Escenarios

Casa Taller “Alfredo Zalce”, deuda pendiente
Omar Arriaga Garcés Miércoles 11 de Enero de 2017
A- A A+

Morelia, Michoacán.- A casi tres lustros, cuando tomó posesión Lázaro Cárdenas Batel como gobernador -un año antes de la muerte del muralista-, la Fundación Cultural Alfredo Zalce planteó al Ejecutivo estatal el proyecto Casa Taller “Alfredo Zalce” que sigue pendiente y hoy se usa como bodega.

La última vez que se habló desde la Secretaría de Cultura de Michoacán (Secum) de continuar el proyecto fue el 13 de enero de 2014, en el marco del aniversario del natalicio del artista de Pátzcuaro, cuando el entonces titular de la dependencia, Marco Antonio Aguilar Cortés, expresó que en un año el centro cultural abriría sus puertas.

Para Mizraim Cárdenas Hernández, artista plástico y alumno de Zalce Torres, más que falta de recursos se trata de una falta de voluntad lo que ha hecho que el proyecto quede en la sombra: “Ha ocurrido el cambio de prioridades entre las distintas direcciones de la Secum; la Secum en cierta manera tendría la responsabilidad más fuerte, la que encabezaría los pasos a seguir en el proyecto.

“Ya son muchos años como para que no se pueda concretar; se ha justificado en los periodos de gobierno cortos que se han dado: de Fausto Vallejo (Figueroa) y de (Leonel) Godoy (Rangel); el argumento que dio Jaime Hernández (Díaz, ex titular de la Secum) es que hubo falta tiempo para concretar el proyecto”, comentó el pintor.

Dijo que el argumento durante la pasada administración estatal fue la misma falta de tiempo, si bien espero que con Silvia Figueroa Zamudio al frente de la dependencia “se haga una buena planeación y se convoque a responsables con capacidad para llevar a cabo un proyecto que puede tener impacto importante a nivel nacional e internacional”.

Aunque para ello el artista estimó que de formalizarse éste debe tener “la ideología de un centro cultural con el nombre de Alfredo Zalce”: “Tengo confianza en que en esta administración sí se tome con seriedad el proyecto y con la sensibilidad que se requiere; cada que entra un gobierno vuelve a ser lo mismo”, refirió.

Don Alfredo Zalce
Don Alfredo Zalce
(Foto: Archivo)

Casa de Zalce, bodega de primer nivel



Aunque durante la administración de Aguilar Cortés se erogaron cuatro millones de pesos para la casa taller, hoy día sigue sin realizarse el proyecto y el inmueble de la avenida Camelinas 409, en la colonia Félix Ireta, funciona como bodega del equipo y las butacas que se hallaban en el Foro La Bodega Alterna, que cerró tras trece años de operación a fines de marzo de 2016.

Museo 'Alfredo Zalce'
Museo 'Alfredo Zalce'
(Foto: Héctor Sánchez)

“Tengo entendido que ya hasta han usado la casa de bodega, eso se me hace una total falta de respeto a un proyecto, fue en el tiempo de (Salvador) Ginori (Lozano, ex titular de la Secum) cuando se hizo esto.

“Refleja una falta de respeto y demuestra que no hay un interés en echar a andar ese proyecto, usarlo de bodega es destinarlo a algo que no tiene un fin formativo ni social ni educativo como debería tener la Casa Zalce; demuestra no saber qué hacer con la casa”, apuntó Cárdenas Hernández, quien agregó que falta voluntad por parte de la Secum y entender la magnitud del artista patzcuarense.

“En ocasiones les da miedo saber que es una figura nacional con la que trabajarían y que serían críticas a nivel nacional si algo no llega a cimentarse, cuando se habla de artistas de la plástica en Michoacán está Alfredo Zalce como pilar, y saber que su casa es una bodega es reconocer que no se tiene un nivel cultural ni de respeto hacia los creadores en la entidad”, reiteró el discípulo de Zalce Torres.

Patronato, otro lastre



Para Mizraim Cárdenas otro de los problemas que dificultan la concreción de la Casa Taller Alfredo Zalce “es una situación que se debe abordar con especial atención”: el del Patronato Alfredo Zalce, que hasta 2013 encabezó Cuauhtémoc Cárdenas Solórzano, quien renunció en esa fecha.

Obra de Alfredo Zalce
Obra de Alfredo Zalce
(Foto: Especial)

“Renunció Cuauhtémoc Cárdenas en 2013, pero hay una ambigüedad: la situación ha sido un candado y aunado a la falta de interés de la Secum son factores para que el proyecto siga ahí, se le hacen ajustes a la casa y se vuelve a caer en lo mismo, en el abandono”, describió el artista plástico.

Expuso que el patronato es “parte de lo que está ambiguo en el mismo proyecto”, ya que no está definido quién tomaría las riendas del mismo cuando renuncia Cárdenas Solórzano ni se generan lineamientos para trabajar.

“El patronato más que servir estorba; Cuauhtémoc Cárdenas sólo convocó a la primer reunión donde se anunciaba que la Casa Zalce pasaba a ser parte del patronato en 2008, fue nada más esa primer reunión y después sólo se dieron algunas entrevistas de pasillo, pero no se dejó en buenas manos el proyecto, no se generó una responsabilidad ni a la persona capacitada para llevar a cargo un proyecto de esos”, explicó el pintor.

Breve contexto del patronato



Como se recordará, en 2008, casi al culminar el periodo de Cárdenas Batel, se compra en 15 millones de pesos la Casa de Alfredo Zalce -tras un proceso de cinco años- y se deja en comodato la propiedad a un patronato en el que se integraría la Fundación Cultural Alfredo Zalce, presidida por Beatriz Zalce de Guerriff, hija del artista.

En el primer borrador para la constitución del órgano, la fundación opta por no firmar el acta, pues dos de los miembros que conformarían el patronato serían el empresario Germán de Oteiza Figaredo -director de Grupo de Oro- y el Instituto Tecnológico de Estudios Superiores Monterrey (ITESM) campus Morelia, cuya integración en palabras de Zalce de Guerriff no era “congruente” con la ideología del artista patzcuarense.

Por ello, el patronato queda integrado por Cárdenas Solórzano como presidente, Manuel García Contreras como secretario, el Ayuntamiento de Morelia, la Secum y la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo (UMSNH), en tanto que la Casa de Alfredo Zalce es otorgada en comodato a la espera de definir su estructura.

“La casa, estando tal como el maestro siempre la tuvo, será un centro activo donde puedan presentarse algunas exposiciones, tener talleres de carácter permanente y quizás abrir algunas actividades para los niños”, indica Cárdenas Solórzano en mayo de 2008, durante la primera asamble del patronato y la fundación, según nota de Carlos Márquez, publicada en el extinto diario La Jornada Michoacán. No obstante, no se vuelve a realizar otra reunión.

La fundación presidida por Beatriz Zalce manifiesta en 2010 su inconformidad por el nulo avance en el proyecto y toma distancia de la Secum, sin que a la fecha se conozca quién preside el patronato, en palabras de Mizraim Cárdenas.

Alfredo Zalce nació el 12 de enero de 1908
Alfredo Zalce nació el 12 de enero de 1908
(Foto: Archivo)

Historia abreviada de la Casa Zalce



En entrevista con Cambio de Michoacán el pasado 4 de julio de 2016, el alumno de Alfredo Zalce señaló que hace más de tres años a la casa “se habían metido y robado los cables de luz, las tarjas y las tuberías de cobre”.

“Había mucha humedad, se estaban cayendo algunas partes de los techos, estaban vencidos, apolillados; se metió un recurso y se levantó la casa”, dijo en alusión a la Dirección de Patrimonio de la Secum.

Y continuó: “Antes di que se pudo hacer este proyecto de rehabilitación para que no se cayera”, expresó sobre la vivienda construida en 1963 de acuerdo a los conceptos del funcionalismo arquitectónico.

Con todo, antes de ser bodega del extinto Foro La Bodega y de que se le hiciera esa restauración, la vivienda de mil 809 metros cuadrados de superficie albergó la Escuela de Artes y Artesanías 2 desde 1966, a la que iban estudiantes a aprender las artes plásticas.

Aunque años después cerraría esa institución, Zalce Torres continuó la impartición de talleres por su cuenta hasta entrada la vejez y, en 2002, con los objetivos de “preservar, difundir y exhibir la producción de la obra artística del maestro Alfredo Zalce Torres así como de la cultura en general”, se crea la Fundación Cultural Alfredo Zalce, que -además de la hija del artista- integran Mariela Ferreyra Calderón como vicepresidenta, Augusto Isla Estrada, Marcela Zalce Duplan y Mizraim Cárdenas Hernández como vocales.

La fundación busca asegurar que la casa del artista patzcuarense se convierta en un taller y centro cultural abierto al público, pero el 26 de julio de 2001 en un accidente automovilístico muere Andrés Zalce Reason, hijo del pintor, junto a sus dos hijos, Leonora y Federico Zalce, nietos del artista y quienes eran los herederos de la propiedad de Zalce Torres.

La viuda de Zalce Reason -Maricarmen Rivero- promueve un juicio sucesorio por la casa y se queda con ella y la fundación no puede plantear el proyecto, aunque se apuesta por dejarlo terminado.

En 2002 la fundación cultural se acerca a Cárdenas Batel, quien acaba de entrar como gobernador, y éste acepta adquirir el inmueble, pero Maricarmen Rivero no quiere vender la casa por menos de doce millones de pesos, cuando el 19 de enero fallece Alfredo Zalce Torres, a la edad de 95 años.

La misma noche del fallecimiento, Rivero toma posesión con notario de la casa en que viviera el patzcuarense la segunda mitad de su vida.

Se remata al mejor postor



No obstante, en el inmueble vivía también Mariela Ferreyra Calderón, asistente del muralista, quien lo atendió hasta sus últimos momentos, por lo que promueve un juicio de amparo contra el desalojo que plantea Maricarmen Rivero y se sucede un proceso judicial.

Exposición 'Trazos del modernismo en el arte mexicano'
Exposición 'Trazos del modernismo en el arte mexicano'
(Foto: Carmen Hernández )

El gobierno de Cárdenas Batel se hace a un lado, pero el 23 de julio de 2005 en los diarios se publica un edicto en que se remata por tres millones 568 mil 700 pesos la vivienda de Zalce Torres. ¿La causa? Una demanda laboral de Rubén Augusto Ascencio Barajas contra la “sucesión de bienes del extinto Andrés Zalce Reason y otros”, la cual se interpuso unos días después de la muerte del hijo de Zalce Torres en 2001, donde pide indemnización por años de labor con la familia Zalce.

La propiedad es comprada por el director de Grupo de Oro, Germán Oteiza, quien sin tomar en cuenta los elementos del funcionalismo la remodela, además de mandar restaurar algunas esculturas de Zalce Torres “con una estudiante de artes sin experiencia”, de acuerdo a un informe de 2012 de la Secum que obtuvo este diario.

Oteiza Figaredo ofrece a en comodato la casa al ITESM y la institución plantea otro proyecto de casa taller, aunque la Fundación Cultural Alfredo Zalce se da cuenta de que “la verdadera intención es hacer una extensión del campus Morelia para los alumnos del mismo”, por lo que es rechazado.
Finalmente, en 2008, tras tres años como propiedad del director de Grupo de Oro, el gobierno de Cárdenas Batel le paga 15 millones de pesos al empresario y planea continuar el proyecto de la casa taller del artista.

En dicho proyecto, se pretendía “retomar el sentido generoso que dio el maestro al espacio de creación, con un centro abierto a la sociedad, vinculado a la comunidad artística… Con una sala permanente con obra representativa del maestro en sus distintas facetas, una sala de exposiciones temporales, cafetería y tienda”.

“En la parte académica, retoma los talleres artesanales de cerámica y joyería, además de los talleres artísticos de grabado y pintura... una oficina para la Fundación Cultural Alfredo Zalce donde certificar y catalogar la obra de maestro”, se lee en parte del proyecto de la fundación.

Falta de interés de Secum



Vía un comunicado, la Secum anunció que este jueves a las 11:00 horas -aniversario del nacimiento de Zalce Torres en 1908 y quien falleció el 19 de enero de 2003- se reabrirá la sala permanente con obra del pintor, que antaño albergara el Museo de Arte Contemporáneo Alfredo Zalce (MACAZ) y que según Flor de María Gómez -directora del recinto- cambiará cada dos meses.

Museo 'Alfredo Zalce'
Museo 'Alfredo Zalce'
(Foto: Archivo)

De igual modo, a las 12:00 horas tendrá lugar la presentación del catálogo “Alfredo Zalce en la Contemplación (Retratos y recuerdos)” a cargo de Carlos Adolfo Solís, en la planta baja de ese museo; mientras que el viernes 13 de enero a las 18:00 horas se realizará la charla “Zalce a través de la percepción de sus recursos plásticos”, que ofrecerá Carlos Adolfo Solís.

El viernes también, pero a las 19:00 horas, en el Antiguo Colegio Jesuita de Pátzcuaro, se inaugurará una exposición con obra gráfica de Zalce Torres.

Cuestionado sobre Adolfo Solís, Mizraim Cárdenas expresó: “De él desconozco totalmente qué onda, no sé nada de ese catálogo, en mi caso no sé nada, hasta ahorita también me sorprende; es más, no sé quién es este cuate, no sé de dónde salió ni nada”.

Comentó sin embargo que desde la Escuela Nacional de Estudios Superiores (ENES) de la UNAM, campus Morelia, se trabaja en el archivo de Zalce Torres, que tiene en comodato la máxima casa de estudios del país.

En sus palabras, “se trabaja de una manera sistemática: tenemos tres años trabajando el archivo personal de Alfredo Zalce, está el proceso ya de dejarlo en comodato a la UNAM; es una investigación, catalogación y documentación de todo lo que viene en el archivo: fotografías, documentos, dibujos, bocetos, libretas, todo lo que se genera en un archivo personal; cartas de Diego Rivera, libros dedicados por Pablo Neruda, cosas de un valor único”.

Además de Cárdenas Hernández, Yaminel Bernal Astorga -quien se hallan en la licenciatura de Administración de Archivos y Gestión Documental- es otra de las encargadas de la catalogación: “Año con año ya hay una calendarización, un programa a corto, mediano y largo plazo del archivo Zalce, la idea es digitalizarlo”, externó.

Más de 15 mil piezas



No obstante, el mayor proyecto de quien en vida utilizara su casa para impartir talleres entre sus alumnos, continúa sin concretarse; este año se cumplen tres lustros del planteamiento del proyecto por la fundación y el centro cultural debe concretarse para rescatar la obra y figura de uno de los miembros fundadores del Taller de la Gráfica Popular (TGP), a nivel nacional.

“Crear un taller bajo estos principios, con las nuevas tecnologías en la gráfica y con el sentido social que tuvo el TGP; imagínate, la pura casa puede ser un taller de gráfica popular”, externó Mizraim Cárdenas.

Agregó que una de las cuestiones fundamentales es que se buscaría que el Archivo Zalce estuviera ahí; con todo, dijo que no se ha querido detener el proceso a través de la UNAM, dado que el trabajo avanza.

¿Cuántas piezas tiene la obra de un artista como Zalce?



“Entre cuadros, grabados, dibujos, murales, no se sabe a ciencia cierta a cuánto asciende la obra; José Guadalupe Posada hizo 15 mil placas de grabado, Alfredo Zalce en general debe haber hecho entre 15 y 20 mil piezas.

“Era un pintor que todos los días estaba produciendo, no se puede saber a ciencia cierta, pero quizá hasta más porque el maestro vivió 95 años; toda su vida produjo, debe rebasar las 15 mil piezas”, expuso uno de sus alumnos más cercanos, para quien deben replantearse las poíticas culturales en Michoacán.

Ir por la independencia



Ya en 2012, Cárdenas Hernández comentaba: “Se adolece de falta de visión, basta hacer un diagnóstico de los museos y salas de la Secum para darse cuenta de las deficiencias; museografías no renovadas en décadas, mal funcionamiento, falta de programas de promoción y actividades didácticas”.

“Un complejo aparato burocrático donde artistas, promotores y asociaciones independientes transitan por un cansado proceso para acceder a apoyos a cuentagotas”.

Y sobre la casa de Alfredo Zalce decía: “Al no existir un programa serio a corto y mediano plazo no se pueden exigir los recursos necesarios para su arranque a las dependencias involucradas, como acceder a los apoyos federales y privados”.
“La Secum tomó mayor responsabilidad en el proyecto, mas los argumentos a la falta de acción son principalmente los recursos económicos; no se puede depender tanto de las instituciones públicas, hay que transformar en un espacio cultural ese elefante blanco”, palabras que hoy siguen siendo aplicables.