Opinión

MORELIA
10 razones para no votar por FECAL
Votar por Felipe Calderón es votar porque continúe en México la corrupción imperial
Juan Pérez Medina Jueves 25 de Mayo de 2006
A- A A+

1 Durante lo que va del gobierno derechista de Fox, los panistas, entre ellos FECAL, se dedicaron con ahínco a promover la reforma laboral, cuyo objetivo es el de restar derechos conquistados a los trabajadores. Entre las propuestas de modificación se establece que los contratos a nuevos trabajadores, es decir, a los jóvenes, serán a prueba por seis meses y éstos se podrán renovar hasta por dos ocasiones, dejando en manos de la empresa la determinación de no contratar si así lo considera. Con ello, las empresas tendrían en lo futuro sólo trabajadores temporales, evitando la basificación. También pretenden derogar la jornada de ocho horas de trabajo y sustituirla por contrataciones por horas, además de eliminar el derecho de huelga.
2. Las modificaciones a las leyes laborales que el PAN ha promovido hasta hoy no pretenden beneficiar a los trabajadores, sino a los empresarios; por ello es necesario que los trabajadores de este país no voten por FECAL y se hagan el Harakiri.
3. En la votación para definir la aplicación del IVA a medicinas y alimentos, que fue derrotada en diciembre de 2003 por las bancadas del PRD, PT, Convergencia y parte del PRI, los panistas defendieron hasta el final la propuesta del presidente Fox, junto con los diputados leales al cacique magisterial del SNTE, Elba Esther Gordillo. Ellos son de la idea de aplicar el IVA a los medicamentos y las medicinas, pero se niegan a aplicar cargas impositivas de acuerdo con la riqueza de cada ciudadano. El que más tenga que más pague. Eso explica que en la venta de Banamex a Citygroup por diez millones de dólares, el gobierno no haya recibido impuesto alguno de estos pobres banqueros. De votar por FECAL se renovaría por otros seis años la insistencia de los panistas y empresarios de aplicar el IVA a las medicinas y los alimentos y así, continuar estimulando la evasión de los grandes grupos empresariales.
4. Hasta la década de los 90’s el sistema de salud del país seguía construyendo hospitales, clínicas rurales y creando plazas de personal médico. Sin embargo, en lo que va de este sexenio, el gobierno de la derecha foxista ha reducido la atención efectiva en materia de salud y trasladando los costos de atención a los ciudadanos de manera directa, con descentralización de los servicios a las entidades y la creación del denominado «seguro popular», que no es otra cosa que la atención médica que antes se recibía pero ahora pagada mediante un seguro que se paga a una empresa particular. Si seguimos por este camino mañana la salud será totalmente una mercancía y sólo podrá acceder a ella aquel que tenga dinero y su capacidad de atención será de acuerdo con su capacidad de compra. Si votas en contra de FECAL podremos mantener y acrecentar el sistema de salud público y mejorar los niveles de atención de la población más necesitada.
5. El gobierno de Fox ha sido el más interesado en modificar el sistema de pensiones del país. Tanto para los trabajadores del apartado A como para aquellos que cotizan al ISSSTE. La pretensión es la de entregar las pensiones a los banqueros e instituciones financieras para su manejo y acabar con el sistema solidario de pensiones; modificar los años de trabajo para acrecentarlos, eliminar beneficios a los asegurados y sustituir varios de ellos por nuevos y caros seguros. Se trata pues, de privatizar el sistema de pensiones y generar un extraordinario negocio para los banqueros con el dinero de los trabajadores. De votar por FECAL la reforma al sistema de pensiones del ISSSTE para su privatización estaría a punto de consumarse. El gobierno derechista de Vicente Fox no sólo se ha mostrado como un gobierno incapaz de contener la violencia y el narcotráfico, sino que en este sexenio, a pesar de las grandes partidas presupuestales destinadas para ello, las acciones delictivas han aumentado y el narco ha demostrado que es mucho más fuerte que el propio gobierno. Los muertos por este lastre y el aumento de la actividad son el saldo de una administración ineficiente, incapaz e ignorante. Si votas por FECAL las cosas no sólo empeorarán sino que podríamos hablar de un derrumbe del estado y del apoderamiento de los delincuentes de las ciudades y los ciudadanos.
6. En el gobierno de Vicente Fox, la inversión pública en educación, ciencia y tecnología fue siempre a la baja. A pesar de los permanentes discursos, el gasto educativo promedió en los seis años apenas el 4.4 por ciento del PIB, lejos del ocho por ciento que marca la ley. Todos los organismos dedicados a la evaluación, incluido la OCDE, señalaron el mal desempeño del gobierno en materia educativa y algunos hablan de que México es un país de reprobados. Al respecto, vale la pena destacar que mientras el gasto público se estancó, el mercado educativo creció enormemente, siendo ya un puntal fundamental en el diseño de las políticas educativas del gobierno. De acuerdo con la Asociación Nacional de Universidades e Instituciones de Educación Superior (ANUIES), el sector educativo privado en ese nivel es ya superior en número de escuelas al sector público. Nada ofrece el PAN y FECAL a los mexicanos en materia de educación que no sea la de convertirla en una mercancía y favorecer a los mercaderes de la educación. Si quieres una educación laica, gratuita, obligatoria y de calidad desde inicial hasta el postgrado no votes por Fecal y la derecha del Yunque.
7. La política económica del régimen panista de Fox, mantuvo un férreo control del gasto y una disciplina fiscal que ha impedido y desestimulado el crecimiento; pues mientras en el sexenio anterior se creció en promedio al cinco por ciento, con Fox se bajó a menos del 2.5 por ciento. Las consecuencias de estas medidas saltan a la vista: más desempleo, más migrantes, más delincuencia, más pobreza y más personas en el sector informal de la economía. Si se sigue por este camino, sólo unos cuantos continuarán amasando fortunas y acrecentarán la lista de los más millonarios del mundo, mientras millones se debaten en la pobreza.
8. El gobierno de Fox pretende privatizar los recursos energéticos de la nación. Petróleo y electricidad, además del agua, son una prioridad para las grandes transnacionales del mundo que desde hace años vienen exigiéndole al gobierno la entrega de estos recursos para su explotación. Precisamente, son capitales privados nacionales y extranjeros los dueños de las concesiones para explotar la industria minera. Cada año los dueños de este sector alcanzan millonarias ganancias mientras los mineros se mueren de hambre o como producto de las pésimas condiciones en que trabajan, como ocurrió con la mina de Pasta de Conchos, en Coahuila, en donde murieron 65 mineros, sin que hasta el momento se conozca quiénes fueron los responsables. Nada más falta que en pleno cinismo se diga que fueron los propios trabajadores. Por otra parte, Fox en los hechos, mediante los contratos de servicios múltiples creados en el gobierno de Ernesto Zedillo, ha entregado a empresas extranjeras importantes contratos para explorar y explotar petróleo, cuya tarea pertenece exclusivamente al Estado mexicano. De seguir por este camino, la resistencia a esta venal intención de parte de los trabajadores, como ha sido hasta ahora, podría no ser suficiente y los recursos que son de la nación, como ocurre con muchos otros, pasarían a manos de los particulares, fundamentalmente de fuera del país.
9. El gobierno de Fox se ha mostrado intolerante con los movimientos sociales. Así se ha visto en los casos recientes de la comunidad de Atenco y del conflicto minero de Lázaro Cárdenas, Michoacán. Amnistía Internacional y la Comisión de Derechos Humanos de la ONU han destacado que el gobierno de México viola los derechos humanos. La derecha fascista está en el poder y pretende atender la diversidad con mano dura. FECAL ha sido explícito en este sentido y ha dejado claro que habrá mano dura contra quienes desestimen el orden. Está claro que la medida será más intolerancia y represión y menos diálogo. Si seguimos por este camino, la consecuencia será el conflicto social y la confrontación.
10. La corrupción ha sido una de las características del gobierno de Fox. Hay muchos datos, comenzando por los hijos de Marta Sahagún, el propio FECAL, Los Amigos de Fox, la corrupción en Banobras de parte de su director, los dispendios en la compra de las toallas de cuatro mil pesos para la pareja presidencial de Los Pinos, la compra de tangas por parte de Serrano Limón, etcétera. Si votas FECAL la corrupción imperial continuará por otros seis años.