Escenarios

Rector del Conservatorio de las Rosas, reconoce la amenaza de embargo
Omar Arriaga Garcés Jueves 16 de Febrero de 2017
A- A A+

Morelia, Michoacán.- Tras publicar parte de la carta dirigida al gobernador Silvano Aureoles Conejo por un posible embargo al Conservatorio de las Rosas -denunciado por trabajadores y alumnos de manera anónima-, el rector de la escuela, Luis Jaime Cortez Méndez, reconoció la amenaza.

Apuntó que fue la propia Junta de Gobierno del Conservatorio de las Rosas la que ha propiciado las problemáticas de demandas en contra de la institución por parte del constructor Roberto Salcedo, por lo que pidió a sus miembros actuar “con claridad” y dar seguimiento a las anomalías.

“Es una crisis que tiene que ver con el consejo de asociados que discute él mismo cómo resolver y llamar a cuentas a quien tenga que hacerlo; no basta con una declaración de buena intención, hay que darle seguimiento. Cada estudiante y maestro quiere tener clara la situación, y el rector no tiene esas respuestas.

Luis Jaime Cortez Méndez, rector del Conservatorio de las Rosas
Luis Jaime Cortez Méndez, rector del Conservatorio de las Rosas
(Foto: Omar Arriaga Garcés)

“En efecto, se nos ha pedido que desocupemos el área, pero me parece que el Conservatorio tiene muchas vías para resolver este embargo: el que exista una demanda de embargo no debería significar que ese embargo proceda.

“Hay varias maneras en las cuales se puede resolver y confío en que la Junta de Gobierno lo resolverá sin que se pierda ese inmueble”, expresó en entrevista el también compositor, quien sin embargo refirió que es una parte del edificio ubicado en el Jardín de las Rosas y no el plantel de Ocolusen el que está inmerso en la querella.

“Es importante que la Junta de Gobierno dé información oficial; le pido que exprese un punto de vista oficial al respecto; la falta de información oficial crea muchos daños, es necesarios tener transparencia absoluta”, externó.

Y es que pese a no haber recibido el escrito ni tener idea de quién lo envió, Cortez Méndez dijo que el tema es “digno de tener una versión oficial de la Rectoría” dada su relevancia, ya que el edificio -donde están el área de bachillerato y de la administración- “vale mucho más que el adeudo”, el cual rondaría -según declaraciones al periódico Reforma del presidente de la Junta de Gobierno del Conservatorio de las Rosas, Ricardo Casiano Alba- los 3.8 millones de pesos.

“Ese espacio de la esquina de Guillermo Prieto no era del Conservatorio hasta que fue concedido por Cuauhtémoc Cárdenas cuando fue gobernador de Michoacán y hubo un importante proyecto de restauración del Conservatorio; a partir de entonces es parte de su patrimonio”, manifestó Luis Jaime Cortez, y dijo que la Junta de Gobierno puede echar mano “de muchos recursos para impedir que eso suceda, sería absurdo que perdiera ese inmueble”.

Llamado a los padres de familia



Quiso hacer un llamado a los padres de familia y a la sociedad en general para explicar que la operación del Conservatorio de las Rosas es “sana”: “Tenemos autosuficiencia del 95 por ciento, lo que implica que tenemos un déficit que escasamente rebasa el millón de pesos.
“Discutimos esto con Rafael Tovar (y de Teresa, ex secretario de Cultura federal) antes de que falleciera y nos dijo que ninguna otra institución cultural del país tiene esos números; la operación del Conservatorio implica que sus finanzas están sanas”, expresó.

“Esta problemática es generada en el consejo mismo (la Junta de Gobierno), las demandas son contra el consejo por las decisiones que tomó el consejo; pero la operación es completamente sana. Es una institución sólida.

“Éste es un problema que la Junta de Gobierno debe aclarar con claridad y dar seguimiento a las cosas anómalas, es impresentable que un ex presidente (dijo en alusión a Alfonso Mier Suárez, quien fungió como presidente de la Junta de Gobierno hacia el 2000) tenga una cafetería que da -calculamos- tres millones de pesos al año”, expuso.

Como se recordará el 10 de agosto de 2016, profesores de la escuela denunciaron que a más de tres lustros de que Mier Suárez entregara a su esposa María Eugenia Cuevas Corona la concesión para explotar comercialmente el Café del Conservatorio de las Rosas, estos se negaban a regresar la administración del negocio a la institución, por lo que entablaron una demanda en su contra.

“Como política de Rectoría quisiera que hubiera transparencia para resolver; es importante no dañar al Conservatorio y quisiera que estuviera claro para los padres. Eso tiene que resolverse, entre su operación -su trabajo, sus resultados, su presupuesto- y varios activos el Conservatorio tiene para solventar cualquier problema”, indicó Cortez Méndez, quien dijo que en la escuela no han faltado recursos en el pasado, aunque reconoció que en breves etapas ha habido falta de flujo, por el retraso en las cuotas de los propios padres de familia o por el retraso en apoyos para becas del gobierno estatal.

Dichos elementos -aunados a los tres millones de pesos que genera el café del Conservatorio de las Rosas, que por el momento está en manos de particulares- redundarían incluso en un “superávit”, expresó el rector.

Proyecto humanístico y no empresarialista



Antes de iniciar la entrevista, Cortez Méndez quiso enmarcar sus respuestas en el contexto por el que actualmente atraviesa la institución, ya que la nueva Junta de Gobierno del Conservatorio de las Rosas “ha definido unos nuevos estatutos que cambian en muchos sentidos la misión anterior.

“Buscan en sus palabras un gobierno corporativo. He tenido serias discusiones en el mejor sentido de ambas palabras porque considero que éste es un proyecto humanístico que tiene una trascendencia de patrimonio nacional.

“La visión empresarialista cambia en muchos sentidos el eje central de una institución cultural de la mayor importancia nacional; en esa perspectiva esos estatutos convierten a la Rectoría en una especie de asesor académico, de manera que desde que entraron (los miembros de la junta o consejo de asociados) mis funciones principales son en el ámbito académico.

“No tengo información directa ni siquiera de los procedimientos administrativos, no tengo posibilidad de expresar mi punto de vista en las asambleas de asociados, no soy convocado en ningún carácter a las juntas de gobierno”, dio a conocer.

Y explicó que el presidente del Conservatorio -Ricardo Casiano Alba- tiene ahora un papel ejecutivo específico y trabaja directamente con la administración de la escuela, “de tal manera que en este contexto no tengo la posibilidad de dar información que dé cuenta de los detalles legales y administrativos de este proceso de embargo”, afirmó.

“No sé ni quiénes son los abogados que llevan el caso, de ése ni de ningún otro tema delicado que lleva el Conservatorio; es verdad que hay una demanda que perdió el Conservatorio con Roberto Salcedo y que el principal testigo fue, en efecto, Francisco Bernal (Macouzet), por lo que se vuelve muy delicado el asunto”, reconoció el compositor mexicano.

Cabe apuntar que desde 2012 se sigue un proceso a Bernal Macouzet por un presunto fraude de cinco millones 250 mil pesos en detrimento de la institución, el cual se investiga en la Agencia 10 del Ministerio Público de Morelia, especializada en fraude, además de haber sido Francisco Bernal quien al frente de la Junta de Gobierno -cargo que ocupó de 2004 a 2012- declaró en contra del Conservatorio de las Rosas y a favor de Roberto Salcedo, por el juicio que éste entabló por un incumplimiento de contrato.

Al cuestionarle sobre Eduardo Rubio, a quien en la carta dirigida al gobernador se señala como uno de los elementos que posibilitaría la entrega del edificio de Guillermo Prieto, el rector respondió: “No tengo ningún dato, lo que podría confirmar es que fue uno de los últimos ingresos en la última asamblea de asociados del Conservatorio y actualmente es miembro de la Junta de la Gobierno”.