Municipios

Sin ninguna respuesta en el caso de los indigente de La Piedad
Lorena Arellano Lunes 10 de Octubre de 2016
A- A A+

La Piedad, Michoacán.- Al surgimiento de múltiples dudas frente a la cantidad de indigentes que prevalece en la ciudad, y que incluso ha crecido en los últimos meses, parece no existir un dato alentador que ofrezca la posibilidad de mejorar su condición. Esta mañana de lunes tampoco se pudo obtener una respuesta por parte de la Iglesia frente a la problemática social de los individuos en situación de calle.

Desde hace meses, las puertas de este santuario han sido visitadas diariamente por personas que acuden en busca de la buena voluntad de los feligreses
Desde hace meses, las puertas de este santuario han sido visitadas diariamente por personas que acuden en busca de la buena voluntad de los feligreses
(Foto: Lorena Arellano)

A la marcha en un intento por conocer la posición de este credo frente a los casos de indigencia, tampoco hubo respuesta. Al acudir con el sacerdote Rubén Sevilla en el Santuario Diocesano del Señor de La Piedad que depende de la Arquidiócesis de Morelia, este sujetó no tener autorización para dar declaración alguna de manera oficial, turnando la posibilidad al presbítero encargado del lugar.

En un segundo intento por interceptar al señalado en ese mismo recinto religioso, el señor cura Guillermo Carmona Reyes, éste precisó de viva voz y en directo, no tener tiempo para contestar, ya que aseguró se encontraba redactando un documento de suma importancia que requería de toda su atención.

Es necesario precisar que desde hace meses, las puertas de este santuario han sido visitadas diariamente por personas que acuden en busca de la buena voluntad de los feligreses, solicitando alguna moneda o apoyo que les pueda ayudar a sobre llevar las necesidades prioritarias del momento.

La mayoría de los referidos, son adultos en edad avanzada ante un evidente estado de abandono familiar, que se rehúsan a creer que por la condición de la fe religiosa y su aportación ideológica de ayuda al prójimo, no puedan ser auxiliados, por lo que permanecen a diario en el lugar, en diversos horarios.