Opinión

MORELIA
Repercusiones
Año de elecciones, pero no de convulsiones
El peso de la Presidencia de México en manos de Felipe pesará mucho en Michoacán y sería infantil pensar que no tendría participación alguna en el proceso electoral próximo
Samuel Maldonado B. Martes 16 de Enero de 2007
A- A A+

Años nones, son de dones, pero este 2007 también lo será de elecciones y esperemos que no de convulsiones políticas, pues el horno no está para bollos. Los mexicanos tenemos un incierto futuro y, sin ser pesimistas, se espera peor que el año que concluyó.

Las perspectivas económicas serán, con un gobierno federal empeñado en seguir las instrucciones de las instituciones financieras internacionales, más desastrosas para la mayoría que tendrá más dificultades para pagar el kilo de tortilla la cuarta parte de su salario mínimo. El espectro nacional es pues desfavorable, a pesar de que los analistas en la materia consideren que la economía crecerá alrededor del 3.3 por ciento y que la inflación no pasará de 4.5.

En apenas quince días de este nuevo año, el enojo de la población por el encarecimiento de la vida va cuesta arriba en proporción directa al aumento de precios y la administración federal, con desabasto de maíz en el país de donde es originaria esta gramínea, no sabe cómo desenredar la madeja y el engrudo se le sigue haciendo bolas en Oaxaca.

La problemática social y política sigue latente. Un país que soporta un magisterio anquilosado, corrupto, irresponsable, que con su conducta agrava aún más las condiciones educativas, no ayuda y sí complica y retarda el desarrollo nacional.

En estas condiciones nacionales se desarrollarán en Michoacán las elecciones para renovar los poderes Ejecutivo y Legislativo, junto con el de sus autoridades municipales.

Desde sus primeros años aquí, en el estado, el PRD ha tenido las preferencias electorales sobre todo por la atingencia de seleccionar adecuadamente a sus hombres y mujeres; en otros estados y aquí mismo, ha ganado a pesar de los malos candidatos presentados y de sus pleitos internos. La sociedad ha sido indulgente con este partido, pues los electores no quieren más el neoliberalismo económico actual ni más suma del PRI con el PAN. Así las cosas, tanto por el derrumbe que ha sufrido el Partido Revolucionario Institucional y no obstante que la Presidencia de la República y la administración federal están controladas por los azules, el PRD tiene la posibilidad de llevarse la gubernatura nuevamente y la mayoría en el Congreso del Estado, a condición de que se entienda que la unidad es básica y que los pleitos son fatales, ¡dígalo si no Andrés Manuel López Obrador!

Es conocida la trayectoria de los perredistas aspirantes al gobierno del estado; se sabe de las cualidades y trayectoria de cada uno, de lo bueno y malo que han realizado y todos son valioso activo del PRD.

«No obstante la importancia de los mismos, la opinión general es que de ellos destacan dos con gran ventaja y que, en consecuencia, son los que más probabilidades tendrían de conseguir el apoyo de los electores militantes o simpatizantes de otros partidos, que serían indispensables para ganar la contienda a realizarse el primer domingo del mes de noviembre».

Bueno será que los restantes aspirantes, analicen con cuidado las menores posibilidades que tienen, no solamente al interior del partido sino constitucionalmente y puedan, en consecuencia, posponer sus inquietudes o dirigirlas al Congreso del Estado, pues las condiciones del mismo estado como las de la República, obligan a no improvisar candidatos y a elevar el nivel de los legisladores.

El peso de la Presidencia de México en manos de Felipe, pesará mucho en Michoacán y sería infantil pensar que no tendría participación alguna en el proceso electoral próximo.

Por eso es importante que los precandidatos señalados no contaminen un proceso interno que se espera enjundioso e interesante, pero respetuoso, de tal forma que demos una lección a propios y extraños de que hemos aprendido esas experiencias amargas que nos han hecho perder espacios políticos en perjuicio de la recuperación de una República que se nos está yendo de las manos.

¡Para bien del estado de Michoacán, que estos compañeros entiendan que solamente hay dos candidatos!