Opinión

MORELIA
Hacia el tercer congreso estatal de la Alianza por la Unidad Democrática
La conformación del frente en defensa del petróleo por parte del gobierno legítimo, la lucha campesina en contra del TLCAN, el movimiento en contra de la Ley del ISSSTE, son los elementos fundamentales de movilización popular en contra del espurio gobierno de Fecal y sus aliados
Juan Pérez Medina Jueves 24 de Enero de 2008
A- A A+

En su segundo congreso, la Alianza por la Unidad Democrática inició un proceso de estructuración en varios municipios del estado, bajo la estrategia de
construir los consejos populares como el espacio de poder fundamental de la organización, en donde sus miembros discuten sus problemas y acuerdan sobre las acciones a realizar para resolverlos. Los consejos populares, como instrumentos colectivos de poder popular se han mantenido conectados con la dirección estatal por medio de la Asamblea Estatal de la AUD y el trabajo permanente de las comisiones centrales con cada uno de ellos.
Hasta el momento se han conformado 63 consejos, en los municipios de Villa Jiménez, Angamacutiro, Coeneo, Villa Morelos, Santiago Tangamandapio, Puruándiro, Sahuayo, Turicato, Jiquilpan, Tingüindín, Zináparo, Álvaro Obregón, Charo, Zamora, Tarímbaro, Zacapu y Morelia. Junto con ellos se han realizado gestiones diversas que van desde proyectos productivos hasta gestiones para suelo y vivienda. Sin embargo, lo más importante de la integración de los consejos populares es la posibilidad de organización social y comunitaria que desde ahí se genera y que abre la posibilidad de crear verdaderos espacios de poder local y comunitario. Pero además, permite por medio de la atención permanente, el reconocimiento de sus potencialidades y saberes y su uso en colectivo, además de desarrollar nuevos conocimientos mediante la capacitación en talleres y, también el desarrollo de las capacidades teóricas para mejorar en la adecuada interpretación de su circunstancia y el mundo.
Los consejos populares no representan la estructura total de la AUD, en otros municipios la estructura se presenta como espacios de trabajo político electoral y social, y actúan aún en la forma en como conocemos se desempeñan las corrientes del PRD. En los momentos de elecciones se levanta una importante fuerza que se disminuye cuando no existen procesos electorales. Las condiciones en que nos encontramos y la potencialidad de algunos municipios y regiones donde la presencia de la AUD es evidente hace que en el futuro inmediato la AUD pueda potenciar la conformación de los consejos populares y avanzar en la construcción de un campo popular más vasto y clasista.
Por otra parte, como resultado de los acuerdos de nuestro segundo congreso celebrado en 2005, cuya línea política de lucha en contra de la derecha panista, priísta y clerical mediante una clara política de alianzas y bajo una lectura adecuada de la realidad social del país; determinamos sumarnos a Andrés Manuel López Obrador (AMLO) en su candidatura por la Presidencia de la República en el 2006, realizando un intenso trabajo en la entidad y fuera de ella. El gobierno foxista nunca dudó acerca de quién era su enemigo a vencer en el 2006 y usó todos los medios a su alcance para detener la oleada popular a favor de AMLO desde que era jefe de Gobierno del Distrito Federal.
Una vez consumado el fraude el 2 de julio de 2006, participamos en la extraordinaria concentración en la Ciudad de México, para la cual el Zócalo capitalino fue insuficiente. Luego nos adherimos a la Convención Nacional Democrática (CND) y nos pronunciamos por el reconocimiento de AMLO como presidente legítimo de México. Asumiendo las tareas que de ello se derivaron.
La militarización del país, bajo el argumento del combate al narcotráfico, la sentencia de 67 años y medio en contra de Ignacio del Valle, dirigente de San Salvador Atenco, Estado de México, la saña con que se ha tratado a los integrantes de la APPO en Oaxaca y la determinación de Fecal de mantener en el gobierno de aquella entidad al nefasto Ulises Ruiz, en cuya espalda pesan las más de dos docenas de muertos por la represión que se ha ejercido en contra del movimiento social oaxaqueño. La actitud de la Suprema Corte de exonerar a pesar de la magnitud de la evidencia, al gobernador de Puebla y también al de Quintana Roo, por la detención arbitraria en contra de la periodista Lydia Cacho y por su participación en la red de pederastia que en México mantiene varios personajes poderosos como el góber precioso Mario Marín y sus secuaces el empresario Kamel Nacif y presuntamente, Miguel Ángel Yunes, actual director del ISSSTE. La determinación del gobierno espurio de Fecal de atracar las pensiones de los trabajadores del ISSSTE, que ha suscitado una movilización permanente de los trabajadores afectados y la interposición ante los tribunales de más de un millón de amparos en todo el país; y la pretensión de llevar a cabo la reforma energética y laboral que los organismos financieros internacionales y los empresarios más acaudalados del país han venido demandando desde hace más de 20 años, impedida hasta hoy por la presión de los trabajadores, más la llegada de la ola recesiva estadounidense cuyos efectos aún se desconocen, pero que tendrá consecuencias graves para los más pobres, nos hablan de la necesidad de incrementar el ritmo de crecimiento de las fuerzas populares y establecer mecanismos urgentes para la acción coordinada de todas las fuerzas, incluidas las políticas partidarias, en la batalla que ya está en contra de los neoliberales.
La conformación del frente en defensa del petróleo por parte del gobierno legítimo, la lucha campesina en contra del TLCAN, el movimiento en contra de la Ley del ISSSTE de la CNTE y las luchas locales que libran diariamente un sin fin de trabajadores son los elementos fundamentales de movilización popular en contra del espurio gobierno de Fecal y sus aliados. Además, en el marco de la lucha popular electoral, el PRD habrá de celebrar la elección de su dirección nacional y direcciones estatales en el mes de marzo y, aunque la Asamblea Estatal de la AUD ya determinó apoyar a Alejandro Encinas, falta por discutir acerca de la dirección estatal. Elección importante, pues en ella se juega la expectativa de crear un partido de colaboración plena con la derecha usurpadora y corrupta del PAN o profundizar en la determinación de enfrentar junto con el pueblo y de manera digna, desde una posición real de izquierda, a los enemigos del pueblo.
Finalmente, ante la renovación del gobierno en la entidad que será de nueva cuenta de extracción perredista, y que por los compromisos establecidos por el nuevo gobernador, Leonel Godoy, acerca de instaurar las figuras de los consejos populares, presupuesto participativo y revocación de mandato y de crear una Secretaría de Asuntos Indígenas, entre otras propuestas relevantes, se abre la perspectiva de avanzar en el desarrollo de la democracia directa y el implante de las contralorías sociales para la observancia del ejercicio de los recursos públicos; además de alimentar la organización popular.
En este marco se sitúa el Tercer Congreso Estatal de la AUD, que se celebrará en las instalaciones del Salón Xangari, de Pensiones Civiles del Estado, los días 26 y 27 de enero, donde se espera la presencia del gobernador electo y de nuestro candidato a la presidencia nacional del PRD, Alejandro Encinas. Desde ahí estableceremos la línea política para los días por venir y ratificaremos nuestro compromiso con la lucha popular y con los referentes nacionales que están integrándose en el país en defensa de nuestros derechos y de la patria.