Carlos Enrique Tapia
Migración México-EU
Las ausencias de Bergoglio, las indulgencias gubernamentales
Miércoles 24 de Febrero de 2016
A- A A+

Millones de pesos, quizá miles de millones –no sabemos–, fueron destinados a propaganda y remozamiento urbano para la visita papal. Las cifras de seguidores –por la televisión o en las calles– no defraudaron a encuestadoras, gobiernos que se autopromovieron y al uso político, evidente localmente y por la Federación, de imagen y discursos.

Las expectativas que la visita papal levantó no se cumplieron para el católico de a pie. El gobierno federal tuvo mucho que ver en ello, además de una diplomacia vaticana que estuvo dispuesta a disolver presiones y peticiones a favor de un gobierno cuestionado pero urgido de propaganda y espectáculos en Televisa y TV Azteca por aprobación.

Acorde con algunos analistas, la visita papal tuvo un tono conciliador y elusivo. A la vez que tocó temas importantes, eludió otros como Ayotzinapa y la pederastia. Cuestiones que política y diplomáticamente podrían haber sido difíciles para la relación Vaticano-México y para la propia Iglesia católica. Fue una visita pastoral políticamente correcta.

Pero esta visita políticamente correcta estuvo marcada, ahora sabemos, por acuerdos entre dos estados para eludir el acercamiento de Bergoglio con las víctimas de la violencia delincuencial, los padres y parientes de los desaparecidos que suman más de 27 mil, pero de los que Ayotzinapa, Veracruz –y sigue la cuenta– son ya emblemáticos.

Las ausencias del Papa Francisco amularon al gobierno de Enrique Peña Nieto por cerrar de una vez por todas Ayotzinapa
Las ausencias del Papa Francisco amularon al gobierno de Enrique Peña Nieto por cerrar de una vez por todas Ayotzinapa
(Foto: Especial)

Las ausencias del Papa Francisco amularon al gobierno de Enrique Peña Nieto por cerrar de una vez por todas Ayotzinapa. Hoy vemos que no son sólo filtraciones –negadas ofensivamente por el secretario de Gobierno y la PGR–, sino también el embate gubernamental contra el GIEI y los resultados de los antropólogos forenses argentinos.

En Ciudad Juárez trató algunos asuntos pero faltó contundencia, además de observarse las presiones gubernamentales sobre la agenda papal. Condenó la política antiinmigrante estadounidense y llamó a no permitir más muertes y explotación de migrantes, pero no dijo nada de la política antiinmigrante de México contra los centroamericanos.

Igualmente, en esa ciudad recibó a las élites económicas y llamó a cesar el esclavismo laboral, mientras unos pocos y selectos trabajadores llegaron a una reunión en la que era notable el accionar gubernamental favoreciendo al empresariado que depreda y debasta el ambiente y obtiene grandes ganancias a costa del trabajo humano.

En toda la gira papal la presencia gubernamental definió el reparto de indulgencias. Asientos para los privilegiados, uso de recursos públicos, como parece que sucedió en Michoacán, trato preferencial a políticos corruptos y sus familiares. Nada dijo el Papa sobre la ingente corrupción de las élites económicas y la clase política mexicana.

Por su puesto que la visita papal no resolvió los ingentes problemas de México; hubiese sido ingenuo suponerlo. Fue un alivio espiritual, emocional, para quienes acudieron a verlo pasar en el Papamóvil, para los que tuvieron cierta dicha por un roce, un toque, una bendición, cercana o la distancia. Una alegría para muchos.

El retorno del Papa Francisco a Roma fue otro espectáculo tejido por los monopolios televisivos y la anuencia gubernamental. Al final se supone –y así se publicita localmente y en el ámbito federal– que la visita fue un éxito, confirmando que fue un show para el autoconsumo para las audiencias, no para los católicos y una fe que persiste a toda costa.

Las ausencias de Bergoglio fueron muchas, el alivio espiritual tocó a una sociedad que no tuvo muchos privilegios en cuanto a asientos y lugares VIP pero fue un bálsamo para lo evidente: fracaso de la política económica, recortes del gasto público, despidos de miles de trabajadores, “reformas estructurales” para los privilegiados, precariedad salarial.

Obviedades. 1. El “nuevo comienzo” vuelve a derrapar. La visita del Papa Francisco ni fue un éxito, porque no se trató de un espectáculo, ni Morelia fue “mejor” que otros estados, pues no era competencia. Lo que se observó es ostentación, abuso y uso político del jerarca católico y su mensaje. Tanto el gobierno estatal como la jerarquía eclesiástica abusivamente asignaron privilegios, indulgencias y espacios a las élites corruptas. 2. Los amigos de AMLO. Al estrepitoso fracaso de gobiernos y personajes apoyados en Tabasco y Oaxaca, agreguemos a una homófoba diputada de Morena que con sus dichos promueve la violencia contra las personas que no caben en su retorcida moralidad. 3. En Veracruz, el desastre ominoso, trágico, que pretende cerrar el PRI con su gobernador Duarte, dejando de pagar pensiones como obligado solidario, es ejemplo de corrupción, asesinatos de civiles y periodistas, dominio de la delincuencia, saqueo de recursos públicos.
Es la nota del PRI cotidiano y de una clase política corrupta. 4. Acorde con el diario español El País, el gobierno mexicano, el PRI corrupto como en sus mejores tiempos, operó al más alto nivel para evitarle cárcel a Moreira, exonerado por el PRI y su gobierno de tantas corruptelas documentadas en Coahuila. 5. La corrupción mexicana es orgullo de una clase política que gasta recursos públicos en caviar, salmón y champaña mientras habla de transparencia y rendición de cuentas. 6. En la UMSNH la ilegalidad sigue prevaleciendo, a pesar del dictamen de la SCJN sobre la gratuidad de la educación pública. El rector sigue imponiendo cuotas de inscripción-reinscripción y especiales, todo bajo ciertas condiciones y obligaciones. 7. Como en otros sindicatos, el PAN-PRI operaron en su momento para dotar de privilegios con cargo al erario público al sindicato del OOAPAS, mientras la ciudadanía es amenazada con nuevas alzas al agua. 8. Son 28.4 mil millones de pesos por aclarar del pasado gobierno en Michoacán, acorde con la ASF, pero es otro escándalo mediático que el “nuevo comienzo” cubrirá con creces. ¿Cuál transparencia, rendición de cuentas y culpables de este hecho? 9. Según la cantante de Televisa Belinda, el colapso por la visita del Papa a Michoacán implicó que la trasladaran en helicóptero oficial con cargo al erario público michoacano para que llegara a tiempo a ocupar la zona VIP asignada por Televisa, la jerarquía eclesiástica, los gobiernos federal y estatal. 10. 97 por ciento de los delitos que se comenten en Morelia no son denunciados, mientras más de 200 calles han sido cerradas y privatizadas por la temerosa ciudadanía moreliana ante la delincuencia envalentonada y el gobierno de cuento independiente.

Final: Mientras se celebra el crecimiento de la economía en 2015, 2.5 por ciento, según lo “previsto” y mayor respecto a años anteriores, la ASF reveló que en 2014 no se recaudaron 1.2 billones de pesos por beneficios fiscales, devoluciones a consorcios y evasión. 2,198 contribuyentes de gran tamaño fueron beneficiados con reembolsos de IVA e ISR.

Sobre el autor
Antropólogo social, doctor en Historia. Colabora en Cambio de Michoacán desde 1996, con una breve interrupción en 2001-2003. Se especializa en estudios migratorios, en particular la historia y problemática actual de la migración México-Estados Unidos, Michoacán-Estados Unidos, y problemas relacionados con políticas públicas, desarrollo socioeconómico, tendencias políticas y partidistas, participación ciudadana. Por ello dedica también sus columnas a entender y analizar el rumbo social, económico, político y cultural de Michoacán y México en general, desde una perspectiva crítica y ciudadana.
Comentarios
Columnas recientes

Violencias, miedo y ruptura social

Corrupción, pobreza, alianzas cupulares, feminicidios, rachita, cacería de perredistas

PRD: ¿centro o derecha?

Gabinete, Uber, violencia, PGR, independientes, retórica, ex panistas, remesas

TLCAN, independientes, Uber y otras ¿nimiedades?

Reconstrucción: Negocio y desmovilización ciudadana

El retorno de la ciudadanía

Es el patriarcado, estúpido

Dreamers: sueño diferido

Historias interminables

Por la izquierda o la derecha

TLCAN: ¿Renegociar, modernizar o vuelta atrás

Espectáculos, negocios y narco

La vía México-Estados Unidos contra Maduro

Muerte migrante

¿Fe, esperanza y caridad?

Socavones

Murmullos y persecuciones

Migración internacional: el desfasado optimismo de la OCDE

Desvaríos del autoritarismo

Gobiernos fallidos, democracias fraudulentas

Normalizando la corrupción y el fraude

Corrupción, continuidad o alternancia

El otro Michoacán

Morelia, entre la inseguridad y el blof

México, país de feminicidas

Remesas, ¿el mantra de un desarrollo fallido?

Desaparecidos, desplazados y deportados

Abuso de poder

La era Trump: frivolidad y dureza

Pueblos indígenas: pobreza, delincuencia, inseguridad

Mentes aviesas

Neoliberalismo o populismo

Irresponsables

Mando Único, campañas electorales, modelo educativo, mujeres

Retóricas perturbadoras

Movilidad social, salarios y desigualdades

Guerra antiinmigrante

El colapso de un modelo económico y la zanahoria migrante

Patetismo gubernamental y circo mediático

El odio como política y la oscuridad como subordinación

Rise up woman

Muros, austeridades y otras nimiedades

Patéticos y vacíos

¿Confianza, unidad?

Retórica migrante y antiinmigrante

Radicales, canonjías, transparencia, guerra esquizofrénica

Pendientes

Trump, presidente

Trump, presidente

Trump, presidente

La elección del miedo

Jodiendo a México

La migración mexicana en las elecciones estadounidenses

CNTE, normalistas, rechazados

Nuestras violencias cotidianas

Corruptos ¿todos?

Propaganda o estrategia

Propaganda o estrategia

El indiscreto encanto del odio y el miedo

La pifia

El colapso neoliberal

Violencias

Pensiones

Días de encono y mentiras

Un falso debate

Periodismo crítico bajo acoso

Vivir del pasado, mentir sobre el pasado

Autodefensas

Vivir del pasado, mentir sobre el pasado

Autodefensas

Populismo e impunidad

Desgaste local, desgaste global

La respuesta autoritaria de un gobierno agotado

Los peligros para México

Narcocorridos, violencia contra las mujeres, elecciones

Guerra sucia y farsa electoral

La confrontación

Las falacias de la sustentabilidad y la adaptación al cambio climático

Trump ¿presidente?

Mujeres, CNTE, Ayotzinapa, golpismo

Barbarie y esquizofrenia

Parabienes anticipados

Un alcalde “independiente”

Apagando fuegos

¿Peligro de extinción?

Migración México-EU

Oprobiosa utopía

Credibilidad

Clientelismo y populismo

Las ausencias de Bergoglio, las indulgencias gubernamentales

Francisco en el país de las apariencias

Milagros mediáticos

Indefensión

Corrupción y cultura

Chapoaventuras

Incertidumbres

18 de diciembre

Desafíos

Migración y remesas

Cotidianeidades

Barbarie contra barbarie

Pongámonos lúdicos

Ahí viene el lobo

Educación pública: La disputa por un bien público

Desigualdades y reformas

La otra crisis

Buenos (y no tan buenos) deseos del “nuevo comienzo”

Ayotzinapa, la infamia

Congruencias e incongruencias

Refugiados, desplazados, asilados, migrantes

Reformismo o populismo

La propaganda del fracaso

San Fernando, Tamaulipas, cinco años de una masacre

Dos años

Periodismo asediado

Retos

Morelia

¿El “nuevo comienzo”?

Vapuleados

Carta abierta a Silvano Aureoles Conejo

El Apocalipsis que no fue

Carta abierta a Felipe Calderón Hinojosa

México bárbaro

Faltas e incongruencias

Corrupción, ¿problema cultural o institucional?

Viernes de furia

“Uso excesivo de la fuerza”

60 días

Necedades de izquierda y derecha

El desprecio a la ciudadanía

Arrogancia y autoritarismo

Burlar la democracia

¿Ofensiva mediática?

Descrédito o política

Gatopardismo 6

Gatopardismo electoral 4

Gatopardismo electoral 3

Gatopardismo electoral 2

Gatopardismo electoral 1

¿Esperanza, unidad, paz?

Charadas

Élites políticas

Placebos y catacumbas

Otoño de ira

Moviendo a México

Otoño mexicano

26/09/2014 ¡Vivos se los llevaron, vivos los queremos!

El discurso de odio, practicando el odio

El fin del “mexican moment”