Carlos Enrique Tapia
Migración México-EU
Desgaste local, desgaste global
Miércoles 29 de Junio de 2016
A- A A+

La globalización muestra algunas facetas locales y globales que acentúan incertidumbre, desigualdades, conflictos y caídas económicas que arrastran monedas y golpean países. Los enfrentamientos, la salida de Gran Bretaña de la UE, la tambaleante economía, la prevalencia de la delincuencia organizada, son señales que no se pueden ignorar.

En los últimos 35 años, en el México de la reestructuración económica a la corrupta alternancia partidista a las “reformas estructurales” no “negociables”, destacan cambios sociopolíticos, culturales y económicos enrarecidos por la premura para integrar al país al mundo global por medio del capitalismo salvaje, depredador.

También, en ese lapso, la corrupción y la delincuencia de todo tipo se imponen. No es sólo que los gobiernos y sus burocracias, junto a las élites económicas y políticas, converjan con los delincuentes, repartiéndose dinero ilícito y territorios, sino que conductas y situaciones se normalizan.

El gobierno de Enrique Peña Nieto, el adalid de ese supuesto retorno glorioso del PRI después de doce años de corrupción, despilfarro, guerritas esquizofrénicas encabezadas por el PAN (Fox-Calderón), enfrenta hoy desgaste, desprestigio y una caída política, económica y social sin precedentes.

La CNTE, ese sindicato magisterial proclive a los excesos de todo tipo, obligó al gobierno federal, después de los muertos y heridos de Oaxaca, a sentarse en una mesa donde una comisión de mediación, con respetados integrantes, varios acríticos de las mañas de dicho sindicato, observa la debacle del PRI-gobierno.

En este contexto, el vociferante discurso del neofascista Nuño carece ya de todo sentido. Es otro cadáver político de este sexenio que finalizó de manera anticipada. Un supuesto presidenciable hundido por el autoritarismo, la intransigencia y una dizque Reforma Educativa llena de odio político y las estupideces de Mexicanos Primero.

Los muertos, heridos y detenidos de Oaxaca, imputables a las intransigencias de la CNTE, el gobierno federal y el empresariado que pretende ser rector de la educación pública en México para seguir produciendo consumidores y mexicanos estúpidos, exhibieron la vena autoritaria de ese gobierno y los intereses de la iniciativa privada.

La llamada Reforma Educativa, que no es tal, así como las demás “reformas estructurales”, buscan entregar al capital nacional y local recursos naturales y humanos, legalizando y normalizando la depredación y la explotación. Afirma el neofascista Nuño que es lo que México requiere, pero su discurso vacío solamente alienta la revuelta.

Como lo comenté en alguna ocasión respecto a la corrupción y otros temas que el Presidente repite regularmente, los asesores de la Presidencia de la República, además de mediocres, cuyo neoliberalismo ramplón los ciega, son ignorantes de la realidad mexicana. Únicamente promueven impunidad, corrupción y complicidad.

La caída de la economía mexicana, cuya globalización pende de delicados alfileres, golpeada por nuevos recortes y el Brexit que los ciudadanos británicos decidieron, son señal de alarma de que el desgaste local podría ser profundizado por el desgaste global. La hegemonía de Estados Unidos de nuevo amenazada mientras México se somete.

El reciente recorte muestra la realidad de un gobierno y políticos a quienes poco importan los ciudadanos. Salud, educación, combate a la pobreza y Seguro Popular han sido disminuidos alevosamente, pero nadie toca a los políticos (diputados, senadores), burócratas que simulan elecciones (INE), funcionarios de otros poderes (magistrados, jueces), gobernadores priistas que se blindan. Recursos públicos para unos pocos.

Derroche de unos, miseria de muchos. Por ello, la alerta de género decretada el lunes se ciñó a unos cuantos municipios michoacanos. Efectivamente, la violencia contra las mujeres tiene sus expresiones locales, pero no está acotada a los límites municipales, el patriarcado reina en todo Michoacán. Sólo observemos quiénes deciden y anuncian.

La sociedad mexicana está atorada entre consumismo, individualismo exacerbado, espectáculos noticiosos, conservadurismo que agravia los derechos humanos, salarios que hunden consumo y bienestar, pobreza, conflictos, rechazo a marchas, protestas y plantones, dádivas electorales, ignorancia y ciudadanización fallida y mediocre.

Obviedades. 1. La SCJ de Estados Unidos congeló las iniciativas de Obama en favor de padres e hijos inmigrantes indocumentados. En lo que resta de su administración, las deportaciones seguirán, mientras el odio, la xenofobia, crecen en medio de una campaña electoral reñida. 2. Acorde con la OCDE, Michoacán se encuentra entre los estados mexicanos y regiones de ese organismo de bajo bienestar, donde las disparidades regionales se profundizan (OCDE, “Regional well-being”, 2016). 3. El 5 de junio pasado, el PRI perdió siete gubernaturas, entre lo más importante del botín electoral, pero las encuestadoras fueron exhibidas por corruptas, erráticas, fallidas, manipuladoras, mentirosas. 4. En su reciente reporte, Amnistía Internacional asienta que las mujeres capturadas por las Fuerzas Armadas son violadas, vejadas, maltratadas, torturadas, mientras el gobierno federal niega y oculta. 5. La Ley 3 de 3 palmó; ni funcionarios, políticos y elites económicas están dispuestos a abrir sus cuentas, contratos, relaciones y cochupos al escrutinio ciudadano. Es la mayor defensa que un gobierno, políticos y empresarios han hecho de la corrupción en un país. Y nadie está avergonzado.

Sobre el autor
Antropólogo social, doctor en Historia. Colabora en Cambio de Michoacán desde 1996, con una breve interrupción en 2001-2003. Se especializa en estudios migratorios, en particular la historia y problemática actual de la migración México-Estados Unidos, Michoacán-Estados Unidos, y problemas relacionados con políticas públicas, desarrollo socioeconómico, tendencias políticas y partidistas, participación ciudadana. Por ello dedica también sus columnas a entender y analizar el rumbo social, económico, político y cultural de Michoacán y México en general, desde una perspectiva crítica y ciudadana.
Comentarios
Columnas recientes

Es el patriarcado, estúpido

Dreamers: sueño diferido

Historias interminables

Por la izquierda o la derecha

TLCAN: ¿Renegociar, modernizar o vuelta atrás

Espectáculos, negocios y narco

La vía México-Estados Unidos contra Maduro

Muerte migrante

¿Fe, esperanza y caridad?

Socavones

Murmullos y persecuciones

Migración internacional: el desfasado optimismo de la OCDE

Desvaríos del autoritarismo

Gobiernos fallidos, democracias fraudulentas

Normalizando la corrupción y el fraude

Corrupción, continuidad o alternancia

El otro Michoacán

Morelia, entre la inseguridad y el blof

México, país de feminicidas

Remesas, ¿el mantra de un desarrollo fallido?

Desaparecidos, desplazados y deportados

Abuso de poder

La era Trump: frivolidad y dureza

Pueblos indígenas: pobreza, delincuencia, inseguridad

Mentes aviesas

Neoliberalismo o populismo

Irresponsables

Mando Único, campañas electorales, modelo educativo, mujeres

Retóricas perturbadoras

Movilidad social, salarios y desigualdades

Guerra antiinmigrante

El colapso de un modelo económico y la zanahoria migrante

Patetismo gubernamental y circo mediático

El odio como política y la oscuridad como subordinación

Rise up woman

Muros, austeridades y otras nimiedades

Patéticos y vacíos

¿Confianza, unidad?

Retórica migrante y antiinmigrante

Radicales, canonjías, transparencia, guerra esquizofrénica

Pendientes

Trump, presidente

Trump, presidente

Trump, presidente

La elección del miedo

Jodiendo a México

La migración mexicana en las elecciones estadounidenses

CNTE, normalistas, rechazados

Nuestras violencias cotidianas

Corruptos ¿todos?

Propaganda o estrategia

Propaganda o estrategia

El indiscreto encanto del odio y el miedo

La pifia

El colapso neoliberal

Violencias

Pensiones

Días de encono y mentiras

Un falso debate

Periodismo crítico bajo acoso

Vivir del pasado, mentir sobre el pasado

Autodefensas

Vivir del pasado, mentir sobre el pasado

Autodefensas

Populismo e impunidad

Desgaste local, desgaste global

La respuesta autoritaria de un gobierno agotado

Los peligros para México

Narcocorridos, violencia contra las mujeres, elecciones

Guerra sucia y farsa electoral

La confrontación

Las falacias de la sustentabilidad y la adaptación al cambio climático

Trump ¿presidente?

Mujeres, CNTE, Ayotzinapa, golpismo

Barbarie y esquizofrenia

Parabienes anticipados

Un alcalde “independiente”

Apagando fuegos

¿Peligro de extinción?

Migración México-EU

Oprobiosa utopía

Credibilidad

Clientelismo y populismo

Las ausencias de Bergoglio, las indulgencias gubernamentales

Francisco en el país de las apariencias

Milagros mediáticos

Indefensión

Corrupción y cultura

Chapoaventuras

Incertidumbres

18 de diciembre

Desafíos

Migración y remesas

Cotidianeidades

Barbarie contra barbarie

Pongámonos lúdicos

Ahí viene el lobo

Educación pública: La disputa por un bien público

Desigualdades y reformas

La otra crisis

Buenos (y no tan buenos) deseos del “nuevo comienzo”

Ayotzinapa, la infamia

Congruencias e incongruencias

Refugiados, desplazados, asilados, migrantes

Reformismo o populismo

La propaganda del fracaso

San Fernando, Tamaulipas, cinco años de una masacre

Dos años

Periodismo asediado

Retos

Morelia

¿El “nuevo comienzo”?

Vapuleados

Carta abierta a Silvano Aureoles Conejo

El Apocalipsis que no fue

Carta abierta a Felipe Calderón Hinojosa

México bárbaro

Faltas e incongruencias

Corrupción, ¿problema cultural o institucional?

Viernes de furia

“Uso excesivo de la fuerza”

60 días

Necedades de izquierda y derecha

El desprecio a la ciudadanía

Arrogancia y autoritarismo

Burlar la democracia

¿Ofensiva mediática?

Descrédito o política

Gatopardismo 6

Gatopardismo electoral 4

Gatopardismo electoral 3

Gatopardismo electoral 2

Gatopardismo electoral 1

¿Esperanza, unidad, paz?

Charadas

Élites políticas

Placebos y catacumbas

Otoño de ira

Moviendo a México

Otoño mexicano

26/09/2014 ¡Vivos se los llevaron, vivos los queremos!

El discurso de odio, practicando el odio

El fin del “mexican moment”

Ayotzinapa o los jóvenes bajo sospecha

La política migratoria de EPN ¿Parteaguas?

¿La crisis perpetua?

Educación y suicidio

Una cultura de la violencia

¿Eso es todo?

Michoacán, entre el caos y la debacle financiera