Carlos Enrique Tapia
Migración México-EU
El colapso neoliberal
Miércoles 31 de Agosto de 2016

La cultura popular mexicana perdió a uno de sus más conspicuos representantes:

Juan Gabriel.

A- A A+

A partir de la crisis financiera de 2008, en círculos económicos y políticos se ha sugerido que el neoliberalismo ya no es la manera correcta para impulsar el mundo
A partir de la crisis financiera de 2008, en círculos económicos y políticos se ha sugerido que el neoliberalismo ya no es la manera correcta para impulsar el mundo
(Foto: Cuartoscuro)

La economía mexicana sigue su ruta crítica. Las calificadoras extranjeras, el gobierno federal, la iniciativa privada y diversos analistas continúan corrigiendo sus expectativas y los supuestos de una economía en expansión. Algunos actores políticos achacan a las reformas Energética y de Telecomunicaciones el fracaso.

Otros aluden a factores externos, algunos más al conflicto protagonizado por la CNTE. Por su parte, el gobierno federal, a pesar de las evidencias, lanza una campaña previa al Cuarto Informe de Gobierno presidencial, que intenta dibujar un México próspero aprisionado en las paredes de Los Pinos, los epígonos de este gobierno y el PRI, pero lejos de la realidad.

Con todo, la revisión de la crítica situación de la economía ignora, a propósito, el impacto de más de cuatro décadas de neoliberalismo. La ideología del libre cambio, la mano invisible del mercado, la desigualdad y exclusión rampante, el individualismo extremo, la depredación salvaje, ha jugado un papel central en el colapso mexicano.

Según el Nobel de Economía Joseph Stiglitz, ex jefe de economistas del Banco Mundial y ex asesor de Bill Clinton, el neoliberalismo murió (Business Insider, 08/19/2016), y el consenso en su derredor finalizó. El Consenso de Washington, impulsor en los 80 del neoliberalismo como escuela de pensamiento económico dominante, colapsó.

El libre comercio, los mercados abiertos, la privatización, la desregulación, la reducción del gasto gubernamental y el incremento del rol del sector privado para impulsar el crecimiento económico llegaron a su fin. En opinión de Stiglitz, la “euforia neoliberal” que se apoderó del mundo desde los 80 se ha ido.

A partir de la crisis financiera de 2008, en círculos económicos y políticos se ha sugerido que el neoliberalismo ya no es la manera correcta para impulsar al mundo. Tanto en la academia como entre quienes toman decisiones de política económica hay un nuevo consenso dominante sobre el fin del neoliberalismo como pensamiento único.

En México, en los círculos académicos de instituciones privadas y sus egresados, formados también en universidades estadounidenses dominadas por el neoliberalismo, en sectores de universidades públicas y sus graduados, el gobierno y los tomadores de decisiones, persiste esta ideología política como única respuesta a la realidad.

La agenda económica enumerada por Stiglitz ha sido puesta en práctica en México, pero la política económica basada en la estabilidad macroeconómica a partir de baja inflación, control del déficit fiscal, conteniendo el gasto público y el incremento de impuestos no ha solucionado los desequilibrios estructurales, de ahí el evidente colapso.

Si bien el gobierno actual pretende vender sus llamadas “reformas estructurales” como la solución mágica, en los casos de la Energética y las telecomunicaciones, ambas han sido contraproducentes. Se privatiza favoreciendo a los depredadores de recursos naturales, se otorgan ingentes privilegios, pero la sociedad mexicana no ve beneficios.

El colapso neoliberal no significa nada más que el credo neoliberal ya no responde a las necesidades de la economía global, sino también que a nivel micro no ha respondido cabalmente a los desafíos de las sociedades como la mexicana, en la que se han profundizado las desigualdades, la exclusión y la pobreza.

Obviedades. 1 No es de extrañar que la vena fascista del PAN, en voz de Cocoa Calderón, la hermana del autor de la guerrita esquizofrénica que ha dejado más de 100 mil muertos, se sume a las voces gubernamentales y de sectores derechistas criminalizando a los normalistas, además de pedir la represión contra la CNTE. 2. Según el Inegi, la tasa de desocupación (TD) al mes de julio descendió a 3.8 por ciento de la PEA nacional respecto al mes anterior (3.9 por ciento). A tasa anual la disminución respecto al mismo mes de 2015 fue de 4.4 a 3.8, pero lo interesante es el incremento de la informalidad en 0.2 puntos porcentuales en relación con el 0.1 de baja de la TD. 3. En Brasil, para regocijo de la derecha mexicana, el golpe de Estado se ejecuta ya sin miramientos como única vía de la ultraderecha de ese país para apropiarse del poder y llevar a cabo sus trapacerías. 4. En vez de criminalizar a los normalistas, alimentando así una oleada social de odio, se debería aplicar la ley, con el respeto a los derechos humanos, pero la ley en la mano. 5. Acorde con el Banco de México, en lo que va del actual gobierno han salido del país 71 mil 809 millones de dólares, 81 por ciento de la deuda pública, dinero de individuos y empresas en cuentas de Estados Unidos, según la Fed. 6. Al segundo trimestre de este año la Ciudad de México, Nuevo León, Veracruz, Chihuahua y Coahuila destacan como las entidades más endeudadas del país, deuda que asciende a 529 mil 719.1 millones de pesos, 18 mil millones arriba a igual periodo de 2015. Tres de estos estados son gobernados por el PRI (Imco) y han sido ampliamente cuestionados respecto al destino de estos cuantiosos recursos. 7. Cifras del INE prevén que el voto de los mexicanos en el extranjero influirá en los resultados de la elección de 2018, además de situarse en 500 mil connacionales con credenciales para votar. Asimismo, sugiere que a pesar de que de 2006 a 2012 se redujo la votación en favor del PAN, este partido seguiría siendo favorecido. 8. A julio de este año, el promedio de satisfacción de vida de los mexicanos se ubicó en 8.1 respecto a igual mes de 2015 (8.0), pero la satisfacción con el país y la seguridad cayeron (6.6 a 6.2 y 5.4 a 5.1, respectivamente). 9. La fascista Rosario Robles, emulando a Hitler, dice que los periódicos sirven para limpiar vidrios y matar moscas. 10. Cuatro años de gobierno, cinco escándalos; Enrique: lo malo casi no se cuenta pero cuenta mucho, ¿o no?

Sobre el autor
Antropólogo social, doctor en Historia. Colabora en Cambio de Michoacán desde 1996, con una breve interrupción en 2001-2003. Se especializa en estudios migratorios, en particular la historia y problemática actual de la migración México-Estados Unidos, Michoacán-Estados Unidos, y problemas relacionados con políticas públicas, desarrollo socioeconómico, tendencias políticas y partidistas, participación ciudadana. Por ello dedica también sus columnas a entender y analizar el rumbo social, económico, político y cultural de Michoacán y México en general, desde una perspectiva crítica y ciudadana.
Comentarios
Columnas recientes

Violencias, miedo y ruptura social

Corrupción, pobreza, alianzas cupulares, feminicidios, rachita, cacería de perredistas

PRD: ¿centro o derecha?

Gabinete, Uber, violencia, PGR, independientes, retórica, ex panistas, remesas

TLCAN, independientes, Uber y otras ¿nimiedades?

Reconstrucción: Negocio y desmovilización ciudadana

El retorno de la ciudadanía

Es el patriarcado, estúpido

Dreamers: sueño diferido

Historias interminables

Por la izquierda o la derecha

TLCAN: ¿Renegociar, modernizar o vuelta atrás

Espectáculos, negocios y narco

La vía México-Estados Unidos contra Maduro

Muerte migrante

¿Fe, esperanza y caridad?

Socavones

Murmullos y persecuciones

Migración internacional: el desfasado optimismo de la OCDE

Desvaríos del autoritarismo

Gobiernos fallidos, democracias fraudulentas

Normalizando la corrupción y el fraude

Corrupción, continuidad o alternancia

El otro Michoacán

Morelia, entre la inseguridad y el blof

México, país de feminicidas

Remesas, ¿el mantra de un desarrollo fallido?

Desaparecidos, desplazados y deportados

Abuso de poder

La era Trump: frivolidad y dureza

Pueblos indígenas: pobreza, delincuencia, inseguridad

Mentes aviesas

Neoliberalismo o populismo

Irresponsables

Mando Único, campañas electorales, modelo educativo, mujeres

Retóricas perturbadoras

Movilidad social, salarios y desigualdades

Guerra antiinmigrante

El colapso de un modelo económico y la zanahoria migrante

Patetismo gubernamental y circo mediático

El odio como política y la oscuridad como subordinación

Rise up woman

Muros, austeridades y otras nimiedades

Patéticos y vacíos

¿Confianza, unidad?

Retórica migrante y antiinmigrante

Radicales, canonjías, transparencia, guerra esquizofrénica

Pendientes

Trump, presidente

Trump, presidente

Trump, presidente

La elección del miedo

Jodiendo a México

La migración mexicana en las elecciones estadounidenses

CNTE, normalistas, rechazados

Nuestras violencias cotidianas

Corruptos ¿todos?

Propaganda o estrategia

Propaganda o estrategia

El indiscreto encanto del odio y el miedo

La pifia

El colapso neoliberal

Violencias

Pensiones

Días de encono y mentiras

Un falso debate

Periodismo crítico bajo acoso

Vivir del pasado, mentir sobre el pasado

Autodefensas

Vivir del pasado, mentir sobre el pasado

Autodefensas

Populismo e impunidad

Desgaste local, desgaste global

La respuesta autoritaria de un gobierno agotado

Los peligros para México

Narcocorridos, violencia contra las mujeres, elecciones

Guerra sucia y farsa electoral

La confrontación

Las falacias de la sustentabilidad y la adaptación al cambio climático

Trump ¿presidente?

Mujeres, CNTE, Ayotzinapa, golpismo

Barbarie y esquizofrenia

Parabienes anticipados

Un alcalde “independiente”

Apagando fuegos

¿Peligro de extinción?

Migración México-EU

Oprobiosa utopía

Credibilidad

Clientelismo y populismo

Las ausencias de Bergoglio, las indulgencias gubernamentales

Francisco en el país de las apariencias

Milagros mediáticos

Indefensión

Corrupción y cultura

Chapoaventuras

Incertidumbres

18 de diciembre

Desafíos

Migración y remesas

Cotidianeidades

Barbarie contra barbarie

Pongámonos lúdicos

Ahí viene el lobo

Educación pública: La disputa por un bien público

Desigualdades y reformas

La otra crisis

Buenos (y no tan buenos) deseos del “nuevo comienzo”

Ayotzinapa, la infamia

Congruencias e incongruencias

Refugiados, desplazados, asilados, migrantes

Reformismo o populismo

La propaganda del fracaso

San Fernando, Tamaulipas, cinco años de una masacre

Dos años

Periodismo asediado

Retos

Morelia

¿El “nuevo comienzo”?

Vapuleados

Carta abierta a Silvano Aureoles Conejo

El Apocalipsis que no fue

Carta abierta a Felipe Calderón Hinojosa

México bárbaro

Faltas e incongruencias

Corrupción, ¿problema cultural o institucional?

Viernes de furia

“Uso excesivo de la fuerza”

60 días

Necedades de izquierda y derecha

El desprecio a la ciudadanía

Arrogancia y autoritarismo

Burlar la democracia

¿Ofensiva mediática?

Descrédito o política

Gatopardismo 6

Gatopardismo electoral 4

Gatopardismo electoral 3

Gatopardismo electoral 2

Gatopardismo electoral 1

¿Esperanza, unidad, paz?

Charadas

Élites políticas

Placebos y catacumbas

Otoño de ira

Moviendo a México

Otoño mexicano

26/09/2014 ¡Vivos se los llevaron, vivos los queremos!

El discurso de odio, practicando el odio

El fin del “mexican moment”