Especiales

A diez años de pleitos, sigue en el aire desarrollo de La Isla de la Palma e inversión de KCSM
El desarrollo del parque se contemplaba en el Plan Nuevo Michoacán que se planificó para darle a Michoacán nuevo rostro tras años de guerra antinarcóticos
Rafael Rivera Millán Lunes 9 de Enero de 2017
A- A A+

Ciudad Lázaro Cárdenas, Michoacán.- En este 2017 se cumplen diez años desde que el gobierno del estado, encabezado en ese entonces por el perredista Lázaro Cárdenas Batel, anunciara con bombos y platillos, millonarias inversiones que se realizarían no solo al interior del Recinto Portuario, las cuales ciertamente se han estado haciendo por parte de la Iniciativa Privada, pero puso mucho énfasis en el desarrollo de la Isla de La Palma, en donde la ferroviaria Kansas City Souhtern de México, invertiría casi de inmediato 80 millones de pesos para establecer en ese sitio una mega terminal del ferrocarril, lo que hasta la fecha sigue en el aire.

Los terrenos de la Isla de La Palma siguen sin utilizarse debido al conflicto agrario que hay sobre ellos. Solo algunos meses fueron ocupados parte de ellos como patios de almacenamiento de mineral de hierro
Los terrenos de la Isla de La Palma siguen sin utilizarse debido al conflicto agrario que hay sobre ellos. Solo algunos meses fueron ocupados parte de ellos como patios de almacenamiento de mineral de hierro
(Foto: Rafael Rivera Millán )

En esa época se habló de la desincorporación de la Isla de La Palma y donde más de 600 hectáreas pasarían a manos del gobierno del estado, e incluso se trajo a inversionistas Coreanos para conocer el lugar y colocar la primera piedra de lo que sería una armadora de vehículos, inversión que tampoco se ha podido concretar, es más ya nadie habla de ella.

A 10 años, el lugar, del que el gobierno estatal tiene propiedad pero no posesión, ha sido escenario de juicios agrarios, un par de veces la policía antimotines ha intentado retirar a ex ejidatarios y ocupantes, y las inversiones no llegan a pesar de no cesar sus anuncios.

Con el cambio de gobierno y con la llegada al poder del también perredista Leonel Godoy Rangel, se volvió a retomar el tema de la inversión de la ferroviaria, e incluso la administración estatal de ese entonces a punto estuvo de recibir alrededor de 27 millones de dólares para que KCSM pudiera disponer de 81 hectáreas de terreno de la Isla de La Palma para iniciar ahí la construcción de la mega terminal, pero en el Congreso del Estado, la legislatura de esa época paró en seco el asunto, al considerar que solo se le estaba tomando como ventanilla de trámite, para autorizar lo que ya había negociado Cárdenas Batel y Godoy Rangel.

Asimismo diferentes políticos de varios partidos, entre ellos Luisa María Calderón Hinojosa, en las dos veces que fue candidata del PAN al gobierno de Michoacán, sostuvo reuniones con los campesinos inconformes, que siguen reclamando la regresión de sus tierras, bajo el argumento que se rebasó el tiempo en no ser utilizadas por el gobierno federal para el fin que las expropió, o de que algunos otros reclaman indemnización no pagadas o de bienes distintos a la tierra.

La panista, actual senadora por el blanquiazul partido, ofreció que se encargaría de resolver cuanto antes esta problemática
La panista, actual senadora por el blanquiazul partido, ofreció que se encargaría de resolver cuanto antes esta problemática
(Foto: Rafael Rivera Millán )


La panista, actual senadora por el blanquiazul partido, ofreció que se encargaría de resolver cuanto antes esta problemática, pero a la fecha se ha olvidado de su promesa, jamás ha vuelto con los ejidatarios y posesionarios de la Isla de La Palma.

En la actualidad un grupo de ejidatarios y pequeños propietarios sigue aplantonado en el acceso de la Isla, creyendo que un día recibirá un pago por liberar el predio, y sus esperanzas se han renovado con el proyecto de Zona Económica Especial, ante el espacio que ocupa el lugar referido frente al recinto portuario del puerto con más desarrollo en México.

Ha sido escenario de juicios agrarios, un par de veces la policía antimotines ha intentado retirar a ex ejidatarios y ocupantes, y las inversiones no llegan a pesar de no cesar sus anuncios.

Situado, casi en su totalidad en la tenencia de Las Guacamayas, habría de ser asiento, se ha insistido, de inversiones por 80 millones de dólares para una terminal de trenes que construiría Kansas City Southern que representaría ingresos y que en el gobierno de Godoy Rangel casi acarició la suma de 26.5 millones de dólares.

El origen conocido, se halla en el Plan Estatal de Desarrollo promovido en febrero de 2003, cuando Cárdenas Batel resaltó la valía dentro del Puerto en el comercio internacional entre Asia y Estados Unidos considerando la congestión y baja competitividad de los puertos de Los Ángeles y Long Beach, además lo situó y declaró en el corredor industrial michoacano LC-Morelia-Contepec.

En esa administración se logró que el Congreso desincorporara las primeras 183 hectáreas que derivó en la creación del Fideicomiso 2112 para administrar el predio.

En 2007 cuando el puerto manejó 312 mil 945 contenedores, la ferroviaria hizo sus primeros esfuerzos porque los diputados facilitaran mediante algún mecanismo el predio que ocupaba.
En 2007 cuando el puerto manejó 312 mil 945 contenedores, la ferroviaria hizo sus primeros esfuerzos porque los diputados facilitaran mediante algún mecanismo el predio que ocupaba.
(Foto: Rafael Rivera Millán )


En 2007, tras la primera desincorporación, Kansas City Southern –que se había quedado con la infraestructura ferroviaria de lo que fue Ferromex– reveló su proyecto para construir una terminal multimodal en 81 hectáreas por las que ofreció al gobierno un pago para uso hasta el año 2026. Tenía un préstamo en mano para hacer inversión en la terminal de 80 millones de dólares.

Ese año, cuando el puerto manejó 312 mil 945 contenedores, la ferroviaria hizo sus primeros esfuerzos porque los diputados facilitaran mediante algún mecanismo el predio que ocupaba.

Los oficios siguieron en la siguiente Legislatura, ya bajo el gobierno de Leonel Godoy, quien vio cercano el ingreso a las arcas estatales de 26.5 millones de dólares. Los diputados que se opusieron, –del PAN y algunos priistas–, argumentaron que se estaba dando “una mentada de madre” porque equivalía entregar a 14.65 dólares el metro cuadrado, pero que además se estaba utilizando al Congreso solo como una ventanilla de trámite.

La complicación vino no porque los diputados no accionaran sino porque la Isla estaba ocupada por quienes reclamaban las tierras regresaran a su poder porque no se habían ocupado para lo que fueron expropiadas.

Con el regreso del PRI al gobierno estatal, tras las administraciones de Batel y Godoy, el Fideicomiso cambió de nombre pero mantuvo su política de que recuperaría el terreno en su totalidad, incluidas las 205 hectáreas en disputa ante los tribunales agrarios.

No se quitó la mano del caso y en 2015, en el Programa Nacional de Infraestructura, el gobierno federal contemplaba una inversión de más de mil 315 millones de pesos para un parque industrial en la Isla de la Palma en Lázaro Cárdenas (Michoacán) de 400 hectáreas con posibilidad de ampliarse hasta la totalidad del terreno, es decir las 628 hectáreas que la conforman.

El desarrollo del parque se contemplaba en el Plan Nuevo Michoacán que se planificó para darle a Michoacán nuevo rostro tras años de guerra antinarcóticos, y fue presentado por el titular de la SCT, Gerardo Ruiz Esparza, quien subrayó que el objetivo era triplicar la capacidad del puerto.

Describió los componentes del parque, que incluía un Recinto Fiscalizado Estratégico, con desarrollo previsto en dos etapas. En la primera, de 183.1 hectáreas, se construirá un recinto fiscalizado de 47.98 hectáreas, una ruta fiscal a la Aduana, un patio de adecuación de contenedores de siete hectáreas, un total de 46.4 para maniobras ferroviarias, 18 para un parque para pequeñas y medianas empresas, 18 para zona de servicio y 47.24 de áreas verdes y cordón ecológico.

En la segunda etapa, se destinarán 167 hectáreas para RFE; 134.77 para desarrollo de conectividad férrea; 135 para parque industrial y 8.12 para cordón ecológico y vialidades.

Ejidatarios y posesionarios de los ejidos de Guacamayas, Mich., y Zacatula, Gro., llevan diez años manifestándose en uno de los accesos principales de la Isla de La Palma, reclamando que se les regresen sus tierras o les paguen indemnización
Ejidatarios y posesionarios de los ejidos de Guacamayas, Mich., y Zacatula, Gro., llevan diez años manifestándose en uno de los accesos principales de la Isla de La Palma, reclamando que se les regresen sus tierras o les paguen indemnización
(Foto: Rafael Rivera Millán )


La construcción del parque industrial de Isla de la Palma, volvió a tomar revuelo con el proyecto de la Zona Económica Especial, sin embargo, no acaba el conflicto con ejidatarios y posesionarios de tierra que vieron “luz al final del túnel” en febrero del año pasado, cuando participaron en lo que llamaron “Pacto por Zacatula”.

Las autoridades agrarias del país, de Guerrero y Michoacán, junto a las autoridades municipales de Lázaro Cárdenas y La Unión, se encontraron en las instalaciones del Comisariado Ejidal de Zacatula, Guerrero y pusieron en marcha lo que prometía ser el fin del conflicto.

Asimismo, la diputada local por el PRI Eloísa Berber Zermeño, que preside la comisión nombrada por la actual legislatura estatal para dar seguimiento a una solución para La Palma, ha dicho que el tema requiere algo de secrecía para concluir favorable “y no desbordar pasiones”, aun así no se ve acabar el conflicto que ha nutrido grupos que reclaman.

“Pacto por Zacatula” reveló que están involucrados, además del comisariado ejidal de Zacatula, Gonzalo Godoy, cinco grupos de posesionarios “Isla de la Palma”, representado por Constancio Covarrubias Cárdenas y Manuel Espino Pano; “Posesionarios y Ejidatarios de Santiago Zacatula” representado por Julio César Figueroa y Leoncio Marín Sánchez; “Campesinos Unidos”, representado por Gilberto Galeana Calderón y Alfonso Hernández Sánchez.

Además, un cuarto grupo, que se autodenomina “Los Avileces”, representado por los hermanos Francisco y Jesús Avilés Pineda y “Colonos Unidos de la Isla de la Palma, representado por Rafael Guzmán Covarrubias y Martín Covarrubias Cárdenas, quienes en conjunto mantienen controversia por un total de 205 hectáreas, según el recuento que se hizo ante el Procurador Agrario Cruz López Aguilar.

El proyecto de la Zona Económica Especial puede que ni ocupe la isla de La Palma, porque hay más terreno del cual echar mano, ha dicho Benjamín Rodríguez Álvarez, que fuera integrante del Fideicomiso 2112 y ha sido dirigente del sector empresarial porteño, y actualmente es Vocal por parte de la Costa-Sierra, en el Consejo Ciudadano de Michoacán.

Mientras tanto, sigue un grupo de reclamantes en plantón a la altura del Rastro Municipal y asegura que ganan en los tribunales o en la mesa consecuencia del “Pacto de Zacatula”. Cabe señalar que en reiteradas ocasiones, tanto la diputada Berber Zermeño como el empresario Rodríguez Alvarez, han dicho que la solución de la Isla de La Palma está a punto de darse, señalando que los juicios agrarios que se llevan a cabo en un Tribunal de Guerrero, ya casi están listos, pero han dicho también que lo mejor es de que se haga una negociación por fuera de los juicios, ya que si los mismos son favorables a los campesinos, el gobierno de Michoacán se habrá de inconformar y a la inversa también, lo que alargaría por muchos años más el problema.