Opinión

MORELIA
De cuando Leonel Godoy Rangel traicionó a los maestros
Los movimientos sociales tendrían grandes problemas en el estado de ganar Leonel Godoy
Juan Pérez Medina Jueves 24 de Mayo de 2007
A- A A+

Aún recuerdo aquel día, en vísperas del inicio del ciclo escolar 2002-2003, cuando reunidos a petición del entonces secretario de Gobierno, Leonel
Godoy Rangel, éste me anunciaba con el menor descaro, que había acordado con Elba Esther Gordillo (EEG), la charra mayor del SNTE, la realización de la elección por urnas de la nueva dirigencia de la Sección XVIII, en Michoacán. «Ha llegado el momento de que ustedes cuenten con el reconocimiento legal, porque estoy seguro que ganarán las elecciones», me dijo. Me preguntó que cuál era mi opinión sobre el particular. Le contesté que el papel del gobierno, cualquiera que éste fuera, no era suplantar a una organización de trabajadores, sino allanar el camino para que éstos pudieran resolver con autonomía sus conflictos. Le mencioné que su planteamiento era la confirmación de una absurda intromisión que tendría consecuencias graves en el futuro de la relación entre el gobierno estatal y la Sección XVIII. Ante su insistencia de que le respondiera si aceptaríamos ir a la elección por urnas que habían acordado con EEG, le dije que en ese momento no podía darle la posición oficial de nuestra organización, pues tenía la obligación de dar a conocer esa información a las instancias correspondientes de la misma y después de discutirlo hacer público lo acordado. De esa manera, Leonel Godoy Rangel dictaminaba un acto de alta traición en contra de uno de los aliados fundamentales del PRD para derrotar al PRIAN en la elección donde se eligió a Lázaro Cárdenas Batel como gobernador; cuando todavía no había transcurrido ni siquiera un año del nuevo gobierno.
De este hecho surgieron una serie de desencuentros y enfrentamientos que derivaron en graves hechos de represión que la mayoría del magisterio no olvida. Como aquel ocurrido el lunes 9 de junio de 2003, cuando el Grupo de Operaciones Especiales (GOE) atacó alevosamente a los maestros de la Sección XVIII del SNTE que se manifestaban frente a la Casa de Gobierno. El saldo de tal atropello fue de quince maestros lesionados, entre ellos una profesora embarazada. Varios de los afectados requirieron ser hospitalizados. Entre los manifestantes iban mujeres, niños y ancianos que fueron agredidos sin piedad por los gorilas de Leonel Godoy, en aquel entonces secretario de Gobierno. Con cinismo, su subdirector de Seguridad Pública, el tristemente célebre Gabriel Mendoza Manzo, declaró que «... Los cuerpos de seguridad fueron atacados». Ya sabemos cómo acabaron cada uno de ellos su tarea en el gobierno. Mientras Leonel Godoy Rangel fue premiado con la dirección nacional interina del Comité Ejecutivo Nacional del PRD ante la salida vergonzosa de Rosario Robles de Ahumada, Gabriel Mendoza Manzo fue obligado a presentar su renuncia ante los acontecimientos suscitados en Lázaro Cárdenas, cuando fueron reprimidos los mineros de Sicartsa y perdieron la vida dos de ellos.
Pero no fue sólo la traición para pactar a espaldas de los trabajadores de la educación un evento sindical, con el cual se violaba la autonomía de la Sección XVIII, sino que además intentó dividir al magisterio cuando promovió desde nuestro interior a un candidato afín a sus intereses pretendiendo, en caso de ganarle la partida a EEG, ejercer posteriormente el control de nuestra organización sindical. De esta artera acción, salió un pequeño grupo de traidores del CES de la Sección XVIII, para legitimar la traición que Leonel Godoy Rangel y Elba Esther Gordillo Morales nos habían preparado. La historia demostró en aquel momento el tamaño enorme de nuestra fortaleza, y Leonel Godoy Rangel Salió derrotado, pues EEG impuso a su mercenario, el traidor de Juan Manuel Macedo.
Cuentan, la mayoría de quienes conocieron a Leonel Godoy Rangel en sus tiempos en que era estudiante de la UMSNH, que su comportamiento fue el de un porro al servicio de las autoridades universitarias de ese tiempo. Al magisterio por lo menos, nos queda constancia de los hechos terribles que vivimos mientras ejerció la Secretaría de Gobierno con el actual gobernador. Otros dicen, como se ha mencionado en la prensa local en los últimos días que supuestamente está relacionado con grupos del narcotráfico, pero eso a mí no me consta, sólo lo menciono para que sea tomado en cuenta por quienes están pensando que pudiera ser un buen candidato del PRD en la próxima contienda electoral del 11 de noviembre.
Yo, en lo particular, considero que al menos los movimientos sociales, tendrían graves problemas con el autoritarismo mostrado por Leonel Godoy Rangel cuando ha sido funcionario. Me lo demostró y lo demostró a muchos de los que militamos en organizaciones populares. El 24 de junio habrá de elegirse al candidato del PRD en la entidad para gobernador del estado y él es uno de los presuntos aspirantes. Espero que por el bien de todos no nos equivoquemos y tengamos la tarea de derrotar al PAN, el 11 de noviembre con un candidato de estas características.