Samuel Ponce Morales
La Conspiración
UMSNH, la partidización
Jueves 16 de Noviembre de 2017
A- A A+

Ante la evidente división de la comunidad, sobre todo entre autoridades y líderes sindicales, más por el tema de la reforma de pensiones que por otra cosa, donde los sindicalistas le dieron el viso político, la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo (UMSNH) enfrenta en forma débil la crisis financiera que este fin de año se agudizó.

Por ello, como se dice, a río revuelto, los partidos políticos, principalmente el PRI, PAN y PRD, a través de los poderes Legislativo y Ejecutivo en los niveles federal y estatal, tratan de encauzar recursos públicos a la máxima casa de estudios y, claro, presumir que lo lograron, cada uno por su cuenta, y hasta se pelean por ello.

Adrián López Solís
Adrián López Solís
(Foto: Carmen Hernández )

Como se ve en los dos casos, al interior y exterior de la Casa de Hidalgo los intereses están más alejados del espíritu universitario, resaltando los económicos, aquellos de las prebendas sindicales, y políticos electorales con miras a las elecciones de 2018.

El ajetreo partidista



En el país, pero en particular en el estado, los partidos políticos tienen diversas líneas abiertas. Por un lado está pendiente el funcionamiento más concreto del Frente Ciudadano por México que, una vez aprobado, deberá tener un impacto más fuerte en la sociedad, en tanto no está teniendo el efecto previsto.

En dicho tema, sin duda veremos qué pasa entre el PRD y el PAN ya que si bien a nivel nacional el albiazul tiene mayor fuerza, lo cierto es que Michoacán es un bastión del perredismo, además de ser gobierno local y, por tanto, deberá llevar mano en las candidaturas y en la posición política.

Además habrá que estar pendiente en lo relativo a la elección del dirigente de dicho partido político y al cambio en las posiciones que se tienen al interior por las escasas tribus que continúan y el ruido que en los últimos meses se ha hecho.

También será necesario saber qué posición toma el Partido Verde Ecologista, que ha mostrado mucho interés en tener más espacios en la postulación de candidaturas sin que hasta el momento aquellos dos partidos políticos estén cediendo espacios importantes.

Lo anterior podría llevar a un rompimiento y fracaso del Frente en lo local, lo que se visualiza difícil por el interés que tiene el gobierno del estado, presidido por Silvano Aureoles Conejo, en mantener dicho Frente en lo local.

En otra vertiente de partidos políticos están el PT y Morena, que están obligados a trabajar conjuntamente sin que se vea un real acoplamiento de las dirigencias.

Sin embargo no les queda de otra más que adecuarse a los postulados planteados por el aspirante presidencial Andrés Manuel López Obrador, en razón de que dicho dirigente nacional ha salido a la defensa del partido rojo ante la embestida del gobierno federal para desacreditar a todo aquel amigo del morenista.

Por último, el PRI está tratando de encauzar sus fuerzas internas y en la expectativa de lo que Fausto Vallejo pueda hacer no solamente al interior del partido, sino en Encuentro Social, donde de forma sigilosa Javier Valdespino estará haciendo una parte de la operación política del ex gobernador.

Lo anterior a la par de lo que pueda realizar el varias veces presidente municipal con el Partido Verde, donde resulta más que evidente la influencia del por igual ex dirigente del PRI en la entidad.

El gran reto del dirigente del PRI en Michoacán, Víctor Silva, será no solamente lograr el consenso entre los diversos grupos, sino empezar a trabajar en la proyección desde lo local de su partido.

Situación que parece difícil en virtud de la dinámica que se está presentado en dicho partido, definir al candidato a presidente de la República, para posteriormente empezar a ver los movimientos formales en lo local.

Nada es lo que parece



Cuando los titularidades se ausentan temporalmente de las instancias gubernamentales, las áreas correspondientes no se pueden quedar mucho tiempo vacantes, por lo que se designa ya sea un encargado de despacho o un interino o el segundo a bordo se ocupa de los quehaceres que le competen a su inmediato superior, como el caso del titular del Ejecutivo, en el cual Adrián López Solís ocupa ese lugar, pero quién sabe los nombres en los casos de Turismo y de Desarrollo Económico, porque el de Comunicación ya lo sabemos.



¿Se imaginan a los dirigentes de Morena como los chinitos, sólo viendo que sus seguidores respalden a otro aspirante presidencial que no sea Andrés Manuel López Obrador?, pues no, pero, eso sí, critican a los de enfrente o a los de atrás…

Sobre el autor
Samuel Ponce Morales Michoacano por residencia, periodista empírico, posee dos premios estatales en crónica y en entrevista; ha sostenido charlas con la escritora Elena Poniatowska, el pintor Alfredo Zalce, el futbolista Diego Maradona, el fotógrafo cubano Alberto Korda, y el comandante sandinista Tomás Borge; ha transitado como reportero en Excelsior y El Universal, así como corresponsal de La Jornada; ha sido jefe de Información, de corresponsales y de multimedia, así como columnista de Cambio de Michoacán...
Comentarios
Columnas recientes

Morena, la piedra en el zapato

CNTE, el triunfo del chantaje

Y los aspirantes cono si nada

Morelia, plaza en disputa

CEDH, la lucha por la titularidad

TEEM, con alfileres

Tres michoacanos con Mario Delgado

La incosteable Junta de Caminos

Morena, mujeres aspirantes

Hacen puré medidas de EU

ZEE, el muerto que nunca nació

Michoacán, el efecto INE

LeBaron, y los demás…

Múgica alrededor de Cárdenas

Rescate en las alturas

AMLO, los golpes de Culiacán y LeBarón

Michoacán, diagnóstico de empleo

Michoacán, ¿zancadillas en el Gabinete?

El sorprendente Lalo Tena

La encrucijada del SPUM

Indígenas, pendientes

“¿Para qué chingaos votamos por ustedes?”

PVEM, el coqueteo con un Orihuela

El super subsecretario

Cherán, el derecho en insurrección

El vídeo del hijo del Chapo

Nadie domina en Morena Michoacán

La danza de los normalistas

Morena Michoacán, a prueba

El inesperado respaldo a Cristóbal Arias

Torres Piña, el otro destape

Congreso corto

Senado, el michoacano influyente

Aguililla, ¿las cartas sobre la mesa?

Masacre en Aguililla

IEM, los que aspiran

PRI, la lucha por la gubernatura

Un bloque portuario inesperado

Urapicho, crónica no anunciada

TEEM, por una reforma electoral local

IEM, los que merecen

TEEM, el arribo

Morena, la diferencia

Silencio electoral

Morena, una elección de fundadores

El legado del TEEM

Esperando al auditor...

El legado del TEEM

Silvano, tercia de halagos

Violencia, tres en uno

Encuesta 2021, el PRD desaparece

MORENA, el reencuentro

AMLO, caso Mireles

De todos modos, SUEUM/SPUM se llaman

De todos modos, SUEUM/SPUM se llaman

Tepalcatepec, ambigüedad presidencial

Michoacán, la impensable alianza

ZEE, sepultada

Los pendientes del Sistema anticorrupción

Los pendientes del Sistema anticorrupción

Autodefensas, diálogo fallido

Otra vez Apatzingán

CNTE, SUEUM, sin miramientos

Conago, Michoacán en la mira

Morena, reunión casi imposible

La no guerra al narco

PRI Michoacán, la danza de los 10 millones

PRI Michoacán, llegó la hora

De la ley Bonilla a la del Garrote

Secuelas del encuentro en Palacio de Nacional

Educación, “de la tierra al cielo”

Michoacán, el encuentro presidencial

CEDH, #MissJessica

El patrón de la SSP

En los tiempos de Alfredo Castillo

Alito en Michoacán

El rescate por los bosques

La lucha por la Auditoría

Raúl Morón, al banquillo congresista

La Constitución de Michoacán, a 100 años

Auditoria, los de la terna

Otro golpe a Marco Polo Aguirre

La renuncia de Antonio Soto

AMLO, una sola mención de Michoacán

AMLO, y sigue cabalgando

Las cinco del TEEM

Marco Polo, el cobre

IEM, retos a la vista

Del INE al IEM

El fallido evento constitucionalista

Municipios de talla internacional

Mujeres policías: el arraigo por la familia

Los destapes

Más allá de Raúl Morón

Morena debilita al PRD

Congreso, la altura de un párroco

Observatorios ciudadanos, entre dimes y diretes

La crisis en el periodismo

Última llamada, última llamada...

Los dilemas de ADN

Jesús Reyna, el gran ausente

Morena Michoacán, uno menos

¿Cuidado con los militares?

El prematuro destape

A contra reloj la federalización

Cárdenas como los buenos vinos

La hora del PRI

Un juez a todo dar

Vendetta partidista

Nahuatzen, el deslinde

Nahuatzen, el conflicto de nunca acabar

Contra la madre tierra

Una historia que no contar

Junta de Caminos

Gobernadores en alerta, por las alertas

Y de qué habló con AMLO…

INE dará certeza a la renovación de la dirigencia nacional del PRI

Por un plan Marshall michoacano

Reaparecen priista y expanista

Y, dónde está Fabiola

El privilegio del PES en Michoacán

Los dos alcaldes con poderes

Más allá de la reforma educativa...

CNTE, hasta cuándo…

Pascual Sigala, la despedida

Fiscalía, una sorprendente elección

El adoctrinamiento ¡a niños!

Tercera llamada…

Fuerte mensaje silvanista

De nuevo, en riesgo nómina magisterial

La desigualdad entre la Federación y estados

UMSNH, sin vuelta…

¿Dónde está Jesús Reyna?

El abucheo de la discordia

Congreso, aferramiento ex priista

Reaparece Alfredo Ramírez

Morena, Morena...

STJE, el misterioso magistrado presidente

Michoacán, los penares del PRD, de ADN…

Guardia Nacional

Morena da palos de ciego

ADN se entrega a Morena

El futuro de la Fiscalía en Michoacán

Reforma electoral con perspectiva de género

La cátedra centista

Violencia política de género, sin estadística

El logro presidencial y el desmarque morenista

Casi lista la ley para la Fiscalía

Michoacán, #MissYeidckol

CNTE, primera llamada