Morelia

Morelia
Parimonio de la Humanidad
70% de los edificios históricos de Morelia grafiteados
Francisco Lemus Martes 12 de Julio de 2011
A- A A+

Morelia, Michoacán.- 70 por ciento de los edificios del centro histórico de Morelia han sido afectados por alguna forma de grafiti, marcas que si bien puede borrarse con un costo de entre 200 y 500 pesos, pero que causan daños irreversibles sobre la cantera que se va desgastando cada vez que se llevan a cabo estas reparaciones.
La delegada del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), María Lizbeth Aguilera Garibay, informó que dentro de la zona de monumentos de la capital michoacana se cuenta con alrededor de mil 500 edificios históricos, de los cuales cerca del 70 por ciento cuentan con alguna afectación por el grafiti.
Incluso las mismas oficinas del INAH no se han salvado de ser afectadas por grafiti, pero dentro de los que la funcionaria consideró dignos de ser destacados se encuentra el Palacio Federal (Correos), pues a pesar de haber sido restaurado recientemente y que precisamente la intervención más importante fue para la preservación de la sillería o piedra labrada de la fachada, fue afectado por el grafiti.
“El retirarlo tiene desde luego un procedimiento, que tiene que ver con el tipo de pintura con el que lo realizaron y lo mejor es retirarlo al día siguiente, para que la penetración no sea más importante. El costo puede no ser tan alto, a lo mejor cuesta 200 o 500 pesos, si hablamos de material y mano de obra”.
“Pero el daño a la piedra es irreversible, porque lo que se retira o se deslava de la piedra, eso ya no se puede recuperar”, y explicó que si bien las fachadas del centro histórico son responsabilidad de los propietarios, pero dijo que el INAH puede apoyar a quienes quieran eliminar un grafiti, incluso, en condiciones extraordinarias podrían costear la reparación.
Aguilera Garibay reconoció el talento de los jóvenes que realizan los grafitis, por lo que recomendó que se abran más espacios para que ellos puedan expresarse, para así evitar que lo hagan en las paredes de los monumentos del centro de la capital.