Salvador Molina Navarro
Derecho a qué…
Michoacán y su identidad
Martes 1 de Marzo de 2016

Palomas mensajeras, / detengánse en su vuelo, / sí van al paraíso, / sobre el volando están.// Dios hace mucho tiempo, / que lo quitó del cielo, / y por cambiarle el nombre, / le puso Michoacán. Extracto de la canción “Qué lindo es Michoacán

A- A A+

Ha circulado un rumor acerca de la imagen de Michoacán, se dice que se pretende que la imagen de Michoacán la personifique la cantante Belinda –Belinda Peregrín Schüll–, española nacionalizada mexicana, nada más alejado de una identidad tan auténtica como la que tiene Michoacán.

Estimados lectores, al hablar de Michoacán sin duda se nos vienen bastantes imágenes a la mente, pensemos en su comida tan variada, sus costumbres y tradiciones de cada región, en la riqueza de sus tierras, sus mares, sus montañas, su Tierra Caliente, su capital, sus mujeres, sus hombres, sus personajes ilustres, todas estas características de nuestro Michoacán deben estar representadas con el rostro que se elija, con lo que refleje la personalidad de quien lleve tan alto honor de ser la imagen de Michoacán.

Cuando se piensa en la imagen de Michoacán es inevitable visualizar una imagen de nuestra gente de arraigo, de nuestra gente de la Meseta Purépecha, de nuestra gente de los Once Pueblos, de nuestros obreros que luchan día a día por dejar lo mejor de sí al estado y a su familia, por sus hombres de trabajo incansables y siempre dispuestos; vemos a sus hombres ilustres, a sus mujeres hermosas, trabajadoras, pensantes, que además de salir adelante, incluso solas con sus hijos, también libran batallas impensables en estas épocas, soportan su lucha en contra de los abusos, el acoso, la discriminación, el señalamiento y el ataque a su honra, siguen airosas y luchan para salir adelante junto a su familia, esas son nuestras mujeres michoacanas.

Michoacán sin duda refleja a hombres como Melchor Ocampo (José Telésforo Juan Nepomuceno Melchor de la Santísima Trinidad Ocampo Tapia), idealista y consejero de Benito Juárez, astuto negociador en el tratado McLane-Ocampo, principal ideólogo en las Leyes de Reforma.

Pensamos en José María Teclo Morelos y Pavón y Pérez, El Siervo de la Nación, de los principales impulsores de la Independencia de México, gran jurista y estratega militar.

Pensamos en doña Josefa Ortiz de Domínguez, en Gertrudis Bocanegra, Ignacio López Rayón, Agustín de Iturbide José María Anzorena y muchos ilustres más.

Pensamos en sus valles y paisajes en un estado vasto y rico, con todos los climas.

Pensamos en sus costas y su gente, sus pescadores, en sus playas y su riqueza en flora y fauna, pensamos en Michoacán, nuestro Michoacán.

Así entonces, si se concreta el rumor de personificar a Michoacán con Belinda, sin duda no representará lo que los michoacanos queremos decirle al mundo de nuestra tierra, existen una diversidad de mujeres dignas, hermosas, trabajadores, auténticas michoacanas que triunfan a diario que trabajan y que saben lo que nuestro estado es y lo que nuestro estado tiene para dar, existen hombres valerosos que reflejan lo que nuestra tierra grita, existen michoacanos y michoacanas que serían, sin duda, la imagen congruente de un Michoacán auténtico.

Este alto honor debe recaer en una michoacano o michoacana que incluso nosotros, el pueblo, la gente, los michoacanos propongamos y escojamos, es la imagen de Michoacán la que se busca, debe salir de este Michoacán que conocemos los que vivimos el día a día. Michoacán debe ser representado con honor, con dignidad, con inteligencia, por quien lo conozca y conozca su gente y sus raíces. Michoacán sólo es uno y es nuestro, nosotros sabremos llevar su nombre con el respeto que se merece, el gobierno debe voltear los ojos al pueblo para que de entre nosotros salga la imagen que sea la personificación de Michoacán, así será un esfuerzo auténtico y congruente; de otro modo seguirán alejados de la esencia de Michoacán, reflejado un rostro que se desconoce y peor aún, se tendrá una representación falsa y demagoga de nuestra tierra.

Sobre el autor
Comentarios
Columnas recientes

¿Candidatos independientes o una nueva clase política?

La colegiación de la justicia

Competencia contra monopolio

La Benemérita y Centenaria Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo

La política es un interés de todos

Qué nombre le vamos a poner

Nuevo ciclo escolar y nuevo reto educativo

Un avance ciudadano sin tintes políticos

El derecho de las víctimas y la obligación del Estado

Gracias, pero no es una concesión, ¡es un derecho!

Prisión preventiva oficiosa, ampliarse o desaparecer

Justicia en obra negra

La moneda está en el aire

Todos contentos, tenemos reelección

Un andador con sabor a parque lineal

“En espera de una reacción”

El menosprecio al derecho a un medio ambiente sano

La percepción, un tema añejo en Michoacán

¿Procuración de Justicia?

Una evaluación sin convocatoria

En espera de un acto de congruencia política

Hay de prioridades a prioridades

Entre mensajes y la realidad

Una nueva oportunidad

Está Navidad me servirá para…

Lo siento, no hay dinero en las arcas

El feminicidio, entre la espada y el espíritu

El salario mínimo y el mínimo vital

Una ley necesaria

La razón y la política en la Ley Antimarchas

Maestro Cárdenas, un inmortal autor de recuerdos

Derecho a un medio ambiente sano

Las escuelas Normales y el derecho a la educación

El derecho de los reos

A dos años de aquella noche

Sociedad dividida

Un informe con esquema diferente

El verdadero reto de la justicia penal en la actualidad

¿Perdonar y olvidar o una justicia restaurativa?, una decisión ciudadana

Un caso más de un todólogo mexicano

El caótico caso de la educación

Supe de un país lleno de promesas y demagogia

Un perdón con sabor a mentira

Un futuro inmediato

Michoacán ante un nuevo reto

La Alerta de Violencia de Género, ¿necesidad o pretexto?

Independientes ante el desgaste y la pérdida de credibilidad

Foto infracciones, entre argumentos y falacias

El derecho a la vida y la ignorancia legislativa

Una evaluación docente… ¿confiable?

Las decisiones de una madre

¿Qué protege el derecho humano al trabajo?

Los políticos y sus iusmonólogos

Un pueblo sin tribuna

El Estado, la violencia y las políticas públicas

“Justicia o política… una decisión pendiente”

“Entre la cobardía y el deshonor”

“Día Internacional de la Mujer, festejar sin compromiso o comprometerse sin festejar”

Michoacán y su identidad

Comisión Estatal de los Derechos Humanos, ¿sirviendo a la ciudadanía? (Segunda parte)

Comisión Estatal de los Derechos Humanos, ¿sirviendo a la ciudadanía? Primera parte

Derecho a conocer nuestro sistema de justicia penal

El derecho a estar informado, de la letra a su realidad

Una recaptura de Estado

Caminos, acciones y otros vericuetos de un buen ciudadano

Compartiendo mi realidad

Nuestro salario, aguinaldo y otras prestaciones laborales son derechos humanos

Declaración Universal de los Derechos Humanos, concientizando a los ciudadanos

Ser mujer también es nuestra lucha

Una parte de nuestro México, historia vigente que se niega y se esconde

Terrorismo, una crítica distante y una indolencia cercana

Los derechos humanos, de un discurso glorioso a una realidad dolorosa