Municipios

Rescatistas de varios países se declaran en luto por compañero caído en La Piedad
>Dada la asociación del paramédico piedadense asesinado con la brigada internacional de Topos, el acontecimiento conmovió a los compañeros de labor
Lorena Arellano Miércoles 19 de Octubre de 2016
A- A A+

La situación en que terminó la vida de Rueda Ríos, quien muriera baleado, ha sido un episodio difícil de asimilar para los compañeros de todas esas naciones
La situación en que terminó la vida de Rueda Ríos, quien muriera baleado, ha sido un episodio difícil de asimilar para los compañeros de todas esas naciones
(Foto: Lorena Arellano)

La Piedad, Michoacán.- Luego de estos hechos ocurridos esta semana en el municipio de La Piedad, transcurrió que la conmoción sobre el homicidio del paramédico Iossif Stalin Rueda Ríos llegó hasta otros países tanto en el continente americano como del otro lado del mundo.

Decenas de corporaciones de auxilio y ayuda humanitaria de varios estados de la República Mexicana e incluso otros países en América Latina, del norte y otros continentes del otro lado del Atlántico, se unieron a la pena de las corporaciones piedadenses.

Hace apenas algunas semanas, la corporación de Emergencias Radio Auxilio Voluntario (ERAV) llevó a cabo su colecta anual, en la que una de las intenciones fue, además de abastecer su caudal para continuar la ayuda, dotar una ambulancia de utilería para rescate; las llaves de la unidad las recibió hace un mes el propio paramédico fallecido en calidad de subcomandante operativo.

Sucede que la situación en que terminó la vida de Rueda Ríos, quien muriera baleado, ha sido un episodio difícil de asimilar para los compañeros de todas esas naciones.

Además de los paisanos, han hecho llegar sus condolencias hasta la red social de la corporación, Emergencia Rav La Piedad, rescatistas y uniones para el mismo fin desde Canadá, Estados Unidos, América Latina, así como naciones del otro lado del mundo como Francia y España.

Se informó que posiblemente el día de mañana el paramédico caído reciba un homenaje póstumo en honor a la labor desempeñada en vida, en bien del salvamento continuo de vidas humanas que seguía a la práctica hasta el último de sus días en vida.