Escenarios

Stand-up “La bella y los bestios” en Morelia
Omar Arriaga Garcés Jueves 8 de Diciembre de 2016
A- A A+

Morelia, Michoacán.- Stand-up es un término usado en inglés para un estilo muy definido de comedia, aquél en el que un actor se para frente al público y comienza un monólogo en el que interactúa con éste, tal como se vio la noche del miércoles 7 de diciembre en el Multiforo Cultural Cactux Morelia.

En “La bella y los bestios”, stand-up donde participaban directamente el director de cine Adrián González Camargo, la actriz Valeria Ortega de la Coregía Teatro, un señor de nombre José Torres y el conductor del programa Noches de Cine, Francisco Valenzuela Martínez, fue este último quien mejor mostró qué era eso de interacción con la concurrencia.

Se volverán a presentar el miércoles 14 de diciembre a las 20:30 horas
Se volverán a presentar el miércoles 14 de diciembre a las 20:30 horas
(Foto: Omar Arriaga Garcés)

Se dice directamente porque Edgardo Leija en su papel de presentador y Héctor Daniel Pérez Aguilera desde la cabina de controles, parecían otros dos personajes de la comedia, quienes daban pie y ayudaban al correcto desenvolvimiento de los dispositivos de la risa.

Aunque ya desde la participación de González Camargo un viandante entre el público gritaba y se mesaba los cabellos porque la mesera no le traía la cerveza que había pedido más de media hora antes, no fue sino hasta la participación de Valenzuela Martínez -quien habló de las pérdidas que un hombre sufre tras pasar el umbral de los 40 años- que el parroquiano decidió mantener sus gritos por un mayor espacio de tiempo.

Como en una parodia de desalojo los dos guardias del Cactux acudieron a sacar al hombre, que ahora se había tirado al piso, por lo que las luces del escenario se encendieron y se pidió calma para que las autoridades actuaran de la manera más veloz posible y pudiera continuar el show.

Sin embargo, Francisco Javier no dejaba de improvisar chistes sobre la situación: “Si yo fuera el dueño del Cactux, estas cosas no ocurrirían; si yo fuera el dueño del Cactux estos policías ya habrían sacado al caballero, si yo fuera el dueño del Cactux los meseros vendrían de traje y les ofrecerían whisky escocés”.

Pasaban los minutos y el asunto no parecía cambiar: el sujeto se negaba a levantarse del piso en lo que en palabras del “artista” ya se había convertido en un stand-down o stand-floor por parte del hombre, una especie de performance en la que el presentador Edgardo Leija y desde el sonido Pérez Aguilera ponían de su propia cosecha.

Cuando finalmente se abrió una puerta alterna en el foro -que al parecer nunca se había abierto- el público aplaudió y Valenzuela Martínez pudo continuar con su defensa de las minorías y su relación de que ya no le paraba al haber cumplido 40 años, a cuyo término se llevó las palmas del respetable, como si de un concierto del Festival de Música de Morelia (FMM) se tratara.

Para completar la noche subió al tablado -es una expresión solamente- José Torres, cuya meticulosidad respecto a detalles como el nombre “Peluches, regalos y algo más” en diversas tiendas morelianas hizo estallar las risas de la gente: “Qué es eso de ‘y algo más’”, cuestionaba, mientras hacía la narración de cuando entró a un negocio a preguntarle al dueño qué era eso de “y algo más”.

Antes, habían participado Valeria Ortega, con un épico monólogo sobre las madres solteras, en el que incluso su hijo de once años subía al escenario para ilustrar aquello a lo que se refería, en tanto que a Adrián González le había tocado la suerte más complicada de la noche: la de abrir ante un público expectante que fiscalizaba cada uno de sus movimientos, pese a lo cual salió avante.

Lo curioso del caso es que se volverán a presentar el jueves 15 de diciembre en el mismo lugar, a las 20:30 horas, sólo que sin duda faltará la pizca de ingenio de ese muchacho que no dejaba de gritar, con la participación de los dos policías del Multiforo Cultural.