Opinión

MORELIA
Raúl Morón Orozco: Una candidatura necesaria
Raúl Morón sería el único candidato que representa una transición democrática
Juan Pérez Medina Jueves 14 de Junio de 2007
A- A A+

Algunos han dicho que la Alianza por la Unidad Democrática (AUD) ha presentado como precandidato al gobierno de Michoacán por el PRD al compañero Raúl Morón,
como una estrategia pactada con alguno de los precandidatos considerados más fuertes: Leonel Godoy y Enrique Bautista. Uno apuntalado por el CEN del PRD y el otro por el gobierno de la entidad. Que la estrategia tiene por objetivo su declinación en un momento de la campaña interna para hacer crecer la candidatura del beneficiado por esta acción. Unos lo dicen porque después de tantos años de ver y entender de esa manera la política, no son capaces de creer o de pensar que con nosotros pudiera ser distinto. Otros lo hacen deliberadamente para intentar beneficiar a alguno de los contendientes antes mencionados, intentando desalentar a quienes pretenden sumarse a este gran proyecto que se representa en nuestro compañero Raúl Morón.
Lo cierto es que tal afirmación no sucederá y que iremos hasta el final en nuestras aspiraciones. No lo hacemos por interés personal o de grupo, sino por una necesidad histórica de triunfo popular que no se encuentra establecida en ninguno de los otros aspirantes que se dicen de izquierda. No hablamos por hablar. La AUD y sus miembros no vienen de la vida partidaria como los otros, sino del movimiento social y a él pretenden representar. No existe constancia alguna de las ambiciones «hueseras» de sus miembros, pues quienes han sentido en el momento de ocupar algún cargo de representación o como funcionarios, que no pueden cumplir con los principios de austeridad y transparencia en el ejercicio de su labor, se han ido de la organización y han pasado a formar parte de otras corrientes o agrupaciones políticas y sociales. No pueden acusarnos de corrupción, ni tampoco pueden etiquetarnos de saltimbanquis que van de una posición política a otra cuando no logramos alcanzar posiciones mezquinas. Somos diferentes por el origen y, sobre todo, por la práctica política y nuestro desempeño. Eso es lo que representa Raúl Morón y que ninguno de los otros puede representar. En nosotros existen principios éticos y certidumbre ideológica que no admite concesiones, como pasa con los otros, quienes ni siquiera los puntos de la convocatoria interna de su partido y la cual han protestado cumplir en todos sus puntos han respetado. Han puesto propaganda en espacios no permitidos, han pagado inserciones en los medios de comunicación no permitidas y han utilizado recursos públicos para fortalecer sus aspiraciones. ¿Qué nos espera de quienes no respetan las reglas ahora?
· Nosotros vamos a la candidatura con Raúl Morón porque estamos convencidos de que necesitamos un gobierno de verdadera transición democrática y política, capaz de sentar las bases para la construcción de una sociedad armónicamente desarrollada y justa. Es decir: necesitamos un gobierno de ruptura contra los neoliberales que nos impiden avanzar por el camino del decoro, del desarrollo sustentable y de la justicia social.
·Porque es indispensable detener la avanzada de la derecha proempresarial y reaccionaria, que durante los últimos 30 años ha gobernado nuestro país, para bien de unos pocos y desgracia de millones y que hoy se dispone a arrebatarnos la esperanza en la entidad de la mano del espurio Felipe Calderón.
·Porque consideramos importante defender el derecho de la mayoría de los michoacanos a ser felices. A construir un país de iguales en donde todos por el simple hecho de formar parte de él tienen la seguridad de una vida digna y con plenos derechos. Porque creemos que tenemos que construir ese país desde aquí, comenzando por lograr una entidad democrática, sustentable y justa.
·Porque a pesar de contar con extraordinarios recursos naturales y con una gran fuerza de trabajo, somos de los estados con mayores carencias y rezagos. Uno de los que más michoacanos expulsa por falta de oportunidades y empleos decorosos.
·Tenemos cientos de miles de michoacanos pobres y muy pobres, que no cuentan con un empleo seguro y bien remunerado y muchos de ellos ni siquiera tienen un empleo. Con miles de jóvenes que no encuentran un espacio en una escuela pública y muchos de ellos no encuentran acomodo en las escasas oportunidades de empleo, a pesar de que han logrado terminar una carrera.
·Porque es necesario contar con una sociedad más participativa, justa y democrática. En donde el derecho ciudadano no empiece y acabe con el ejercicio del voto, sino que vaya más allá, hasta el ejercicio democrático del poder.
·Porque es indispensable contar con más y mejor educación como la parte fundamental para detener el avance de la pobreza y de la delincuencia. Pero es necesario que además se tomen medidas pertinentes para que desde ahora las familias michoacanas vivan con seguridad por todos los rincones de esta patria chica.
·Porque tenemos un sueño que cargamos en nuestra memoria histórica y que demanda de nosotros su continuación y su realización. Esa es la felicidad de todos.
1. Para alcanzar tales propósitos proponemos un gobierno democrático, horizontal e incluyente, que ponga en el centro a los más pobres y a partir de ellos se construya una sociedad más armónica y más humana.
2. Un gobierno sensible a las opiniones de las ciudadanas y ciudadanos, que promueva la participación y la organización, pero sobre todo, que convierta a ésta en la herramienta más valiosa para el ejercicio del poder, dotándola de los instrumentos jurídicos necesarios.
3. Un gobierno austero. Un gobierno que cuide los recursos públicos, que transparente su uso y que priorice las acciones de alto impacto social y consensuadas con la sociedad.
4. Un gobierno que luche desde el primer día contra la corrupción. Que eche fuera de la administración pública a quienes no sean dignos representantes del pueblo y castigue de manera ejemplar a los funcionarios corruptos del nivel de gobierno que sean.
5.Un gobierno responsable y respetuoso de los derechos humanos y sociales reconocidos universalmente y los que nuestra Constitución ampara. Evitaremos cualquier acto que atente contra los derechos de las personas y castigaremos a aquellos que amparados en el poder que ostentan, ya sea público o privado, atenten contra ellos.
6.Un gobierno que promueva el desarrollo económico y el empleo, basándose en la fuerza creadora de las y los michoacanos y en su capacidad emprendedora. Fomentaremos la pequeña y mediana empresa como motor de este nuevo desarrollo. Construiremos con ellos y con los trabajadores del campo y la ciudad cadenas productivas generosas y responsables, con los que de ellas participen y se beneficien. Estimularemos la inversión en nuevas tecnologías y fomentaremos con importante inversión la ciencia y la técnica en nuestras instituciones de educación media superior y superior como palanca de este nuevo desarrollo.
7. Un gobierno responsable de la seguridad pública. Daremos la batalla sin cuartel en contra de la delincuencia y el narcotráfico. Para ello en lo inmediato desarrollaremos mecanismos de participación ciudadana que permita crear una nueva estrategia para garantizar la seguridad pública. Más que policías y armas impulsaremos organización y participación para la seguridad de todos. Pero también mejoraremos los cuerpos policiacos con su permanente capacitación y profesionalización. Instrumentaremos medidas para hacer más expedita y justa la impartición de justicia y ejerceremos penas más severas para quienes cometan delitos contra la salud, el secuestro y el abuso sexual.
8. Un gobierno que proteja a los más vulnerables, fortaleciendo y mejorando los programas creados y desarrollados por la actual administración: infancia, adultos mayores, personas con capacidades diferentes, madres solteras, comunidades indígenas y personas de la calle.
9. Un gobierno que base su expectativa de desarrollo de largo plazo en la educación de todos los michoacanos y michoacanas; garantizando una educación de calidad y calidez; gratuita, laica y obligatoria, desde el preescolar hasta la universidad y el postgrado; conectada con las necesidades de desarrollo integral del pueblo. Para ello estableceremos un pacto educativo con el magisterio, con quienes de la mano garantizaremos un sistema educativo innovador y transformador, donde al mismo tiempo se dé certidumbre a sus derechos legítimamente conquistados y atención a sus justas demandas, poniendo por delante el legítimo derecho de los niños y jóvenes a recibir una buena y permanente educación. Con ello, sentaremos las bases de la educación popular del siglo XXI.
10. Un gobierno que desarrolle un ambicioso programa de salud pública preventiva y de fortalecimiento a las áreas más críticas del actual sistema de salud, para mejorar la atención en clínicas y hospitales; pero sobre todo, para que ninguna persona se quede al margen de recibir atención médica.
La responsabilidad de dar un paso adelante en la historia nos corresponde a todos; por ello desde este espacio, y a nombre de todos mis compañeros integrantes y simpatizantes de la AUD y de la candidatura del compañero Raúl Morón, y de él mismo, lanzamos un exhorto a todos las trabajadoras y trabajadores para que fortalezcamos este proyecto y lo empujemos juntos. De manera muy especial lo dirijo a mis compañeras y compañeros trabajadores de la educación de todos los niveles y modalidades; pero en especial a los miembros de la Sección XVIII del SNTE, para que se sumen a esta noble tarea y derrotemos a los simuladores haciendo avanzar este proyecto verdaderamente popular que se ha construido con la participación de ustedes. Cierto que hay tareas muy importantes que no deben abandonarse, pero también es verdad de que en la lucha popular ningún flanco debe dejar de atenderse, porque luego habremos de pagar por ello. Fortalezcamos la lucha popular desarrollando todas las luchas. Por ello, este 24 de junio, digamos ¡No! a la simulación y a las componendas y avancemos en la construcción de un gobierno del pueblo. ¡Todos a garantizar la victoria! Raúl Morón será gobernador.