Opinión

MORELIA
Como en los viejos tiempos
La reunión de Calderón con líderes sindicales espurios ratifica la alianza que ya había establecido Fox con el charrismo
Juan Pérez Medina Jueves 20 de Julio de 2006
A- A A+

ocurrido en la Ciudad de México podría haber pasado como desapercibido o, por lo menos, no hubiese llamado la atención, de no ser por los
tiempos que vivimos. El candidato de la derecha (Fecal) se reunió como en antaño con las cúpulas obreras priístas, los «charros» sindicales que, igual que en el reinado del PRI, se dedicaron a besar las manos del que consideran su nuevo tlatoani.
El acto tuvo un tufo a pasado podrido, cuya lectura implica que en el actual ambiente postelectoral, cargado de consigna popular y evidencias de fraude, los viejos sindicatos corporativos aprovecharon la ocasión para ratificar su compromiso con los intereses de la derecha a cambio de impunidad y trato preferencial de parte del supuesto nuevo gobierno. Pacto interesado y postelectorero el que realizaron ayer en ese aquelarre del Club de Periodistas en la Ciudad de México, en donde se juramentaron amor eterno los impostores. En lo no escrito, se leyó con claridad el mensaje: tú nos necesitas y nosotros también.
Los Víctors Flores y Fuentes, representantes del Congreso del Trabajo y de la CTM, respectivamente, amenizaron un ritual desgastado y maloliente, que ya no entusiasma ni sorprende a nadie. Pero había que ratificar la alianza que protagonizó Fox durante su pésimo sexenio que ya concluye, y en donde se dedicó a favorecer el sindicalismo charro y venal que estos personajes representan y ha sido, por la gracia de los gobernantes, intocable y funesto. Lejos quedó el compromiso de democratizar la vida sindical que el PAN ofertó en el 2000. A sus casi seis años de gobierno, no sólo permanece la práctica sindical gangsteril y antidemocrática, y las políticas de protección al interior de los sindicatos charros que excluyen a sus detractores, sino que también sobreviven sus líderes gozando de cabal salud y mostrándose como los aliados de siempre del nuevo gobierno. Elba Esther Gordillo Morales es el ejemplo más grande de tales afirmaciones.
El charro dirigente del CT y del defenestrado por él mismo, sindicato ferrocarrilero, el priísta Víctor Flores, expresó a Fecal: «Estamos con usted, licenciado, nuestro futuro presidente», al tiempo que condenó el sinvergüenza y cínico, como cualquier empresario de derecha «la incitación a la violencia, la provocación, la anarquía», a lo que Fecal correspondió con un reiterado «don Víctor» y las promesas de ser amigo de un Congreso del Trabajo «fuerte» y de que respetará la autonomía y la libertad sindical. Destacó la presencia del títere Elías Morales, dirigente impuesto por la Secretaría del Trabajo en el Sindicato Minero que ha protagonizado en los últimos meses una lucha en contra de tal imposición.
Feo ambiente, terrible montaje de lo que podría ser la presidencia del PAN en el futuro. ¡Jesús nos agarre confesados a los trabajadores! Por ello, es indispensable continuar e incrementar la organización y la lucha en defensa del proyecto de nación que viene promoviendo Andrés Manuel López Obrador. Las acciones están claras y la convocatoria a la Ciudad de México a la tercera asamblea informativa está para el domingo 30 de julio a las 11:00 de la mañana. Aquí se requiere fortalecer los campamentos en los doce distritos locales y mantener la difusión de las evidencias del fraude.
Por otro lado, no quiero pasar por alto una gran preocupación acerca de lo que pasa en la administración de la SEE. En los últimos meses han arreciado las denuncias y comentarios acerca de la venta de servicios y plazas. Se sabe que una persona del grupo del espurio Juan Manuel Macedo está detenida por timar a varias personas con cantidades de dinero a cambio de plazas de profesor o intendente. Se intentó hacer aparecer a esta persona como ligada a la dirigencia de la Sección XVIII por medio de algunos comunicadores, entre ellos el petulante doctor Nacho Martínez, pero al final las evidencias mostraron sus malas intenciones.
Sé que en el entramado de la SEE, a partir de oficinas centrales, se realizan estos servicios y que existe una o varias redes de corrupción que se deben atacar sin miramientos y aplicar las sanciones y los correctivos que el asunto reclama, que no es de ninguna manera un asunto menor. Están localizados varios de los operadores o beneficiarios de este tipo de ilícitos en los departamentos y direcciones de Educación Básica y en esas mismas oficinas. Se sabe ya, que basados en el manejo privilegiado de la información acerca de los movimientos de personal realizan cambios de adscripción de regiones lejanas a las ciudades más importantes, principalmente Morelia, a cambio de importantes cantidades o de la asignación de horas o plazas. La tarifa por estos «servicios» va desde los quince mil pesos (eso cuesta una beca CAMM), hasta los 50 mil pesos que cuesta una plaza de primaria o su equivalente en horas. Pero el negocio se ha extendido y ya no sólo ofrece los «servicios» anteriores sino que, además, pueden ofertar los documentos que lo acrediten para cumplir con el perfil del puesto por otra «módica» cantidad. En mi poder tengo pruebas de documentos falsos que acreditan a una persona como profesor sin haber ido a la escuela. Los documentos fueron ofertados y entregados en la SEE por 20 mil pesos, además de la plaza respectiva y su orden de adscripción. Grave ¿no?
Creíamos que con la llegada de un gobierno diferente esto iba a acabar, pero lo que ha ocurrido es que los mecanismos se han sofisticado y varios de los elementos de confianza de la SEE ubicados en puntos estratégicos se han pasado al lado de la corrupción y ya participan en dichas acciones a cambio de dinero o plazas para sus familiares.
Sería bueno que a cada uno de ellos se les diera un seguimiento para darnos cuenta de quiénes son las personas que tienen relaciones familiares directas o indirectas que se han contratado en el tiempo que tienen en el puesto o se han beneficiado con cambios o ascensos. Eso nos daría una pista importante para dar con quienes están inmiscuidos en la venta de plazas y favores en la SEE. Alerto a mis compañeros de la Sección XVIII sobre este asunto, ya que varios de estos elementos se hacen pasar por aliados o miembros del movimiento y actúan amparados en su fortaleza.
La SEE ya no puede esperar, es indispensable poner un dique a estas cosas y acabar de una vez por todas con este tipo de prácticas que lesionan severamente al servicio y la moral del magisterio. Los hechos de corrupción deben acabar y, sobre todo, cuando se conoce a quienes los realizan. ¡Cese a los corruptos!
PD. La Alianza por la Unidad Democrática condena la artera agresión de que fueron objeto nuestros compañeros mineros de la Ciudad de Lázaro Cárdenas, Michoacán, en particular de la que sufrió César Reyes Carvajal, quien fue severamente golpeado a patadas, con palos y armas punzocortantes, generándole varias lesiones y fractura en la nariz, las costillas y boca, a manos de la dirigencia de la Sección 271 del Sindicato Minero. La agresión fue encabezada por quien se ostenta como secretario general. Demandamos la acción inmediata de las autoridades para que cese el hostigamiento de estos dirigentes venales en contra de nuestros compañeros y se les aplique el castigo que merecen.