Gerardo A. Herrera Pérez
Debatamos Michoacán
Osos
Miércoles 17 de Agosto de 2016
A- A A+

El homosexual de las ciudades se ha despatologizado convirtiéndose en gay una palabra que pretende un sentido más bien político
El homosexual de las ciudades se ha despatologizado convirtiéndose en gay una palabra que pretende un sentido más bien político
(Foto: Cuartoscuro)

Esta semana que concluyó se llevó a cabo el XIII Aniversario de la comunidad ursina de Michoacán. Los Osos Michoacanos realizaron una vez más su aniversario con gran éxito y con una impecable organización.

Felicitamos a los Osos Michoacanos porque sus propuestas y estrategias de trabajar permiten traer a Michoacán a diversas comunidades ursinas de México, dejando con ello una importante derrama económica.

Pero no es sólo lo económico, sino la posibilidad de ver que pese a la situación que vivimos, los prestadores de servicios se esmeran por atender a nuestros visitantes.

El programa generó muchas expectativas que seguramente todas se cumplieron; de regreso a casa, muchos desearán regresar una y otra vez; Michoacán ofrece calidad, calidez, respeto y una gran apertura normativa y, desde luego, de las autoridades, y aunque siempre habrá un debate sobre el tema, son menos los que no aceptan que los que están de acuerdo en continuar con el ejercicio de la tolerancia y el respeto a las diferencias.

Hoy, el homosexual de las ciudades (grandes y medianas, como Ciudad de México, Guadalajara y Monterrey, también Morelia) se ha despatologizado convirtiéndose en gay una palabra que pretende un sentido más bien político y con lo cual, cada sujeto social, cada identidad sexual puede proyectarse desde una visión positiva.

En Michoacán hemos pasado de una heteronormatividad a un ejercicio de respeto a las libertades e identidades sexuales, con lo cual se dio paso al derecho del libre desarrollo de la personalidad y nadie, absolutamente nadie, puede excluir o discriminar a ningún sujeto social o a ninguna identidad sexual.

Los osos o la comunidad ursina, si bien muchos de ellos participan en algunas actividades de disidencia sexual, en su generalidad, la propuesta ursina no implica la elaboración de un programa de política gay, de incidencia en construcción de marcos normativos o políticas públicas, mucho menos de movilización social para protestar en contra de las fuerzas que aplican mecanismos de opresión o someten a los sujetos gay, la comunidad ursina construye sobre su propio espacio y en favor de ellos mismos, con lo cual reafirman sus identidades.

Expresa Javier Gutiérrez Marmolejo que “la respuesta de los osos, a través de su construcción identitaria, se da en el contexto histórico-social de finales del siglo XX, principios del XXI, en el escenario posterior a la Guerra Fría, donde el socialismo real se ha derrumbado, donde la democracia liberal se ha impuesto en distintos terrenos del planeta, donde la globalización de los mercados avanza como nunca antes y donde los movimientos políticos gay se han domesticado legitimando su participación en la cosa pública”.

En este sentido, los osos gay se interesan por la situación gay, aunque es muy poco lo que participan e inciden en la política institucional; no obstante, siempre reconoceré yo en lo personal y Grupo de Facto Diversidad Sexual en Michoacán el apoyo que brindaron Osos de Michoacán en los primeros años del movimiento homosexual en Michoacán.

Felicidades a toda la comunidad ursina que participaron en este evento de conmemoración de trece años, es sólo el principio; hace más de tres años que los Osos Michoacanos tuvieron su primera cueva en el Café Ámsterdam, abrió sus puertas, abrió su racionalidad para dar paso a una identidad que requería de un espacio para el desarrollo de sus actividades y ofreció la única bebida creada para ellos, los osos, y así se generó el Osito Ams, que continúa siendo la bebida de muchas, muchas personas.

En aquel espacio coincidieron y se hicieron grandes amigos, se instrumentaron grandes planteamientos para la recreación, pero también se dio origen a la solidaridad entre sus miembros y con sus comunidades ursinas.

A la vuelta de estos años continúan interactuando y generando propuestas organizativas que permiten una recreación que impulsa el compañerismo y el respeto.

Desde hace años personajes tan cálidos como Kala, Lalo, Viko, Fabián, Temoc, Carlos, Ursus y muchos otros más en una segunda camada como Chesser continúan interactuando y construyendo identidad ursina.

Hoy Morelia y Michoacán son diversos, y esa diversidad debe dejar de verse como un problema, y a la luz de los cambios sociales debe verse como un valor, el valor de la tolerancia, de reconocer en el otro las diferencias pero asumir que unos y otros son iguales en derechos humanos.

La comunidad ursina en Morelia, en Pátzcuaro y en muchas otras partes de Michoacán se desarrolla, crece, no con los mismos que iniciaron el proyectos, nuevos sujetos y perfiles se han incorporado; los cambios generacionales son absolutos, lo que sí sé es que la primera camada de osos en Michoacán tiene ya un lugar en la comunidad ursina de México, donde incluso hay un BerMex, campeón de Michoacán.

Felicidades, felicidades a quienes a partir de las diferencias generan el espacio para encontrar coincidencias y participar en una gran fiesta.

Sobre el autor
Comentarios
Columnas recientes

Baños todo género

Talla baja

Baston blanco

Las tecnologías de la información y la comunicación

Afrodescendientes mexicanos

Violencia obstétrica

Agenda LGBTTTI

La agenda de la población LGBTTTI

Violencia por prejuicio LGBTTTI

100 años de ser mujer

100 años de ser mujer

100 años de ser mujer

Sistema nacional antidiscriminatorio

Dignidad humana

Mercancía humana

Trabajo doméstico

Grupos vulnerados

Transexualidad

XLVII Asamblea de la OEA

Orgullo gay 2017

Orgullo o dignidad

Población afrodescendiente

Sistema Nacional de Protección Integral

Migración y derechos humanos, una nueva mirada

Diversidad cultural

Conflictos de pareja

Comunidad trans

Tortura

Transexualidad, transgeneridad y travestismo

Masculinidades, misoginia y machísimo

Cuidado y corresponsabilidad

Afrodescendientes invisibles

Galardón Jiquilpan

Tortura y tratos degradantes

Por la dignidad humana

Cultura de la paz

Educación y género

Discriminación a trans

Jurisprudencia 8/217

Cautiverio

La era Trump y lo diverso

Museo Béjar de Jiquilpan

Elegir

Retos 2017

Debatamos Michoacán: 2017

Diversidad sexual de 2016 a 2017

VIH/2030

Discapacidad

A 33 años del VIH

Identidad de vaquero

Personas jóvenes de Uruapan

Comisión de Puntos Constitucionales

La diversidad somos todos

Derechos humanos en la educación

Construcción de conciencia social

Debatamos Michoacán

Paz

A 40 años de la agenda gay

Los derechos de inculpado y víctima

Diálogo, tolerancia y respeto

San Antonio Molinos

Buenavista

Cartilla LGBTTTI

Osos

Desarrollo humano

Mecanismos de opresión

La muerte

Reforma y matrimonio civil

Derechos humanos y desarrollo

Diversidad y respeto

Cuerpo, mercancía, trata

La diferencia

Marco normativo LGBTTTI

Odio

Arqueología del matrimonio igualitario

Disidentes sexuales

Lo humano, la persona, su dignidad

Derechos humanos

La vejez

Rostros de violencia

Miedo, tolerancia e información

Trata de personas en México

2,500 años de opresión de la mujer

Conflicto cultural por el valor de la diversidad

Matrimonio igualitario, concubinato, familia

Bullying, disciplinar los cuerpos

San Ildefonso

Mujeres Aliadas

Matrimonio igualitario, último prejuicio

Pladiem 2015-2021

Mecanismos de seguimiento, ¿para qué?

Igualdad sustantiva (segunda parte)

Igualdad sustantiva (primera parte)

2016

Plan de Desarrollo Integral del Estado de Michoacán 2015-2021

El derecho a conocer los derechos

Visibilidad social en La Piedad

VIH, tiempo, espacios y cuerpos

Conciencia social

Día Internacional de la Tolerancia

Derechos humanos

Ambiente laboral incluyente

Consejo Estatal para Prevenir la Discriminación

Dirección de diversidad sexual y bisexualidad en Michoacán

Trabajo doméstico

Informar para transparentar

Identidad trans

Agenda legislativa 15-18

Derecho a la diferencia

Lo privado no debe volverse público

La cultura y el desarrollo

Debatamos Michoacán

ITS y el condón

Corte Interamericana, movimiento social y matrimonio igualitario

Silvano y la agenda de la dignidad humana

Laicidad

Afrodescendientes, ¿dónde están?

Hablar de los derechos humanos

Jurisprudencia 43/2015, Iglesia católica y discurso político

Jurisprudencia 43/2015

\"Cuarto Aniversario de la reforma constitucional en materia de derechos humanos\"

Intolerancia

¿El closet institucionalizado?

17 de mayo

Homofobia, democracia sexual o diversidad

Homofobia, democracia sexual o diversidad

El ombudsman

Discriminación racial

¿Quiénes son los grupos vulnerados?

Femicidio o Feminicidio, ¿cuál?

Cero VIH

Bioética, persona y sociedad

Transgresores en Morelia

Armonización

Vasco de Quiroga, salud y ciudadanía

Bando de Buen Gobierno Churintzio

Alondra y Quimi en Arteaga

El liderazgo de la discapacidad

Pedro en Tuzantla

Holocausto

Investigación

Consejo Municipal de Igualdad

Niños y niñas

El odio

La diferencia de trato social

Los derechos humanos

1 y 3 de diciembre

Agenda CNDH 2014-2019

Jóvenes por la Paz en Cuitzeo

Política antidiscriminatoria