Especiales

2016 un año difícil, pero con grandes logros: Medardo Serna
Ernesto Hernández Doblas Martes 13 de Diciembre de 2016
A- A A+

Morelia, Michoacán.- Haciendo un recuento del año que está por concluir, el rector de la Universidad Michoacana, Medardo Serna González, habló con Cambio de Michoacán sobre los retos y dificultades, perspectivas y necesidades ante las que se encuentra la Casa de Hidalgo. Lo primero que reconoce es que ha sido un año difícil, aunque con logros importantes, especialmente en lo académico y en la implementación de algunos instrumentos con los que no se contaba en años anteriores. Al mismo tiempo, hace un llamado al Congreso del Estado para realizar trabajos de manera conjunta con una de las universidades más antiguas e importantes del país como es la Michoacana. “Se pierde más si no hay apoyo para la educación”, puntualizó.

Medardo Serna reconoce es que ha sido un año difícil, aunque con logros importantes, especialmente en lo académico
Medardo Serna reconoce es que ha sido un año difícil, aunque con logros importantes, especialmente en lo académico
(Foto: Ernesto Hernández Doblas)

Resumen de 2016



“Ha sido un año complicado en cuanto a las relaciones con los sindicatos y al proceso de ingreso que se complicó con cinco casas de estudiante”. Efectivamente, la Universidad Michoacana vivió un conflicto con duración de dos meses, cuando el Movimiento de Aspirantes y Rechazados (MAR) no aceptó la nueva política de ingreso establecida a principios de año, sobre todo uno de sus puntos que hacía del Centro Nacional de Evaluación para la Educación Superior (Ceneval) el instrumento por medio del cual se hacía posible o no la entrada a la máxima casa de estudios. Una vez pasada esta problemática, el rector afirma que en la medida de las posibilidades de la institución, “la Universidad va a incrementar su cupo de nuevo ingreso, pero para ello requerimos también el respaldo presupuestal correspondiente. No sé hasta dónde nos vaya a dar, vamos a hacer lo máximo que podamos, todavía más de lo que estamos haciendo”.

Aún con esas dificultades, Medardo Serna pide poner sobre la mesa algunos de los logros nicolaitas en los que se ha podido avanzar. “Uno de ellos tiene que ver con la planeación académica y administrativa, lo que nos permite hacer el mejor uso posible de los recursos de toda índole disponibles en la Universidad, eso se traduce en ahorros importantes que hacen que el déficit esté disminuyendo”. Para el rector, otro logro a destacar es que a pesar de las problemáticas en cuanto a las revisiones contractuales con los sindicatos, “estamos cumpliendo cabalmente con los contratos colectivos de trabajo, pero también estamos llevando las revisiones en un marco de disponibilidad de recursos de la institución que, en este caso, prácticamente se ajustan a los incrementos salariales que ofrece la Federación ante la carencia de recursos institucionales y del Estado”. En ese sentido, reconoce Serna González, no se está en las mejores condiciones; sin embargo, a causa de ello y en la medida de lo posible, ya que no son modelos iguales los de la Federación y la Universidad, no se están elevando de manera importante los compromisos laborales de la Michoacana con motivo de las revisiones contractuales.

“La Universidad va a incrementar su cupo de nuevo ingreso, pero para ello requerimos también el respaldo presupuestal correspondiente. No sé hasta dónde nos vaya a dar, vamos a hacer lo máximo que podamos, todavía más de lo que estamos haciendo”

Medardo Serna González

Actualización administrativa



El miércoles 14 de diciembre se llevará a cabo la última reunión del año del Consejo Universitario, y en ella habrán de verse varios puntos, entre los que se encuentra la presentación de un resumen del Programa de Actualización Administrativa, “que da seguimiento a los acuerdos de administraciones pasadas”, los cuales en su mayoría, dijo, coinciden con muchos aspectos de lo que pidió el Congreso del Estado y que se establecieron en el artículo décimo transitorio. Este programa tiene diez ejes, cuatro de los cuales conllevan la coincidencia mencionada, y se relacionan entre otras cosas, con asuntos de servicios, casas de estudiantes y algunos más. “La buena noticia es que ya llevamos en dos años, el 60 por ciento de ese programa cumplido”. La agenda que por delante tiene la Universidad, está ya calendarizada, según comenta Serna González, y en ella está incluida una restructuración administrativa que impactará el organigrama de la máxima casa de estudios. “El que llevamos actualmente data de 1983, en 1986 hay una adecuación a la Ley Orgánica pero la Universidad desde entonces ha cambiado muchísimo”.

En este momento de la conversación, el rector de la Casa de Hidalgo enfatiza los nuevos escenarios que vive dentro y fuera la institución que representa, muchos de los cuales surgen a partir de disposiciones federales, como la Ley de Acceso a la Información, a la que todos los entes públicos tienen que responder. Por medio de dos casos, Serna González busca ejemplificar lo dicho: la transparencia, que a su vez lleva al acceso a la información y la equidad de género contemplada desde la Comisión de Derechos Humanos. “Tenemos la Defensoría de Derechos Humanos, estamos fortaleciendo esa área y lo de la trasparencia de 2011”.
Abundando en los cambios a los que la presente administración se ha enfrentado, menciona una nueva instancia universitaria que tiene que ver con los procesos de acreditación que se han venido dado al interior de ésta y con el acompañamiento en este sentido a las distintas dependencias. Tampoco la estructura universitaria contemplaba el asunto de las licitaciones, ni la recepción de productos adquiridos, ni la distribución de esos productos. Todas esas son lagunas que, según palabras del rector, se han venido trabajando.

Relaciones con los sindicatos



Un reto permanente en la máxima casa de estudios es el de conciliar posturas entre los distintos grupos y movimientos, así lo ha dicho Serna González en reiteradas ocasiones al referirse a la necesidad de consensos para, por ejemplo, trabajar entre la comunidad universitaria las propuestas de reforma del régimen de jubilaciones y pensiones. “Yo creo que vamos avanzando bien, en términos del acercamiento, la comunicación, el diálogo, los acuerdos, los consensos. En el caso del SUEUM (Sindicato Único de Empleados de la Universidad Michoacana), es importante tener presente que, por problemas internos de este sindicato entre diferentes expresiones, prácticamente duramos un año y medio sin Comité Ejecutivo”. A finales de octubre, la Junta Local de Conciliación y Arbitraje (JLCA) le dio toma de nota al comité mencionado, por lo cual asegura el rector: “Ya hay certeza de con quién debemos tratar, con quién debemos acordar y avanzar en materia del SUEUM”.

En cuanto al Sindicato de Profesores de la Universidad Michoacana (SPUM), hace saber que hay un compromiso firmado con éste en torno a una reforma integral de la Universidad aprobada por el Consejo Universitario. Lo que sigue en este sentido es la mecánica que habrá de seguirse para implementarla, pero siempre “respetando, en el caso de jubilaciones y pensiones, los derechos adquiridos de nuestros trabajadores con más de 25 años de servicio en la institución o ya jubilados”. La discusión en todo caso, afirma Medardo Serna, tendrá que girar en torno a los trabajadores de nueva generación.

Para el rector, un reto permanente en la máxima casa de estudios es el de conciliar posturas entre los distintos grupos y movimientos
Para el rector, un reto permanente en la máxima casa de estudios es el de conciliar posturas entre los distintos grupos y movimientos
(Foto: Ernesto Hernández Doblas)


El Congreso y la Universidad Michoacana



Al interior del Congreso del Estado se han manifestado varias posturas, especialmente en lo relacionado con la necesidad de una reforma al régimen de jubilaciones y pensiones, en la cual coinciden tanto los legisladores como las diferentes expresiones al interior de la Casa de Hidalgo. “Es muy bueno que el Congreso tenga el mismo interés que tenemos los universitarios. Sabemos que para darle viabilidad financiera la Universidad, debemos, además de tomar medidas en pensiones y jubilaciones, incrementar la gestión. Seguimos recibiendo un presupuesto anual por estudiante por debajo de la media nacional, no obstante que somos una de las diez universidades públicas estatales con mayor calidad académica en todos los rubros”. El rector de la nicolaita hace notar que no hay recursos extraordinarios para varias áreas que tienen que ser cubiertas por la administración interna, tales como el sistema de bachillerato o el subsidio a las casas de estudiantes.

Según declaraciones de la diputada del Partido Revolucionario Institucional, Adriana Hernández, hay un gran boquete financiero en la Universidad Michoacana por la falta de la reforma mencionada, a lo cual responde Medardo Serna que no es así, ya que “no únicamente es pensiones y jubilaciones, yo enunciaba otras más: no nos dan recursos regulares ordinarios para el Bachillerato Nicolaita, ahí tenemos diez mil estudiantes en siete planteles, la mayoría con más de 50 años sirviendo a los michoacanos. Tenemos prestaciones y plantillas no reconocidas. La Secretaría de Educación Pública nos reconoce como cinco prestaciones, nosotros tenemos como doce o quince. Y aún dentro de las prestaciones reconocidas, los montos no coinciden con los de la secretaría, pongo por caso el aguinaldo, la Federación reconoce 40 días y nosotros damos 60 y así por el estilo”.

Para finalizar, el rector exhorta a que las instituciones estén unidas y que el Congreso acompañe a la Michoacana y viceversa. “Es importante que no únicamente se mantenga el presupuesto de la Universidad, sino que se incremente, dados los grandes esfuerzos que se han venido haciendo. El reducir el presupuesto para Michoacán en educación, sería una catástrofe. Michoacán en educación superior tiene una escasa cobertura todavía, las menores cifras nos ubican en el 24 por ciento. De la cobertura actual en instituciones de educación pública, la Universidad Michoacana aporta el 51 por ciento. No podemos afectar la vida de 55 mil estudiantes, de escasos recursos la mayoría. Sería una situación muy crítica. Yo entiendo cuál es el sentir de los diputados, yo sé por qué lo dicen, por una razón muy simple: no hay dinero en Michoacán ni en el país”.

Comentarios