Municipios

Sin atención de la Cocotra opera el transporte público con graves irregularidades
Lorena Arellano Viernes 11 de Marzo de 2016
A- A A+

La Piedad, Michoacán.- La carencia de un órgano dedicado a la supervisión del transporte público en La Piedad es parte de las irregularidades que este sector deja entrever en este municipio. No existe ningún departamento dependiente de la Comisión Coordinadora de Transporte (Cocotra), además de que la cuestión de la normatividad vial, que le correspondía al Departamento de Tránsito Municipal, se integró a la Policía Michoacán, por lo que sus servicios se extinguieron y no hay quién haga valer a la legalidad en este rubro.

Y aunque con anterioridad se contó con la presencia de la Cocotra de manera más firme, cuando en años anteriores participó en los operativos donde se pudo detectar a los camiones pirata, la oficina no se ha interesado en regular al sector que le corresponde.

Una serie de irregularidades e inconformidades de los usuarios que no son atendidas por ninguna autoridad.
Una serie de irregularidades e inconformidades de los usuarios que no son atendidas por ninguna autoridad.
(Foto: Lorena Arellano)

Saltan a la luz irregularidades en el transporte público



En un sondeo hecho a los usuarios del servicio de transporte público de La Piedad en cuatro distintas paradas oficiales, se pudo constatar una serie de irregularidades e inconformidades de los usuarios que no son atendidas por ninguna autoridad.

Uno de los entrevistados señaló que “hay en circulación camiones sin placas o lo que es peor, circulan con placas de servicio particular”. Las pugnas se detonaron respecto a la actitud de los conductores, como los que gustan de “maniobrar con exceso de velocidad, además de que cuando sube un usuario no esperan a que éste se siente para ponerse en marcha”.

En el sondeo, siete de un total de diez usuarios se quejaron de la “falta de atención de los conductores”, que en la mayoría de los casos van distraídos por el alto volumen de la música.

Dos usuarias que bajaron en una de las paradas del Centro Histórico mencionaron: “Unos van fumando y eso da mucho asco porque nos llega todo el humo”. A lo que agregaron: “Ayer nos tocó uno que llevaba el teléfono colgado en la ventanita junto al retrovisor y estaba en una video llamada”, las quejosas expresaron su preocupación por el servicio de la ruta Blanquiazul Lienzo Charro-Infonavit.

“Hemos visto de choferes a muchachos que no parecen mayores de edad, están muy jovencitos y no tienen prudencia al manejar y de ellos depe
nde si llegamos o no a nuestro destino”, así lo señaló una usuaria de edad avanzada que acababa de bajar de un camión de la ruta Rojiblanca San José-Nueva Banquetes-Tecnológico.
Una madre de familia señaló que “en un camión rojo del Tecnológico, el señor llevaba puros narcocorridos, canciones violentas de balazos y asesinados, qué bárbaros son”, no llamó la atención del chofer por temor a ser agredida, dijo textual, y agregó que “las malas condiciones en que se encuentran algunas unidades, con vidrios y asientos rotos, falta de pasamanos, es un aspecto deplorable, sin dejar a un lado calcomanías con textos agresivos y falta de higiene en el interior de los vehículos”.

La evasión a las medidas de seguridad en los automotores salta a la luz, sin embargo, no hay nadie que pueda hacer algo al respecto, hoy parece no existir correctivo alguno.