Jerjes Aguirre Avellaneda
¡Para el debate por Michoacán!
La ZEE de Lázaro Cárdenas: enfoque regional y desarrollo territorial
Viernes 8 de Julio de 2016
A- A A+

La Zona Económica Especial de Lázaro Cárdenas, implica el establecimiento de relaciones activas en el espacio delimitado por su declaratoria, así como entre la ZEE y las regiones inmediatas de la Sierra Costa, Valle de Apatzingán, Tierra Caliente de Huetamo y el resto de Michoacán. Esta zona no podrá constituirse y funcionar en el aislamiento de su entorno, puesto que el objetivo de su establecimiento consiste en que actúe como factor de impulso al desarrollo y eliminación de los desequilibrios sociales en amplios territorios del sur del estado.

El crecimiento demográfico de la ZEE implica el crecimiento de la demanda de vivienda, servicios públicos, de educación y salud, de alimentos, transporte, recreación, entre otras muchas demandas, en tanto que el establecimiento de empresas industriales de distinto tipo, electrónicas, automotrices, procesadoras de alimentos, de minerales y diferentes bienes de producción en maquinaria y equipos, de consumo duradero e inmediato, demandarán de materias primas y fuerza de trabajo calificada.

La ZEE puede representar un mercado seguro para la producción de la Costa en alimentos y materias primas, frutas, hortalizas, ganado y minerales, lo mismo que para la Sierra, el Valle de Apatzingán y la Tierra Caliente de Huetamo. Inclusive, resulta difícil imaginar la ampliación de las exportaciones agrícolas, estatales y nacionales a los mercados asiáticos sin el aprovechamiento del puerto marítimo de Lázaro Cárdenas.

Por otra parte, está la población demandante de trabajo, que ahora podrá disponer de una opción alternativa a su emigración a los Estados Unidos. Habrá oportunidad de hacer negocios diversos con modalidades y escalas diferentes, aprovechando el mercado que representará la Zona Económica Especial. Desde ahora conviene prever las oportunidades y racionalizar su aprovechamiento mediante la formulación de planes específicos de desarrollo regional, que en todo caso desagreguen el Plan Estatal de Desarrollo actualmente en su etapa de terminación.

Para las regiones inmediatas la ZEE representa la posibilidad de un crecimiento acelerado mediante la realización de proyectos e inauguración de nuevas líneas productivas y de servicios, a la vez que se estimula la innovación científica y tecnológica, se eleva la productividad y se amplían las estructuras productivas agropecuarias, la pesca y la transformación del conjunto de productos.

En la Costa, el potencial agrícola y ganadero de Coahuayana; en Aquila, las amplias oportunidades que ofrecen sus cinco comunidades nahuas que cubren la mayor parte del territorio municipal con sus tradiciones, la pesca, el turismo y sus ricos yacimientos minerales. En el Valle de Apatzingán, sus frutas, su ganado, sus productos lácteos. Todo sin los costos que significa su transportación del centro y norte de la República.

El crecimiento demográfico de la ZEE implica el crecimiento de la demanda de vivienda, servicios públicos, de educación y salud.
El crecimiento demográfico de la ZEE implica el crecimiento de la demanda de vivienda, servicios públicos, de educación y salud.
(Foto: Disse)

Para otras regiones, como la Tierra Caliente de Huetamo, la oportunidad de la ZEE es única. Formada por los municipios más pobres de Michoacán, entre los que se encuentran Nocupétaro, Carácuaro, Tiquicheo, San Lucas y el propio Huetamo, ha tenido la limitante del agua para la agricultura, la ganadería y hasta el consumo humano. No es casual que esta región se encuentre en proceso de acelerado despoblamiento. La gente se marcha porque nada hay que hacer en sus lugares de origen. El futuro es sombrío y su esperanza está representada por la ZEE de Lázaro Cárdenas para producir y modernizarse, para aprovechar sus recursos metálicos y no metálicos, para fundar empresas aeronáuticas, de equipos solares y la elaboración de productos sofisticados. Para la región de la Tierra Caliente de Huetamo la ZEE de Lázaro Cárdenas es una oportunidad irrepetible.

Históricamente, la Tierra Caliente de Huetamo ha estado vinculada con la Costa de Guerrero y Michoacán por medio de caminos de herradura para el transporte de mercancías, con desembocadura en el municipio de

La Unión y del viejo Melchor Ocampo y, de otro lado, por la ruta de Churumuco, con Aquila y Coahuayana. Hoy Huetamo está comunicado con Lázaro Cárdenas por carretera pavimentada que desemboca en Cuatro Caminos y de ahí hasta el puerto, con un tiempo máximo total de cuatro horas. En las construcción de presas y caminos, en la minería, gente de la región de Huetamo llegó para volverse lazarocardenense.

En otro aspecto, en días pasados, el Consejo Ciudadano de Transparencia de Lázaro Cárdenas destacó la importancia de fundar el Instituto Municipal de Planeación, atribuyéndole la función de “columna vertebral de la ZEE”. Sin duda, la planeación es un método para lograr la racionalidad de cuanto se hace, no sólo en los municipios sede de la zona, sino en las regiones inmediatas, aplicando criterios de desarrollo territorial.

En efecto, el Programa de Desarrollo de la Zona, a cargo de la Secretaría de Hacienda y validado por el Consejo Consultivo, plantea la conveniencia de la contraparte estatal con aportaciones coherentes, tanto en las propuestas michoacanas en términos de corresponsabilidad, como para la formación de una estructura regional y estatal, complementaria pero imprescindible, en el funcionamiento de la ZEE. En este aspecto, conviene replantear la funcionalidad de la Comisión Estatal para el Desarrollo de la Costa, fundada a finales del siglo pasado, evaluando sus ventajas y limitaciones, sus éxitos y sus fracasos.

En un enfoque de desarrollo regional a partir del territorio, tendría que considerarse el objetivo de integrar el conjunto de relaciones productivas, comerciales, demográficas, sociales, culturales e institucionales en un sistema único de cambios para impulsar el desarrollo y la generación de bienestar. Habrían de incluirse las líneas de producción y de servicios junto con los instrumentos de apoyo a la organización, la capacitación y el adiestramiento, el financiamiento, el crédito y la tecnología. El resultado consiste en un Plan de Desarrollo para las Regiones Inmediatas de la Zona Económica Especial.

En fin de cuentas, se trata de que los grandes cambios que se avecinan no generen cosecuencias inesperadas, sino capacidades de previsión para orientar los procesos y mantenerlos bajo el control de los grandes intereses colectivos. No se trata del “a ver que resulta”, sino de obtener resultados forjados a voluntad.

Sobre el autor
Comentarios
Columnas recientes

¡El grito desesperado de la ideología!

En el año que comienza, tiempos para cambiar

Enajenación, ciudadanos y política

Fenómenos nuevos en la democracia mexicana

Clase política y elecciones

Diferencias sociales y elecciones

Las ideas y los intelectuales en la política

Hacia una tipología de candidatos

¿Todo para el mercado o todo para el Estado?

Los mexicanos: ¿por qué luchar?

Las Zonas Economicas Especiales y el desarrollo regional

En política: los jefes y los líderes

¿Por cuál camino: derecha o izquierda?

Pobreza estructural, el tener y el hacer

En marcha, Frente Amplio Democrático… ¿contra quién?

Cuando gana el PRI, ¿gana México?

La globalización en crisis

Reflexiones sobre México y el mundo

¡El Balsas se seca, la población también!

Democracia y cultura

¿Frente anti PRI o anti López Orador?

Resolver los problemas de fondo

Las ZEE y el corredor de pobreza Michoacán-Chiapas

La fuerza histórica de la comunidad indígena

Gobernadores ladrones

Efervescencia y preparativos políticos

Zapata, ¿individuo o comunidad?

Algunas referencias de la izquierda mexicana

¿Hay todavia izquierdas y derechas?

La lectura de las realidades políticas

México, el vacío de liderazgos

¿Oponer el sueño mexicano al sueño americano?

¡Para el debate por Michoacán!

Acelerando los tiempos políticos

En memoria del doctor Robles Garnica

Sin titubeos, la ZEE de Lázaro Cárdenas debe establecerse

En 2017: la difícil construcción del futuro

Corrupción y legitimidad política

Profesionistas: “Ciencia y tecnología para una patria libre”

En su aniversario: Revolución muerta, principios vivos

Ante el fenómeno Trump, lo necesario y a tiempo

¡Para el debate por Michoacán!

¿Todavía sirven los líderes?

Hacia el Centenario de la Constitución

Morelos: el pasado desde el presente

Presupuesto, austeridad y confianza

El Informe: lo dicho y lo no dicho

En la unidad de la izquierda, ¿cuál proyecto?

Violencia estructural, soluciones estructurales

Plan de Desarrollo, intenciones y realidad

CNC michoacana: renovación de liderazgos

En busca de la equidad

Migración michoacana, entre la forma y el fondo

¡Como son los candidatos es la democracia!

¿Se puede reformar la cultura?

(¿) Demostrar que el PRI está de pie (?)

La ZEE de Lázaro Cárdenas: enfoque regional y desarrollo territorial

En estos tiempos: ¿desarrollo o decadencia democrática?

La ZEE de Lázaro Cárdenas: el desarrollo compartido

Los modelos de análisis político y 2018

La ZEE de Lázaro Cárdenas: entre la idea y la realidad posible

Repensar la cultura y el desarrollo

Entre la demagogia, los medios y la insatisfacción democrática

Creencias y cambio de creencias

Lázaro Cárdenas: De Sicartsa a Zona Económica Especial

Relevos en la CNC michoacana

La clase empresarial michoacana

Aniversario: el modelo zapatista de lucha

Silva Tejeda: ¿Nuevo líder, nuevo PRI?

¡Para el Debate por Michoacán!

Desocupación y empleos emergentes

Remesas y problema migrante

Para entender la sociedad: ¿Sirve la teoría?

Absurdos sin corrección del campo michoacano

El Papa, los problemas y las soluciones

El ejido: Entre la ignorancia y la mala fe (Cuarta parte)

El ejido: el más grande despojo de la historia (Tercera parte)

El campo michoacano: Diez temas pendientes Segunda parte

Lo hecho y no hecho en el campo michoacano (primera parte)

Lo nuevo en el campo michoacano

Gobierno, presupuesto y política

Poder, plan, desarrollo y modelo

Foros de Consulta y Plan de Desarrollo

La costumbre de vivir con violencia

Revolución Mexicana hoy, frustraciones y hartazgos

Las Truchas, frustraciones y posibilidades

Belisario Domínguez ennobleció a la patria

Plan de Desarrollo, método y compromiso

Año difícil: presupuesto 2016

Zonas Económicas Especiales y regiones pobres de Michoacán

El nuevo comienzo, sólo con pueblo y gobierno

¿Es posible un gobierno sin mitos?

El reto de organizar al pequeño productor rural

Secretaría para la ciencia y la tecnología

Nueva administración para nuevo gobierno

Nuevas visiones para los nuevos ayuntamientos

Por un equipo de gobierno sin vicios y con rumbo

En el PRI, ¿sólo cambio de dirigentes?

La pobreza, organización y nueva cultura

La pobreza y sus retos, ¿es lo mismo explicar que medir la pobreza?

Cuba-Estados Unidos; una nueva historia

Los michoacanos, principio y fin del desarrollo

¿Es posible un programa del nuevo gobierno?

¿Organización política y candidaturas independientes?

¿Las mayorías nunca se equivocan?

La Tierra Caliente de Huetamo

Darle rumbo al campo

Replanteando estrategias: Michoacán y sus regiones

Los debates y la cultura política

Algunos de los muchos pendientes

Campañas: agotamiento de los viejos proselitismos

El vacío de liderazgos

Elecciones 2015: ¿para creer en la democracia?

¡Para el debate por Michoacán!