Morelia

Demora en reencarpetamiento provoca malestar a vecinos de la Mariano Michelena
Josafat Pérez Miércoles 15 de Febrero de 2017
A- A A+

Morelia, Michoacán.- Vecinos de la calle Mariano Michelena se quejan por la demora del reencarpetamiento vial, pues señalan que a ocho días de haber iniciado los trabajos, sólo llevan el raspado de la calle, situación que ha provocado malestar entre los habitantes de la calle, así como enfermedades respiratorias.

El tramo en rehabilitación actual comprende de la calle Guerrero hasta Allende. Para mitigar el polvo levantado por el tránsito de vehículos, se cierra para ser regada con pipas dos veces al día, lo cual no es suficiente, según advierten los vecinos.

“Ayer recogieron algo de material, no tienen hora para regar, pero vienen de mañana y tarde”, señala José Aguilar refiriéndose a la demora con la cual se desarrolla la obra de reposición de carpe asfáltica.

Por su parte, Rogelio Bolaños aduce al polvo generado por la obra, la causa de enfermedades respiratorias en toda su familia.

“Nos hemos enfermado por el polvo; por más que le decimos al encargado y él nos dice que iniciarán pasado mañana. Se resiente mucho la garganta, queremos que empiecen ya pero no se ve para cuando”, aseguró.

A su vez, Rafael Castro, señala que la cantidad de polvo en la vía pública es demasiada y comenta que fue un error iniciar la obra sin cerrar la calle, porque “la circulación de coches y camino es es la causante de tanto polvo”.

El tramo en rehabilitación actual comprende de la calle Guerrero hasta Allende
El tramo en rehabilitación actual comprende de la calle Guerrero hasta Allende
(Foto: Carmen Hernández )

Otro problema a destacar en la Mariano Michelena son sus coladeras, como refiere el mismo vecino: “Aquí se hace una laguna cuando llueve, desde aquí hasta corregidora, dejaron un desnivel y se hace estanca. Uno no puede salir hasta después de una hora terminada la lluvia”.

En tanto, Ricardo Bermúdez coincide en que el Ayuntamiento debió cortar la circulación vial durante el desarrollo de la obra y también en que la polución provocada por el asfalto desprendido tiene a la mayor parte de su familia enferma de la tos.

“Afecta aquí la tienda, por el polvo que el producto se vuelve insalubre porque al momento de ingerir pues también uno se enferma. Vivimos con el cubre bocas puesto desde que empezaron a raspar la calle”, aseguró.

Otra observación del vecino fue la necesidad de implementar un tope para ralentizar el tránsito de la calle, pues advirtió que el transporte público juega carreras de manera imprudente, dijo, “a pesar de que hay una guardería y la mayor parte de los vecinos son personas de la tercera edad”.

A decir de Eduviges Torres, dependienta de una marisquería, a causa de las tolvaneras la venta en su negocio ha bajado más de un 40 por ciento, razón por la que decidió cerrar más temprano mientras termina la obra.

“Cerraron la calle nada más cuando rasparon y no sabemos hasta cuando vendrán a terminar la obra. A partir de ese día, la gente no se anima porque ven el mugrero y el muladar”, advirtió luego de referir que ella tampoco se ha podido aliviar de la alergia causada por el ollín acumulado en las superficies exteriores e interiores de la cuadra.