Municipios

En La Piedad, comerciantes sustituyen calaveritas de azúcar por adornos plásticos
Lorena Arellano Martes 1 de Noviembre de 2016
A- A A+

La Piedad, Michoacán.- Los productos de manufactura artesanal que son característicos para los festejos de Día de Muertos como calaveritas y gallinas de azúcar, chocolate y cartoncillo entre tanto, están siendo desplazados por artículos de plástico para complementar disfraces de “Halloween”. Comerciantes del Callejón Serapio Rendón en el municipio de La Piedad, aseguran que han tenido mayor rendimiento con los artículos de la tradición extranjera.

En este año, han apostado a la venta de máscaras de látex, disfraces confeccionados y adornos de plástico como calabazas, escarchas entre otros de este tipo, ya que son más buscados por los clientes en comparación a aquellos que hace aproximadamente unos diez años, aún se regalaban entre compañeros de trabajo o en la escuela.

Han apostado a la venta de máscaras de látex, disfraces confeccionados y adornos de plástico
Han apostado a la venta de máscaras de látex, disfraces confeccionados y adornos de plástico
(Foto: Lorena Arellano)

Sin embargo, existen mercantes que le están dando oportunidad a las dulces calaveritas, disponiendo en sus puestos un 50 por ciento de artículos tradicionales y la otra mitad para la vendimia que rinde tributo al “Halloween”.

Cabe señalar que la mayoría de los trabajadores con licencia para venta en este famoso sitio piedadense, han brindado la oportunidad a la mercancía con características foráneas; como la señora Angélica María López quien aseguró que por cuestión de conveniencia en su ejercicio, por primera vez este año adquirió los plásticos.

De un total de 23 puestos instalados en el lugar, más de la mitad ofrecen opciones para disfraz; el resto, busca subsistir ante la remarcada demanda con aquellos productos comestibles que por tradición, se continúan elaborando.

En la venta de temporada también se ofrecen otros productos para incluir en las ofrendas y altares de muertos como las charamuscas, dulces de calabaza, membrillo, camote y rollos de guayaba. Se enlistan también palanquetas de cacahuate, amaranto con pasas, cocadas, jamoncillos, ollitas de tamarindos y borrachitos, que son parte de los productos conocidos como dulces típicos de la región, delicias que se resisten al olvido y que son un verdadero placer al paladar de los michoacanos y visitantes.

Con la puesta en venta de estos manjares, todos elaborados de manera artesanal, los comerciantes también buscan redituar a las inversiones que dispusieron en esta temporada, ante un mercado que lucha por generar y así mismo por ganar.