Sociedad

Profepa clausura proyecto de reactivación de la Mina Santa Elena
» El proyecto se ubica en las coordenadas geográficas 18°54’59.7” de Latitud Norte y los 101°34’08.1” de Longitud Oeste. En una superficie de 6,969.125 m2.
Redacción Jueves 16 de Marzo de 2017
A- A A+

La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) clausuró de manera Total Temporal el Proyecto de “Reactivación de la Mina Santa Elena” en el Municipio de Turicato, Michoacán, debido a que no contaba con autorización en materia de Impacto Ambiental, expedida por la Secretaria del Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT).

Cuenta con el apoyo de la Policía Ambiental en el estado.
Cuenta con el apoyo de la Policía Ambiental en el estado.
(Foto: Especial)

Durante la visita de inspección realizada el pasado 9 de marzo, inspectores de la PROFEPA detectaron la existencia de obras como: construcción de 3 patios de maniobras; 2 piletas de almacenamiento de agua; caseta construida de madera y paredes y techos de lámina de Cartón; y un depósito de material inerte o tepetate con granulometría variable desde finos a hasta rocas de dimensiones mayores (40 a 80 cm), en una superficie de aproximadamente de 3,362 m2.

Durante la diligencia, personal de la Profepa solicitó a los responsables del proyecto las autorizaciones en materia de Impacto Ambiental, sin embargo, en ningún momento de la inspección presentaron tal documento.

El proyecto se ubica en el municipio de Turicato, Michoacán, en coordenadas geográficas 18°54’59.7” de Latitud Norte y los 101°34’08.1” de Longitud Oeste. En una superficie de 6,969.125 m2.

Por lo anterior, esta Procuraduría decretó la Clausura Total Temporal del Proyecto de “Reactivación de la Mina Santa Elena”. Esta medida de seguridad impuesta prevalecerá hasta en tanto la empresa cumpla con las medidas correctivas que le ordene la Profepa, entre ellas, obtener las autorizaciones de cambio de uso de suelo e impacto ambiental emitidos por la Secretaria del Medio Ambiente y Recursos Naturales.

Para llevar a cabo las acciones señaladas se contó con el apoyo en todo momento de la Policía Ambiental, corporación dependiente de la Secretaria de Seguridad Publica en la entidad, así como de elementos del Ejército Mexicano.