Escenarios

Michoacán, sin Plan de Desarrollo Cultural
Omar Arriaga Garcés Miércoles 4 de Enero de 2017
A- A A+

Morelia, Michoacán.- En el gobierno estatal no existe un Plan de Desarrollo Cultural para Michoacán, dijo el director de teatro y académico Said Soberanes Benítez, luego de realizar una consulta vía el Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (Ifai).

Ello implica que desde las administraciones de Lázaro Cárdenas Batel y Leonel Godoy Rangel, pasando por la de Fausto Vallejo Figueroa, Jesús Reyna García y Salvador Jara Guerrero, hasta llegar a la de Silvano Aureoles Conejo, no existe un proyecto para organizar las acciones culturales en la entidad ni el enfoque que deben tener, como sí existe a nivel federal, explicó.

Said Soberanes Benítez, director de teatro y académico
Said Soberanes Benítez, director de teatro y académico
(Foto: Omar Arriaga Garcés)

'No hay un plan y si esto mejorará de aquí en adelante, se debe prestar fundamental atención a cómo hacer uno. Pedí el Plan de Desarrollo Cultural del Estado de Michoacán que, me queda claro, no es lo mismo que un proyecto de una sola administración'.

“Cada una tiene su proyecto, pero el plan federal de desarrollo no es de un solo sexenio sino que se piensa a largo plazo. Lo que no sabía era si existía en Michoacán. Y no existe”, expresó Soberanes Benítez tras su consulta al Ifai a través de la plataforma estatal.

“Es un trabajo que todavía se está realizando, ‘por lo tanto no se puede dar una información y cuando se tenga construido lo podemos compartir y saldrá en el Diario Oficial de la Federación’, me respondieron. Quiere decir que no hay un plan a largo plazo desde el gobierno de Lázaro (Cárdenas Batel) y (Leonel) Godoy (Rangel), no tenían remota idea de qué pasaba, no dejaron un plan, sólo lo que hicieron en sus periodos”, señaló.

Falta de seguimiento oficial



Expuso por ello que cuando alguien llega al gobierno estatal y a la Secretaría de Cultura de Michoacán (Secum) en particular “no puede discutir” las acciones realizadas ni darles continuidad, al no haber una línea, un enfoque, objetivos ni metas a cumplir.

Sin embargo, consideró que debería existir dicho plan al menos de parte de la actual administración, ya que cuando Aureoles Conejo estaba en campaña antes de ser mandatario, el ex titular de la Secum -Salvador Ginori Lozano- se acercó con algunos actores culturales a compartirles un plan que estaba en diseño, si bien a día de hoy y desde el 1 de octubre de 2015 no existe un proyecto de cultura para este sexenio.

Cabe señalar que con miras a presentar su plan para este periodo de gobierno, la actual encargada de las políticas culturales en Michoacán, Silvia Figueroa Zamudio, convocó a los medios el 19 de diciembre, si bien al no haberse podido reunir con el gobernador la divulgación de dicho programa se ha aplazado de manera indefinidad.

Representación y no suplantación



“Con la hipótesis de que no existía un plan de cultura para el estado hicimos reuniones con Selma (Sánchez Pérez, jefa del Departamento de Teatro de la Secum) y empezamos con un plan de desarrollo en el ámbito teatral: haya o no haya recurso el estado debe planear acciones con independencia de quién esté en el gobierno”, adujo.

Y prosiguió: “Parte importante del diagnóstico es ¿qué haremos? Tenemos que hacerlo con la suficiente inteligencia para no dejar a nadie fuera; estoy leyendo esto (Diagnóstico del Grupo Carapacho del Teatro en Oaxaca en 2011) para darme una idea de cómo hicieron este trabajo y replicarlo en Michoacán.

“Construir un diagnóstico más o menos viable que nos permita decir ‘ante estas condiciones se necesitan resolver estos problemas’”, externó.

No obstante, advirtió que habría un empobrecimiento de la oferta cultural si sigue la “coyuntura” que plantea un municipio como Morelia, de “insertar la cultura en el plan de desarrollo turístico, a la que se dedica un espacio en un apartadito turístico de ‘haremos más festivales’, ‘sí, eso es todo’”, porque por ahí no van la cosa”, apuntó.

Dijo que a falta de convocatoria en los distintos rubros para la conformación de planes de desarrollo, los gremios deben esperar a que se terminen los proyectos sin participar en su integración, por lo que no habría “representación” de la ciudadanía sino “suplantación”.

“Este mecanismo aún está vigente, no hay participación; Silvia (Figueroa) tendría que plantear a los artistas discutir un conjunto de desarrollos que no se queden sólo en esta administración, así no nos suplantan.

“De lo contrario la ‘representación’ se convierte en una herramienta peligrosa en términos políticos: esperar a que se le ocurra un plan al funcionario, y a ver si me conviene o no”, finalizó.