Municipios

El pleito entre dos estudiantes llega a la Fiscalía Regional de Justicia
*El subdirector de la secundaria informó que el estado de salud de los dos jóvenes en pugna es bueno, sólo fueron cesados algunos días y permanecen bajo condición de buen comportamiento
Lorena Arellano Viernes 7 de Octubre de 2016
A- A A+

La Piedad, Michoacán.- Que “no hay ningún muerto” resultado de este pleito estudiantil, así lo informó ayer el subdirector del turno matutino de la Escuela Secundaria Licenciado Rafael Reyes, Javier Ayala Álvarez, quien desmintió comentarios extraoficiales que aseguraban el fallecimiento de un joven. Los alumnos involucrados continúan yendo a clases bajo la promesa de los padres de familia de ambos sobre acudir personalmente a la salida por ellos y el caso ya fue encarpetado por la Fiscalía Regional de Justicia.

Subdirector Javier Ayala Álvarez
Subdirector Javier Ayala Álvarez
(Foto: Lorena Arellano)


El mentor vertió que ya existe una denuncia penal por los hechos acaecidos, presentada ante una de las agencias del Ministerio Público de la Fiscalía local, donde se averigua sobre el origen y desarrollo de este lamentable suceso para su proceso por las vías legales correspondientes, en el que sí resultaron algunas lesiones.

En la actualidad esta escuela secundaria es encabezada por Ayala Álvarez en su calidad de subdirector, quien aseguró que desde hace un año que asumió el cargo ha tenido que enfrentarse a una serie de situaciones complicadas de este tipo para alcanzar su solución, hasta exponer la integridad física, dijo.

Existe Dirección del turno matutino, expresó, y se encuentra a cargo de una maestra que funge también el cargo de supervisora de Zona, motivo por el cual poco se presenta al plantel para compartir la pesada responsabilidad de dirigir e instruir a los más de 500 alumnos por turno, a todos sus maestros y al personal administrativo.

Esta que es una de las primeras instituciones de nivel secundaria establecidas en La Piedad, tiene en la actualidad una matrícula escolar arriba de los mil alumnos en total, incluyendo a ambos turnos.

Al preguntarle sobre las acciones que habría tomado la institución frente al caso, el subdirector aseguró que ambos alumnos implicados fueron cesados de clase por algunos días como sanción reglamentaria, de quienes, por cierto, no se citan datos personales para salvaguardar su integridad y en asistencia favorable por su minoría de edad.

El encargado aseveró que además de esta posición también se sostuvo un encuentro con los padres de familia por separado para establecer las condiciones por medio de las cuales los implicados podrían continuar asistiendo a clases, “aportando una oportunidad más para que no perdieran sus estudios, pues en uno de los casos existe reincidencia por mala conducta, asentada en actas con anterioridad”.

Al cuestionarle sobre la existencia de alguna materia en favor de la asistencia de comportamiento para los jóvenes, precisó que la materia de orientación vocacional fue suprimida por el gobierno federal hace más de quince años y que las únicas áreas con apoyo psicológico para los jóvenes era la de valores cívicos y la asistencia de trabajo social.

Javier Ayala aseguró que según algunos datos obtenidos, las autoridades investigan sobre la posibilidad o no de que un adulto indujera a los jóvenes a enfrentarse en el mismo lugar de los hechos, como lo exclamó una participación en la declaratoria de fe de hechos ante el propio Ministerio Público.