Escenarios

Directora de teatro, desconoce la situación del Cedram
Omar Arriaga Garcés Jueves 16 de Marzo de 2017
A- A A+

Morelia, Michoacán.- Aunque se trata de un espacio que genera producción escénica, su labor no queda muy clara, explicó la directora de teatro Gunnary Prado Coronado respecto al Centro Dramático de Michoacán (Cedram), que desde su creación en 2006 ha permanecido un tanto desvinculado de los artistas.

“Es otra zona obscura de la Secum (Secretaría de Cultura de Michoacán), desconozco de verdad su situación y los acuerdos que tengan el gobierno estatal y federal con ese espacio.

“Entiendo que hace más de una década se entregó y se hizo una donación a la Casa del Teatro, dirigida por Luis de Tavira, ex director de la Compañía Nacional de Teatro y que el propósito era crear un espacio de formación, investigación y producción teatral de Michoacán.

La directora de teatro, Gunnary Prado Coronado
La directora de teatro, Gunnary Prado Coronado
(Foto: Héctor Sánchez)

“Lo cierto es que se volvió la casa chica de la Casa del Teatro; hicieron varias emisiones de un diplomado en actuación y pedagogía, participamos muchos de los michoacanos que ahora formamos parte de la comunidad teatral y se habilitó este Teatro Lázaro Cárdenas, un espacio muy bonito y generoso.

“Más no sé. ¿Por qué no es un espacio abierto a todas las compañías de teatro del estado? No lo sé. ¿De dónde reciben recursos y por qué? Tampoco. ¿Por qué hay esa desvinculación?”, expresó la directora de teatro, quien afirmó que incluso la institución cuenta con trailers para movilizar de un lugar a otro un escenario y carpas que se pueden montar para funciones.

Transparentar el Cedram



En ese sentido, al ser una de las dependencias de la Secum que surgió en 2009 a raíz de la incorporación del Centro de Producción Artística y Desarrollo Cultural de Michoacán (Proart) al organigrama estatal, Prado Coronado señaló que el Cedram es como el Centro Regional de las Artes de Michoacán (CRAM) en Zamora: “Es del estilo, reciben presupuesto federal y da una lana gobierno estatal”, si bien reiteró desconocer el modelo de la institución, sus responsabilidades y atribuciones.

“Tendría que hacerse una especie de investigación... Tengo la impresión de que hubo en algún momento una especie de crack ahí y se le exigió a De Tavira que diera cuenta de ese espacio y él lo defendió como parte de su asociación civil -Casa del Teatro- con uñas y dientes.

“No lo abrió a la gente, la verdad no sé por qué. Cuando nos reunimos con (el ex titular de Secum, Salvador) Ginori (Lozano) le pregunté: ‘¿Qué onda con el Cedram? ¿Por qué es un lugar tan sectorizado y sigue recibiendo dinero del estado?

Integrar al Cedram al gremio teatral



“Tiene un nombre muy comprometedor: es el Centro Dramático de Michoacán y la verdad es que la participación de los michoacanos es mínima. ¿Qué pasa ahí? Él tampoco supo darnos respuesta. Hoy por hoy es un espacio no abierto a los michoacanos”, externó la también investigadora.

Apuntó que el Cedram “es un poco como el CMMAS (Centro Mexicano para la Música y las Artes Sonoras), vinculados a ACs (asociaciones civiles); están entre la legalidad y la ilegalidad.
“Hay que llamar a cuentas a la gente del Cedram. Pero no creo que el tono de esclarecimiento de su situación sea en un tono de demanda, no creo que vaya por ahí: sino invitar a la gente del Cedram a que se integre a la movida del teatro michoacano realmente y que ese espacio que recibe dinero público sea un recurso para la comunidad teatral.

“Esto, claro, en los términos y condiciones que el propio Cedram juzgue conveniente porque ellos administran ese espacio, pero que sea franco y uno como gente de teatro sienta la confianza de acudir con Miguel Ángel Cárdenas y decirle, ‘oye, ¿habrá espacio para que yo me presente?’.

“Porque eso es algo que no pasa, y cuando ha habido una solicitud -yo lo he hecho, he solicitado el Teatro Lázaro Cárdenas para hacer temporadas de teatro con mis montajes- no he recibido respuesta positiva, no me dicen nada, me tiran a loca”, finalizó la directora teatral.