Jerjes Aguirre Avellaneda
¡Para el debate por Michoacán!
Plan de Desarrollo, intenciones y realidad
Viernes 26 de Agosto de 2016
A- A A+


Finalmente, el 19 de julio pasado fue presentado a los michoacanos el Plan de Desarrollo Integral del Estado de Michoacán correspondiente al periodo de la actual administración estatal 2015-2021. De esta forma se cumplen las disposiciones constitucionales y reglamentarias relativas a las obligaciones gubernamentales para racionalizar su trabajo, abandonado la espontaneidad y la improvisación. El mismo gobernador Aureoles dijo en el acto de presentación del Plan que constituye una “guía certera para conducir el esfuerzo de quienes integran la administración pública estatal”.

En estas condiciones parecería que el Plan, de acuerdo con las palabras del gobernador, sólo tendría implicaciones para la administración pública estatal, como si el trabajo gubernamental pudiera realizarse para conseguir solamente objetivos hacia adentro del gobierno, al margen de los objetivos que corresponden al conjunto de la sociedad. En consecuencia, para evitar confusiones, el Plan debería denominarse más apropiadamente como Plan Gubernamental, en lugar de Plan Integral para el Desarrollo del Estado.

Aún en este ámbito limitado el Plan tendría que representar un marco de referencia seguro para comprender lo que se propone alcanzar y las metas derivadas que debe cumplir. Sin embargo, la experiencia demuestra, puesto que cada administración tuvo su Plan de Desarrollo, que este esfuerzo de comprensión de la realidad y los propósitos de modificarla a lo más que han podido llegar consiste en presentar un “deber ser”, sin señalar los medios y los instrumentos para convertirlos en realidad. Como “deber ser” y simple intención de los gobiernos, los planes podrían considerarse como válidos.

En un aspecto, no hay un solo plan en el pasado que deje de comprometerse con la eliminación de la desigualdad y la pobreza, con la democracia participativa, con el desarrollo económico, el campo, la industria, la inversión y el empleo, la salud, la educación, la prosperidad y la alegría de los michoacanos. A pesar de ello, en los hechos, los programas operativos gubernamentales carecen de congruencia con el plan, formulándose al margen y frecuentemente en evidente contradicción con los compromisos establecidos en los planes.

Por otra parte, tratándose de una planeación realmente “integral”, se afirma que el modelo económico y las actividades de libre mercado son incompatibles con la planeación de las actividades del conjunto de la sociedad. En el ámbito interno de cada empresa, la planeación y programación son indispensables, pero que cada unidad económica se someta a los compromisos establecidos en un plan general prácticamente es imposible. Cada unidad económica se maneja conforme a sus propios problemas y las necesidades que le impone el mercado para reducir sus costos, vender más y hacerse más competitiva frente a las otras empresas que aspiran a lo mismo.

No obstante, la planeación es un método indispensable en la realización de las diversas actividades que puedan cumplir los individuos, los grupos, la dinámica económica, del gobierno y de la sociedad, en tanto permite identificar necesidades, problemas y objetivos, medios para alcanzarlos y tiempos para su cumplimiento, revisando por tramos lo que ha sido cumplido, los incumplimientos y sus causas para establecer las correcciones indispensables en la racionalidad rigurosa con fines explícitos, en función de los cuales todos deberían moverse en las diferentes escalas.

El 19 de julio pasado fue presentado a los michoacanos el Plan de Desarrollo Integral del Estado de Michoacán correspondiente al periodo de la actual administración estatal 2015-2021.
El 19 de julio pasado fue presentado a los michoacanos el Plan de Desarrollo Integral del Estado de Michoacán correspondiente al periodo de la actual administración estatal 2015-2021.
(Foto: Disse)

Sobre el autor
Comentarios
Columnas recientes

¿Alguien recuerda a los jornaleros agrícolas?

Elecciones y necesidades de cambio

El futuro que queremos que suceda

Corrupción, discrecionalidad, gabinetes

Política: la convicción contra la creencia

Meade y los nuevos tiempos del PRI

Morena, “el peligro para México” y el proyecto de nación

¡El grito desesperado de la ideología!

En el año que comienza, tiempos para cambiar

Enajenación, ciudadanos y política

Fenómenos nuevos en la democracia mexicana

Clase política y elecciones

Diferencias sociales y elecciones

Las ideas y los intelectuales en la política

Hacia una tipología de candidatos

¿Todo para el mercado o todo para el Estado?

Los mexicanos: ¿por qué luchar?

Las Zonas Economicas Especiales y el desarrollo regional

En política: los jefes y los líderes

¿Por cuál camino: derecha o izquierda?

Pobreza estructural, el tener y el hacer

En marcha, Frente Amplio Democrático… ¿contra quién?

Cuando gana el PRI, ¿gana México?

La globalización en crisis

Reflexiones sobre México y el mundo

¡El Balsas se seca, la población también!

Democracia y cultura

¿Frente anti PRI o anti López Orador?

Resolver los problemas de fondo

Las ZEE y el corredor de pobreza Michoacán-Chiapas

La fuerza histórica de la comunidad indígena

Gobernadores ladrones

Efervescencia y preparativos políticos

Zapata, ¿individuo o comunidad?

Algunas referencias de la izquierda mexicana

¿Hay todavia izquierdas y derechas?

La lectura de las realidades políticas

México, el vacío de liderazgos

¿Oponer el sueño mexicano al sueño americano?

¡Para el debate por Michoacán!

Acelerando los tiempos políticos

En memoria del doctor Robles Garnica

Sin titubeos, la ZEE de Lázaro Cárdenas debe establecerse

En 2017: la difícil construcción del futuro

Corrupción y legitimidad política

Profesionistas: “Ciencia y tecnología para una patria libre”

En su aniversario: Revolución muerta, principios vivos

Ante el fenómeno Trump, lo necesario y a tiempo

¡Para el debate por Michoacán!

¿Todavía sirven los líderes?

Hacia el Centenario de la Constitución

Morelos: el pasado desde el presente

Presupuesto, austeridad y confianza

El Informe: lo dicho y lo no dicho

En la unidad de la izquierda, ¿cuál proyecto?

Violencia estructural, soluciones estructurales

Plan de Desarrollo, intenciones y realidad

CNC michoacana: renovación de liderazgos

En busca de la equidad

Migración michoacana, entre la forma y el fondo

¡Como son los candidatos es la democracia!

¿Se puede reformar la cultura?

(¿) Demostrar que el PRI está de pie (?)

La ZEE de Lázaro Cárdenas: enfoque regional y desarrollo territorial

En estos tiempos: ¿desarrollo o decadencia democrática?

La ZEE de Lázaro Cárdenas: el desarrollo compartido

Los modelos de análisis político y 2018

La ZEE de Lázaro Cárdenas: entre la idea y la realidad posible

Repensar la cultura y el desarrollo

Entre la demagogia, los medios y la insatisfacción democrática

Creencias y cambio de creencias

Lázaro Cárdenas: De Sicartsa a Zona Económica Especial

Relevos en la CNC michoacana

La clase empresarial michoacana

Aniversario: el modelo zapatista de lucha

Silva Tejeda: ¿Nuevo líder, nuevo PRI?

¡Para el Debate por Michoacán!

Desocupación y empleos emergentes

Remesas y problema migrante

Para entender la sociedad: ¿Sirve la teoría?

Absurdos sin corrección del campo michoacano

El Papa, los problemas y las soluciones

El ejido: Entre la ignorancia y la mala fe (Cuarta parte)

El ejido: el más grande despojo de la historia (Tercera parte)

El campo michoacano: Diez temas pendientes Segunda parte

Lo hecho y no hecho en el campo michoacano (primera parte)

Lo nuevo en el campo michoacano

Gobierno, presupuesto y política

Poder, plan, desarrollo y modelo

Foros de Consulta y Plan de Desarrollo

La costumbre de vivir con violencia

Revolución Mexicana hoy, frustraciones y hartazgos

Las Truchas, frustraciones y posibilidades

Belisario Domínguez ennobleció a la patria

Plan de Desarrollo, método y compromiso

Año difícil: presupuesto 2016

Zonas Económicas Especiales y regiones pobres de Michoacán

El nuevo comienzo, sólo con pueblo y gobierno

¿Es posible un gobierno sin mitos?

El reto de organizar al pequeño productor rural

Secretaría para la ciencia y la tecnología

Nueva administración para nuevo gobierno

Nuevas visiones para los nuevos ayuntamientos

Por un equipo de gobierno sin vicios y con rumbo

En el PRI, ¿sólo cambio de dirigentes?

La pobreza, organización y nueva cultura

La pobreza y sus retos, ¿es lo mismo explicar que medir la pobreza?

Cuba-Estados Unidos; una nueva historia

Los michoacanos, principio y fin del desarrollo

¿Es posible un programa del nuevo gobierno?

¿Organización política y candidaturas independientes?

¿Las mayorías nunca se equivocan?

La Tierra Caliente de Huetamo

Darle rumbo al campo

Replanteando estrategias: Michoacán y sus regiones

Los debates y la cultura política

Algunos de los muchos pendientes

Campañas: agotamiento de los viejos proselitismos

El vacío de liderazgos

Elecciones 2015: ¿para creer en la democracia?

¡Para el debate por Michoacán!