Opinión

MORELIA
VIVILLADAS
Queridos Reyes Magos:
Les deseo que no tengan contratiempos por el operativo Michoacán, porque existen serios rumores y evidencias que en aras de atacar al narcotráfico sin verdaderas acciones de investigación e inteligencia, los responsables de aquél han violentado ciertos derechos humanos
Gilberto Vivanco González Viernes 5 de Enero de 2007
A- A A+

Antes que nada quiero decirles que esta carta va dedicada a ustedes con mucho cariño. Me dará bastante gusto que reciban esta misiva porque creo en ustedes tres...
¡tanto como los mexicanos en los sufridos políticos!
Primero, deseo felicitarlos porque entre su transporte no tienen un avestruz, con eso de la fiebre aviar no vaya siendo que esté infectado y como aquí en México no hay control alguno al respecto, no vaya a ocurrir que contagie a las cuantas gallinas que permiten siquiera probar este tipo de carne a mucha gente del medio rural.
No se molesten si Vivilladas hace una lista grande de cumplidos que espera para este 6 de enero, lo que pasa que son tantas las necesidades que no pude hacer una selección profunda de las prioridades. Ahí les voy, espero no cansarlos, todas son de buena fe:
Quisiera que por fin las autoridades construyeran, pero en serio, mínimo tres puentes aquí en la ciudad de Morelia, que ayuden a sortear el tren cuando haga sus enfadosas maniobras, no tienen idea de cuánto mal hacen a la población. Serían útiles para aprovechar mejor el tiempo durante el día, bastantes horas han sido desperdiciadas en el trabajo, escuelas o guarderías. También servirían para ayudar a la salud mental de todos, la verdad es que la gente se vuelve casi esquizofrénica sólo al escuchar el silbido de las pesadas máquinas, que si bien no son la 501 de Sonora, igual causan trastornos.
Cuánto me gustaría que se edificara el mega estacionamiento en lo que fue la antigua central de autobuses de esta capital michoacana; este inmueble parece un edificio de Iraq recién atacado por los gringos, se halla en ruinas. A su alrededor, por las noches, casi se encuentra en tinieblas, saturado de drogadictos y maleantes que son un peligro para cualquier peatón. Les juro que esta petición es respaldada por la empresa que le otorgaron la concesión para construir dicho complejo que también será gastronómico y artesanal, ya que el bondadoso Ayuntamiento que preside el Chavo López subsidiará a dicha empresa con dinero del municipio si no logra cubrir, en promedio, el 60 por ciento de los cajones; claro que no han dicho si cuando haya ganancias las repartirán entre los inversionistas y el gobierno local. ¿Habrá algo por debajo del agua?
Ya metidos en el asunto de transporte les solicito lo siguiente: o hacen que el gobierno municipal coloque de inmediato los semáforos inteligentes que ya dieron por hecho en el Segundo Informe (tal como sucedió con varias acciones que sólo tienen en mente), o póngales mejor esa inteligencia electrónica a los responsables de la vialidad aquí en Morelia, porque no dan una, hablan desde hace tiempo de un plan maestro y por el caos existente más bien pareciera un plan siniestro.
Algo anhelado con todo mi corazón y mi hígado, por eso de los enojos, es que terminen de arreglar de una vez por todas la Avenida Camelinas; desde que llegó el actual Ayuntamiento, con el apoyo del OOAPAS que dirige el hermano del presidente del casi empleo, le arreglan una cosa y le amuelan otra o hacen todo a medias; lleva no sé cuántas reparaciones ni cuánto dinero y nomás no queda. ¿Verdad que es justa la petición de la inteligencia, aunque sea artificial, para los jefes de la ciudad?
Ya abusando de su buena disposición ¿será muy difícil que me trajeran unos dilos de la pócima de la verdad para regalársela a los promotores del súper túnel que quiere hacer el Ayuntamiento allá por el rumbo de La Paloma hacia Santa María? Digo esto porque nadie se traba el anzuelo de que desean beneficiar a las personas que vienen de Jesús del Monte y anexas; muchos sabemos que el propósito es beneficiar el complejo comercial y financiero del empresario Paco Medina; debo decirles que no veo con malos ojos que anhelen dar facilidades para dicho proyecto que será benéfico para la ciudad, pero que al menos sean sinceros y expresen los verdaderos motivos de su construcción.
Ahora que si creen que soy cargado con el racimo de peticiones a lo mejor existe un camino más sencillo para que los planes por el bien de la ciudad se cumplan, les puede salir más barato, con su varita mágica logren que el presidente municipal Salvador López Orduña por fin sea llevado al equipo de trabajo de Felipe Calderón o que de inmediato pida licencia para contener por la gubernatura y que se lleve para la avanzada en campaña a casi todo su gabinete, esperando que el equipo que quedara en su lugar realice lo que promete o en verdad haga realidad lo que informe. Obras son amores y no buenas razones… o fantasiosas promociones.
Lo último para terminar
Forzando su confianza me gustaría hicieran realidad cinco últimos deseos: que el salario mínimo le alcance a la gente para lo necesario; que no suban más los precios de servicios ni de productos; que el equipo Morelia de futbol a pesar de sus ineficaces directivos y del bajo presupuesto asignado, logre un buen torneo en el Interdiga y en el campeonato local; que el presidente Calderón, los diputados y los senadores dejen de desperdiciar tanto dinero en anuncios publicitarios y que Elba Esther Gordillo deje de manipular al sindicato de maestros y al propio morador de Los Pinos. Sé que es imposible… pero les pido el milagrito.
Bueno, disculpen que haya hecho esta epístola un poco larga, no era mi intención pero sí mi apuración. Les juro que ahora sí me porté bien, que he sido más o menos tranquilo, que traté de ser honesto con lo escrito en esta columna durante el año que concluyó. Nunca ha sido mi intención ser pusilánime o barbero, tengo mi estilo muy peculiar de ver los asuntos de la sociedad respetando que otros no comulguen con ello.
Sin más por el momento, les deseo que no tengan contratiempos por el operativo Michoacán, porque existen serios rumores y evidencias que en aras de atacar al narcotráfico sin verdaderas acciones de investigación e inteligencia, los responsables de éste han violentado ciertos derechos humanos.
¡Ah! Por último, si pasan por los libramientos, por favor, no se vayan a detener en los negocios repletos de luz fosforescente, porque de por sí muchos niños no alcanzan juguetes, menos alcanzarán si ustedes caen en la tentación de entretenerse un poco a jugar con las muñecas inflables… lo digo literalmente. Ojos y cuerpazos vemos, corazón y silicones… no sabemos.