Opinión

MORELIA
Vivilladas
Godoy… al relevo
Con todo y que Leonel Godoy ha dado muestras de conocer la problemática de la entidad, no será suficiente con haberla considerado en su plan general de trabajo, lo importante serán los cómo, los porqué y por supuesto los con qué
Gilberto Vivanco González Viernes 15 de Febrero de 2008
A- A A+

Hoy no es un día histórico como muchos lo pueden pensar, lo único notable hasta el momento es que habrá relevo institucional de un gobernador por
otro, independientemente de que hayan sido postulados por el mismo partido político. Lo que pudiese consagrar esa historia es que, el mandatario estatal que asume el poder cumpla las promesas de campaña; de otra manera no valdría la pena emocionarse ni esperanzarse.
Leonel Godoy Rangel toma las riendas locales, ante el atestiguamiento de Mouriño, secretario de Gobernación, lo hace en una posición privilegiada que ya la hubieran querido varios ex mandatarios; nadie como él tuvo el tino de apache para sumar tantas voluntades alrededor, llámense ex candidatos, clérigos, empresarios, líderes sindicales, institutos políticos, organizaciones no gubernamentales, entre algunos más. Aunque es un hecho que tanta fortaleza puede ser debilidad porque cada brazo de apoyo se convierte… en manos de exigencia y presión.
No es de extrañar que su séquito hoy se vea incrementado con un bloque importante de personas que dada su condición de triunfador no se le despegan ni a sol ni a sombra. Varios se han subido al tren después de haber partido. Ahora todos son amigos, compadres, colaboradores y excelentes compañeros de Leonel, por casualidad, hoy en día, según, todos se entregaron de manera fiel a su campaña y a los criticados foros de las diversas instancias que fueron organizados por el equipo de primer nivel. En el presente, cada uno de los grupos que le han manifestado solidaridad está ansioso de que se reparta de manera equitativa el pastel gubernamental.
Lo anterior no debe extrañar, pero sí ocupar y preocupar al reciente mandatario; debe hacerlo reflexionar (creemos que ya lo hizo) para saber con quién va a contar desde un principio, debe estudiar con cautela quiénes de sus «cuates» han respaldado el proyecto que tiene en mente, cuáles son los perfiles idóneos para ponerlos en cada una de las diversas secretarías de Estado, porque a final de cuentas él será juzgado por los efectos y no por los planes elaborados.
Todos quisieran ser de los escogidos y agraciados. Aunque la talacha de inicio es la que cuenta; no obstante, es de entenderse que a medida de que avanzaron los amarres, los beneficios para quienes se entregaron en cuerpo y alma desde el inicio se fueron encareciendo. Godoy es el nuevo gobernador constitucional del estado, llega poderoso como un roble, pero puede ser tan frágil como un cristal. No sólo quisiera ejecutar correctamente lo plasmado, también le inquieta que la población vea con buenos ojos a sus colaboradores, que cada uno, desde su trinchera, ofrezca soluciones reales a los problemas más sentidos de la población; de otra manera el gozo… se irá al pozo.
Los discursos son magníficos aliados, pueden servir de orientadores para dar confianza a propios y a extraños, pero, sobre todo, son base y compromiso para ir construyendo con obras una imagen de gobernante capaz, que dé argumentos para que las personas en general, sobre todo a quienes no votaron por él, les dé sensación de capacidad, de tolerancia y de eficiencia. No sería propicio que el rostro claro y seguro que ventila, se convierta en un simple chiflonazo.
Retos de la nueva administración
Con todo y que Leonel Godoy ha dado muestras de conocer la problemática de la entidad, no será suficiente con haberla considerado en su plan general de trabajo, lo importante serán los cómo, los porqué y por supuesto los con qué. Tenemos la firme convicción de que el mandatario, que ha iniciado sus pininos, ha tenido tiempo suficiente para valorar lo que sectores primordiales han demandado, pero debe darse espacio para sortear tempestades, para propiciar soluciones, donde cada una de éstas no sean… copia burda y maquillada de sus notables antecesores.
Por otro lado, a pesar del esfuerzo de las autoridades, tanto federal como estatal, la verdad es que en Michoacán el talón de Aquiles ha sido la inseguridad; lamentable situación que no sólo se vive, en especial, con el narcotráfico, sino en general, también con la delincuencia organizada; grupos de rufianes que han puesto de cabeza a nuestra entidad y a muchas otras, dando la impresión de que cada día toman mayor impulso. Es una auténtica incertidumbre la que se vive aquí, antes se ocultaban en el seno de la oscuridad, pero ahora, ni la luz del sol los amedrenta, no respetan nada ni a nadie y llevan ganada la batalla a las fuerzas gubernamentales, basta con tan sólo ver noticieros locales y nacionales.
La incursión del Ejército Mexicano en tierras purépechas no ha logrado mayor impacto; ya que éste ha tenido conductas intolerables en varias poblaciones, al grado que han provocado descontento popular, manifestado, incluso, en la marcha que anteayer realizaran ciudadanos de la Costa y de Tierra Caliente. Este es el primer reto que Godoy enfrentará y, con todo que no sea en su totalidad parte de su jurisdicción, tendrá que coordinarse bien con Felipe Calderón para poner un hasta aquí a quienes han sembrado pánico en la sociedad michoacana.
El transporte en el estado, manipulado por líderes aprovechados, uno de ellos flamante diputado, Martínez Pasalagua, es otra piedrita en el zapato que Leonel debe sacudirse. Existe una gran anarquía en dicho sector; amén de ser necesaria no sólo una reestructuración a fondo, sino también una importante revisión del parque vehicular y el encausamiento de nuevos modelos de transporte público que resuelvan la demanda requerida, donde un tren ligero, y quizá varios tranvías, podrían colaborar en darle otra cara a Morelia, ya que se ha convertido en un pueblo grandote que busca ser de primera con un sistema de transporte (y con vialidades) de plano de segunda.
El rubro educativo ha representado, desde hace tiempo, un dolor de cabeza, que ha dado al traste con proyectos y planes respectivos, originado, con sustento o sin él, que la imagen de los profesores se encuentre bastante deteriorada, no por falta de capacidad de los mentores, sino porque en complicidad con las fracciones sindicales han dejado de lado, parte de su responsabilidad. No significa que los profesores no deban luchar por sus derechos que les asisten, sino porque, justificada e injustificadamente, han caído en un círculo vicioso. Si a ello sumamos las condiciones sociales adversas de la población, y sus consecuencias en la niñez, podemos sustentar que, si bien algunos funcionarios, entre ellos de la propia Secretaría de Educación y ciertos representantes del gremio no lo avalan, esta parcela está urgida de soluciones a corto y mediano plazo.
En fin, quedan en el tintero problemas severos como el empleo, la salud y la vivienda, sin olvidar la falta de poder adquisitivo en un porcentaje vergonzoso de familias michoacanas. Al asumir Leonel Godoy el liderazgo estatal, no bastará con que tome a consideración, como prioridad, parte de lo aquí planteado; lo impactante vendrá cuando, con el paso de las semanas, resultados positivos estén a la vista de todos; de lo contrario será uno más de los mandatarios locales que se han parado el cuello pero cuya gestión ha sido más negra que la noche y con más altibajos que la propia montaña rusa. «Veremos si los hechos empatan con las ideas; que no vaya a ser… pura labia de perico».