Opinión

MORELIA
VIVILLADAS
SEE y Normal Urbana
Gilberto Vivanco González Viernes 1 de Septiembre de 2006
A- A A+

En varias ocasiones hemos señalado que la Secretaría de Educación en el estado no dirige su mirada hacia las Escuelas Normales, por falta de una
relación política respetuosa, por falta de visión y atención de las autoridades, por falta de sensibilidad o simplemente por falta de interés; no sabemos con certeza qué ha sucedido, pero al inicio del ciclo escolar 2006-2007 tal parece que existirá una vinculación más estrecha. Esto para beneficio de los miles de estudiantes interesados en el campo de la enseñanza y por supuesto de autoridades educativas que pueden tener un periodo lectivo con menos sobresaltos, al menos con estas instituciones.
Nos llamó la atención que el secretario de Educación, Manuel Anguiano Cabrera, y el subsecretario de Educación Media Superior y Superior, Agapito Pérez Díaz, entre otras autoridades del sector, se presentaran peinaditos y puntuales al acto inaugural del ciclo escolar de la Escuela Normal Urbana Federal Profr. J. Jesús Romero Flores, donde mostraron una actitud positiva y de buen entendimiento con maestros del plantel, al igual que con jóvenes estudiantes que se acercaban; se percibía un ambiente de respeto y comunicación, donde los proyectos educativos eran el tema principal, algo extraño en este sector donde casi siempre los involucrados andan de la greña.
Ahora lo importante será que los apretones de manos y las sonrisas no se conviertan en acometidas y reproches por falta de atención a los problemas propios de tan renombrada institución y de otras escuelas hermanas, pues cuestiones latentes como demandas estudiantiles, mejoramiento de infraestructura, apoyo a espacios académicos y por supuesto demandas laborales como la convocatoria y los recursos suficientes para los estímulos al desempeño docente y no docente, requieren atención de inmediato y respuestas satisfactorias, de lo contrario tarde o temprano el gozo… se irá al pozo.
En el acto cívico de la Normal Urbana, con la presencia de todos los estudiantes del plantel, a excepción de los alumnos de cuarto grado que se encuentran en etapa de observación en escuelas primarias, su director, José Félix Guzmán Reyes, señaló con toda razón que «cada ciclo escolar se caracteriza por inéditos encuentros en donde confluyen esperanzas, esfuerzos y configuraciones que incentivan la misión y la visión de las instituciones educativas». Decimos que con toda razón porque un nuevo período de estudios abre las expectativas de nuevos sueños para estudiantes, maestros y desde luego para los padres de familia, quienes ilusionados esperan que fructifiquen sus esfuerzos.
Los planteamientos que hizo Guzmán Reyes en torno al deseo de convertir a la Escuela Normal en una verdadera comunidad autónoma de aprendizaje, retomando el proyecto que en su tiempo hiciera Rosalía Vizcaíno Vázquez, son de llamar la atención, sobre todo cuando marcó ciertos lineamientos para conseguirlo: afinidad de intereses, acomodamiento de estrategias, planeación por consenso, ajuste de estilos académicos, actitud positiva y confianza mutua. Por lo menos en el discurso se ven atractivos, deseamos que tenga la capacidad y sensibilidad para lograrlo, porque del dicho al hecho… hay mucho trecho. Esto lo sabemos todos.
En el ambiente normalista que le tocó presenciar, el secretario de Educación, Manuel Anguiano, comentó a Vivilladas que estaba contento de estar en la ENUF porque respiraba un ambiente de trabajo, que cuantas veces lo invitaran ésta y otras instituciones homónimas y los recibieran con respeto, él y sus funcionarios estarían presentes, porque recordó que en cierta ocasión en la Normal de Tiripetío invitaron al subsecretario Agapito Pérez y una vez estando en el lugar, en un dos por tres lo secuestraron, o sea que lo guardaron por unas horas. Después de esto Agapito no se para a Tiry… ni aunque lo inviten al carnaval.
El propio subsecretario nos comentó que es una obligación y un gusto estar en la Normal Urbana porque se respira un aire de organización y de trabajo, donde los maestros se encuentran en armonía; qué bueno que así lo percibe Agapito Pérez, porque de que en dicha escuela mantienen un nivel académico de primera es verdad, pero de que los maestros estén en armonía quizá esté por verse, lo importante es que aún existiendo, como en todas partes, ciertas diferencias entre los trabajadores, los principios rectores y objetivos institucionales manden sobre todo.
En conclusión, las cosas pintan bien de inicio en la relación SEE y la escuela que fundara el maestro Romero Flores, que ha sido favorecida con el programa Enciclomedia en todas sus aulas, siendo la primera en el país con este beneficio; ahora lo importante es que cada quien por su lado cumpla con sus deberes para responder con creces a las obligaciones contraídas ante la sociedad.
«El inicio de un año lectivo permite encarar nuevos retos, nuevas perspectivas y recordar que siempre hay oportunidad de mejorar lo hasta en ese momento realizado».
Unedeprom… Compromiso social
En el preciso instante en que daba inicio formalmente al ciclo escolar en la Normal Urbana donde se forman licenciados en Educación Primaria y en Educación Especial, en el espacio de la biblioteca de dicho centro educativo se hacían los preparativos para clausurar el Diplomado «Adolescentes y aprendizaje escolar» que Unedeprom en convenio con la UPN impartió a varios maestros, supervisores y jefes de enseñanza.
La verdad, el ambiente era de optimismo y alegría entre los asistentes porque la dependencia que dirige José Ramírez Guzmán había cumplido con uno más de sus objetivos, que es el ofertar diplomados en educación para seguir coadyuvando con la formación permanente de los profesores en servicio, formación que de manera directa repercutirá en mejor orientación para decenas de estudiantes de los diversos niveles.
En nuestra opinión consideramos que los cursos, diplomados y conferencias que promueve Unedeprom son de gran importancia porque impulsa de manera permanente en los docentes un sentido de actualización donde se revisan aspectos teórico-metodológicos que finalmente vendrán a favorecer al sujeto en formación.