leído más de cuatro libros y mucho menos el niño bien educado pero autoritario de Aurelio Nuño, hoy tan golpeado por la resistencia magisterial a una Reforma Educativa que prácticamente es un cadáver sin viabilidad.

Los hechos genocidas del pasado domingo en Nochixtlán es la síntesis del enfrentamiento de dos visiones del mundo, la del Peña Nieto, Aurelio Nuño, las cúpulas empresariales y los sectores más reaccionarios y conservadores del país se niega una visión opuesta y negada desde el mundo colonial, ahora en su versión neoliberal.

Es por ello que el pueblo oaxaqueño salió a pelear al lado de sus maestros, tomando carreteras en toda la entidad que estrangulo a los sectores económicos estratégicos como es el caso del abastecimiento de la producción de la refinería de Salina Cruz; estas acciones de carácter insurreccional-popular tienen el propósito de echar abajo la Reforma Educativa cadavérica y defender al magisterio.

Lo anterior ya fue insoportable para el gobierno peñista y sus agotados secretarios de Educación y Gobernación, por lo que decidieron lanzar la ofensiva a sangre y fuego con los resultados funestos ya conocidos ampliamente.

En conferencia de prensa, el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, y el gobernador de Oaxaca, Gabino Cué, únicamente hicieron mención de los “daños” económicos y materiales sin importar las vidas humanas perdidas.

Hoy el gobierno peñista ha decidido lanzar la ofensiva final para derrotar al magisterio en resistencia sin importar las vidas humanas perdidas en Nochixtlán argumentando que de parte del pueblo hubo personas que supuestamente abrieron fuego contra la Policía, pero las fotografías del periodista de la agencia Cuartoscuro dan cuenta de cómo la Policía Federal accionó armas de fuego contra la población civil.

También al mismo tiempo, el gobierno de Peña Nieto ha decidido continuar con su política de encarcelamiento a los dirigentes magisteriales para desarticular al movimiento magisterial, pero al contrario, la lucha continúa y ahora no es sólo para echar abajo la Reforma Educativa, sino también por la liberación de todos los presos políticos, incluyendo a los magisteriales y también por el castigo a los culpables de la represión en Nochixtlán para que se haga justicia, mientras tanto la crisis política hace tambalear al gobierno Peñista.

Sobre el autor
Comentarios
Columnas recientes

Marichuy Patricio, una candidatura independiente de los trabajadores

Paquete Económico para un año electoral

Quinto Informe de Peñalandia

Se tambalea el TLCAN

Renegociación a la defensiva del TLCAN

¿Reforma o revolución democrática?

El capital de Marx, a 150 años de su publicación

Por la insurrección del pueblo venezolano para derrocar a Maduro

Desarrollo social, demográfico y urbano

Salarios, desempleo y sindicalización

Larga vida para Cambio de Michoacán

Legalización de drogas, autodefensas y libertad a presos políticos

Condenemos el espionaje

Los precios por las nubes y los salarios caen

La economía política electoral

Evolución positiva de las finanzas públicas

¿Nos callamos o nos callan?

Deuda pública estatal bajo la opacidad

AMLO, con su gobierno de magnates y sus escándalos

Crece la economía mexicana

Reforma universitaria nicolaita integral

Arantepacua: toda la verdad

Las instituciones públicas deterioradas

Ajuste en el gabinete gubernamental

Ni populismo ni neoliberalismo: gobierno de los trabajadores

¿Más mercado o más Estado en 2018?

Inflación y crecimiento económico

La última palabra la tiene el rector

Por un congreso universitario para la reforma integral

Migrantes y remesas

Política económica de ajuste

La Constitución centenaria mutilada

El final de la era del libre comercio

Peña, arrodillado ante Trump

Respuesta a Peña Nieto

Piñata financiera navideña

Precandidata indígena independiente en 2018

La huida de Carstens y el miserable aumento salarial

La Revolución cubana y el adiós de Fidel Castro

La economía mexicana bajo la guillotina de Trump

Están apeñejados frente a Trump

La elección estadounidense, entre la dama y el vagabundo

Conflicto nicolaita y la defensa de las pensiones y jubilaciones

La investigación económica y financiera en Michoacán

Cuatro décadas de docencia económica en Michoacán

Por un diálogo público y transparente entre universitarios nicolaitas

Gobierno, administración y política pública

El peso cae por el despeñadero

Paquetazo económico de hambre y miseria

La universidad nicolaita neoliberal

Simplemente Juan Gabriel

Una propuesta profesional en gobierno y asuntos públicos

El Primer Informe de un gobierno independiente

Lección magisterial e implicaciones económicas

A punta de gasolinazos y tarifazos eléctricos

Medir la pobreza es una perversidad

Medir la pobreza es una perversidad

Eficaz política tributaria

La transición a la crisis económica

Good bye Europe

¡Justicia para Nochixtlán!

La decadencia del imperio norteamericano

Crecimiento económico amenazado

Apoyo total a la huelga del SUEUM

Solidaridad con la lucha magisterial y los presos políticos

Una propuesta para la reforma integral de la Universidad Michoacana

La seguridad social en México

El fundamentalismo monetario del Banco de México

Los pobretólogos

Las huelgas

Por la defensa del pleno derecho a huelga del SPUM

Primer ajuste financiero

La desaceleración de la economía global

Claroscuros financieros

Anticonstitucional, la reforma a la Ley Orgánica de la UMSNH

Impacto económico de la Universidad Michoacana

¿Ya llegó la crisis económica y financiera?

Escalera: el dólar sube; serpiente: el petróleo cae

Gélido invierno financiero

Poder presidencial devaluado

Planeación a la michoacana para un nuevo comienzo

El salario mínimo

Por el imperialismo, llora París

La renovación sindical en el SPUM

El espejismo de las Zonas Económicas Especiales

Docencia e investigación económica en Michoacán

Por la defensa del régimen de pensiones y jubilaciones en la UMSNH

No al examen de evaluación educativa

Ni populismo, ni neoliberalismo, gobierno de los trabajadores

El debate sobre los negocios internacionales

Abrir el debate académico en el Ininee, no a la persecución política

Discapacidad y el derecho al trabajo

El principio del fin del gobierno peñista

La devaluación del peso mexicano

Radiografía de los pobres en Michoacán

Peña, buena estancia en París: El Chapo Guzmán

El pueblo griego dijo “No” a la Troika

25 años no son nada, en medio de la tragedia griega

Por la unidad para defender las conquistas laborales del SPUM

Por una renovación democrática de la dirección del SPUM

Votación pulverizada

Decrece la economía

Empleo, remesas y consumo, motores del crecimiento

No hay democracia con presos políticos y desaparecidos

La situación de las finanzas públicas del país

Pulso económico y financiero

Agenda de gobierno para Michoacán

Michoacán, entre la opulencia y la miseria, retos para candidatos

Apuntes sobre el presupuesto base cero

La economía mexicana camino a la recesión

De la intervención a la regulación estatal

La recuperación estadounidense golpea al peso

La defensa incondicional de las pensiones y jubilaciones en la UMSNH

A Peña Nieto se le cayó la economía

Las pesadillas presidenciales (segunda parte)

2014: Año de contrastes económicos y financieros

2014: Año de contrastes económicos y financieros 1

Señor rector Serna, le tomo la palabra

Aproximación crítica a El capital de Piketty

Por una reforma democrática en la Universidad Michoacana

A dos años, se cae Peña Nieto

Solidaridad con la caravana de Ayotzinapa

El precio del petróleo a pique

El precio del petróleo a pique

Actividad industrial en México

Iguala: la masacre perredista

Iguala: la masacre perredista

La política social en México

La política social en México

La Inversión Fija Bruta en México

Reprobado el gobierno de Peña Nieto

Presos políticos libres

Impacto en primer semestre de la Reforma Hacendaria

¿Y qué con el salario mínimo?

Ante la contrarreforma energética, la consulta popular

Los gigantes de la telecomunicación

Las leyes secundarias en Telecom no terminan con el monopolio

Libertad inmediata para Mireles y todos los autodefensas

Los retos del gobierno de Jara Guerrero

Asalto a la nación

¿Por qué no crece la economía mexicana?

¿Por qué no crece la economía mexicana?

La economía mexicana se mueve lentamente

Discusión sobre el salario mínimo

La polémica de la recesión económica

La falacia de la competencia económica

Por un primero de mayo combativo

Gabo y la insoportable enfermedad de la ternura

Continúa la desaceleración económica

Crisis financiera de la Universidad Nicolaita