Xuchitl Vázquez Pallares
Incentivar el conocimiento
Jueves 18 de Agosto de 2016
A- A A+

Alumnos de las Normales Rurales
Alumnos de las Normales Rurales
(Foto: Cuartoscuro)

Nuevamente se ponen las miradas sobre las Normales rurales, las cuales tuvieron y tienen aún una función importante, sobre todo en las comunidades indígenas.

Las escuelas Normales rurales fueron creadas después de la Revolución de 1910 como parte del proyecto cultural que buscaba transformar la vida de las comunidades rurales a través de la educación. El objetivo principal era formar maestros capacitados para impartir educación en las escuelas rurales que se abrirían en todo el país. Su creación se dio a principios de los años 30 con objetivos sin duda necesarios para lograr abatir no sólo el analfabetismo, sino lograr un desarrollo integral en las aéreas rurales de todo el país, integrando al plan educativo, actividades culturales, deportivas, económicas y de organización política en el marco de la Reforma Agraria y de la conformación del Estado postrevolucionario.

Cientos de jóvenes se formaron con un plan de estudios de cuatro años posteriores a los de la educación primaria, que enlazó la formación de maestros rurales con la de técnicos agrícolas con la finalidad de formar maestros capacitados no sólo para enseñar a leer y escribir, sino conocedores de técnicas de agricultura y ganadería, oficios rurales, artesanales y cultura cívica.
Sin duda su función era importante: erradicar el analfabetismo, dar las herramientas de conocimiento a las comunidades rurales y/o indígenas para un desarrollo pleno, aparejado al desarrollo del campo.

El proyecto de nación producto de la Revolución Mexicana tenía como una de sus metas principales el reparto de tierras, hacer producir al campo para lograr la autosuficiencia alimentaria y que la ignorancia fuese erradicada. Había que hacer trabajar el campo y que las comunidades tuviesen un desarrollo integral. Para lograrlo, la función de los maestros era sumamente importante, su trabajo por la comunidad les hacía merecedores de respeto y eran sin duda factor del cambio anhelado.

Las escuelas se ubicaron en zonas rurales, reclutando a hijos de ejidatarios y/o de pequeños propietarios que recibían becas del gobierno federal, y al finalizar sus estudios obtenían plazas como maestros en las escuelas rurales.

El proceso educativo se daba mediante el sistema de internados, garantizando, por un lado, que los alumnos no faltasen a clases por falta de dinero para transportarse hasta donde la escuela estaba ubicada, y por el otro se garantizaba que recibieran buena alimentación y estuvieran dedicados al estudio de tiempo completo. Los estudiantes se rotaban para atender todas las necesidades de cada escuela: sus anexos agropecuarios y talleres, la alimentación y la limpieza, otorgando así gran valor al trabajo, la disciplina, la vocación de servicio y el compromiso con la comunidad.

Las escuelas representaban el involucramiento y preocupación del gobierno federal en la vida del campo. Su compromiso agrarista y su calidad de gestoras de desarrollo y educación las colocaron desde sus inicios como enemigas de caciques y comerciantes.

Para 1939 la SEP había abierto ya 36 escuelas con condiciones de trabajo y presupuesto muy variables. Muchas veces los maestros, estudiantes y padres de familia fueron quienes proporcionaron su trabajo y los materiales para construir salones, talleres y lo que se necesitara, contando siempre con el apoyo de las comunidades cercanas. Podríamos decir que en muchos casos, literalmente, construyeron sus escuelas.

Las escuelas y las comunidades están estrechamente ligadas, sus carencias y anhelos podrían verse como los mismos. Es por esto que siempre las comunidades han apoyado a las Normales en sus demandas del presupuesto necesario para su buen funcionamiento, el pago de becas y salarios dignos para el personal docente, así como asegurar tener trabajo al terminar sus estudios.

Conforme fue cambiando la meta de los gobiernos en turno, las Normales rurales fueron sufriendo funestas embestidas y consecuencias. El presupuesto y atención a su funcionamiento fueron en detrimento cada vez mayor.

Si observamos, la finalidad de crear las Normales rurales era loable. Era y aún es de suma importancia que todo mexicano reciba educación, era y aún es necesario poner a trabajar el campo, dar trabajo a los miles de personas que desean trabajar sus tierras pero no tienen los medios para hacerlo y se ven obligados a emigrar a Estados Unidos, o las ciudades, a vender su fuerza de trabajo para poder subsistir.

También hacen falta escuelas en muchas partes del país, sobre todo en áreas alejadas a los centros urbanos. Los niños no asisten a las escuelas por la lejanía y/o por carecer de medios para pagar el transporte, además de por ser su mano de obra primordial para que haya algo que comer en la mesa familiar.

Las Normales rurales han sido víctimas de los intereses económicos, políticos y sociales imperantes. Partidos, gobiernos y líderes sin ética les han convertido en lo que hoy son. A la par han desatado una campaña mediática haciendo parecer a los estudiantes como violentos.

Hace semanas está sobre la mesa la exigencia por parte de algunos empresarios de que desaparezcan las Normales rurales, aduciendo que son focos guerrilleros. Los estudiantes normalistas han caído en el círculo que sólo beneficia a intereses ajenos a ellos. Ya que con las acciones que toman dan razón y pretexto para agredirlos, continuar con la campaña mediática contra ellos y que todo se encamine a desparecer las Normales rurales. Pareciera que hay gato encerrado.

Los estudiantes deberían hacer de conocimiento público la razón de sus demandas y no cometer acciones violentas. Por su parte, el gobierno debería escucharlos, dialogar y encontrar soluciones que beneficien a todas las partes, rompiendo así el circulo vicioso creado desde hace mucho tiempo.

Los focos guerrilleros son la falta de empleos, la mala alimentación, la inflación que aumenta día a día, los salarios de miseria, la corrupción, la impunidad insultante, la abismal diferenciación social que existe.

Las Normales rurales y las universidades son semilleros de personas pensantes. Justo eso es lo que México necesita, personas que por su conocimiento hagan posible el desarrollo y la paz anhelada.

Se debe incentivar el conocimiento, no permitir la intolerancia, el señalamiento y la discriminación.
vazquezpallares@gmail.com

Sobre el autor
Comentarios
Columnas recientes

A 526 años…

No se olvida…

Tormentas y enseñanzas de septiembre

México tiembla…

Héroes…

Inoperancia, corrupción e impunidad…

Leer, escribir, pensar, son actos de resistencia...

Ya no es ficción

¿Para qué más armas...?

El 8 de agosto de 1879….

Crímenes sin castigo….

Urge otro tipo de desarrollo…

Sueños que se hacen realidad…

Qué mundo este…

Crónica de un triunfo anhelado…

Tenemos que seguir...

Luz y Oscuridad…

Sin cultura política…

Es cuestión de seguridad nacional…

Porque Nurío…

El amor es la única manera…

21 de mayo…

Fechas memorables…

Desde 1886 para acá…

De interés nacional es saber…

Siria سوريا Sūriya

Mina de oro…

El mejor homenaje es lograr que haya justicia…

Óscar, Natalio y Rafael…

Flores para los grandes hombres…

Aves, flor y canto…

La codicia por el oro y riquezas…

Valorar nuestras raíces ancestrales…

Hagamos historia recuperando este país…

De la luna…

En lo pequeño y en lo cotidiano…

Materia de sobrevivencia y seguridad nacional…

Para prender la luz…

Magia y esperanza…

Sonaja de plata…

Todos somos autodefensas…

Nuestra casa, México…

Dos grandes, un anhelo…

Apuesto por la resistencia y la esperanza…

Recordar el porqué y para qué…

Advertencia a la humanidad…

Hablando del paraíso…

Más allá de la muerte…

A pesar de los pasares…

19 de octubre de 1970…

De despojos e injusticias…

Hemos de aprender…

Los muros hablan…

19 de septiembre de 2017…

Oaxaca no es Miami…

Y seguimos sin hacer nada…

No es ningún secreto…

Claroscuro…

13 de agosto de 1521…

A Emiliano…

¿Dónde quedó la responsabilidad?

Transa redonda…

El volcán que no es volcán…

El 6 de julio tampoco se olvida…

Hasta siempre, Eva…

Ciudadanos trabajando por un mejor país…

Obra de luz…

Parece pesadilla…

Hombres locos…

Por amor al arte…

No se puede matar la verdad…

Día de la Madres…

Motor de la historia

El conocimiento es luz

¿No hay dinero…?

Sobre lo sucedido en Arantepacua

Aprendamos de la historia

Sin concesiones

La desnacionalización

Mujeres

Se desató el capitalismo salvaje…

Hablamos

De lunas, migrantes y mentes luminosas

Queremos que las cosas ya no sean como son

Muros…

¿De verdad creyeron que nos iban a callar?

¿Qué se debió haber hecho?

No hay sueños imposibles

País petrolero sin gasolina ni dinero

Fechas y tradiciones milenarias

Áreas protegidas

Hasta siempre, Comandante

El imperio ataca

El mal sueño ha comenzado

Unirse para lograr otro mundo

El alma de México

La palabra y el arte, armas indestructibles

Cómo quisiera que estuvieras aquí…

Política energética

Sus políticas han fallado

Cuánta falta haces José María Morelos…

En aras de intereses económicos se está devastando al país

Al grito…

Totalmente justo

Derechos no respetados…

Con la misma piedra…

Incentivar el conocimiento

¡A sembrar!

8 de agosto de 1879

México Tenochtitlan, 691 años

La violencia pone en evidencia

La lucha sigue…

6 de julio de 1988…

30 de Junio, la noche de la victoria…

El hilo conductor, el reclamo de justicia

No más antidiversidad

Tenemos que hacer valer la libertad de expresión…

A Sagrario...

La energía que mueve al mundo

Semillas de conciencia…

Anhelo que aún vive…

Sin palabras…

¿Qué traen entre manos?

Esto no puede llamarse desarrollo

Panamá Papers…

Es importante conservar la memoria histórica…

Este 26 de marzo…

Hay muchos 18 de marzo por lograr…

De raíces profundas…

“Spotlight”…

La salud es un lujo

Cada uno de nosotros podemos y debemos cambiar las cosas…

La esperanza puede hacerse realidad…

Imagina la paz…

Arcas vacías…

Con tal de tener ganancias…

Dejemos atrás las telenovelas…

Los 6 de enero

Noche de la esperanza

Desigualdad abismal…

Evitemos su extinción…

COP21…

El respeto al otro es fundamental

Dejemos de tolerar la intolerancia…

Creadores de mundos nuevos…

Michoacán el alma…

¿Quieres ver a los artistas?

Lázaro Cárdenas del Río está vivo…

Mentes y corazones brillantes…

Por México…