Educación

Descarta Jara que se pretenda que el Congreso reforme el régimen de jubilaciones y pensiones de la UM
Ernesto Hernández Doblas Viernes 17 de Marzo de 2017
A- A A+

Morelia, Michoacán.-Es infundado que se esté buscando que el Congreso del Estado reforme el régimen de jubilaciones y pensiones de la Universidad Michoacana, afirmó Salvador Jara Guerrero, subsecretario de Educación Superior de la Secretaria de Educación Pública (SEP). El también ex rector de la máxima casa de estudios y ex gobernador interino, respondió así a las acusaciones que hiciera Eduardo Tena Flores, secretario general del Sindicato Único de Empleados de la Universidad Michoacana (SUEUM) en el sentido de que tanto él como el actual rector Medardo Serna González, estarían empujando a que fuera el Congreso del Estado quien hiciera una reforma que compete únicamente a la institución educativa.

Jara Guerrero puso como ejemplo las declaraciones de la diputada Rosa María de la Torre, en el sentido de que se requieren consensos en el Consejo Universitario para hacer una adecuada reforma al régimen actual de jubilaciones y pensiones.
Jara Guerrero puso como ejemplo las declaraciones de la diputada Rosa María de la Torre, en el sentido de que se requieren consensos en el Consejo Universitario para hacer una adecuada reforma al régimen actual de jubilaciones y pensiones.
(Foto: Héctor Sánchez)

“Que lo demuestre, revisen ustedes las declaraciones de esta persona (Tena Flores) desde antes que yo fuera rector, revísenlas y vean que nunca ha dado pruebas de sus dichos”. Jara Guerrero puso como ejemplo las declaraciones de la diputada Rosa María de la Torre, en el sentido de que se requieren consensos en el Consejo Universitario para hacer una adecuada reforma al régimen actual de jubilaciones y pensiones. “No creo que el rector tenga interés en una reforma unilateral. No le conviene ni a la universidad ni al Congreso”. Abundando en ese sentido afirmó que el rector de la Casa de Hidalgo estaba haciendo su máximo esfuerzo, e inclusive, que era muy valiente al llevar a cabo los foros para el fortalecimiento del sistema de jubilaciones y pensiones, precisamente en la búsqueda de ese consenso en el Consejo Universitario. “Si no lo logra no es culpa del rector”.

Para finalizar respecto a este tema, Jara Guerrero dijo que la Secretaria de Educación Pública no tenía más dinero que el aprobado para este 2017, por lo tanto, no sería la instancia que podría ayudar a la universidad para solventar sus gastos extraordinarios. En este sentido, apuntó, es la Secretaria de Hacienda ante quien deberán hacerse las gestiones del caso. Pero para ello, recalcó, tienen que llevarse a cabo los cambios necesarios en la Universidad Michoacana, para demostrar que, con lo dado en determinado momento, puede sobrevivir. Ante la pregunta de si es forzoso que la Casa de Hidalgo comience por el tema de jubilaciones y pensiones, comentó que tendría que verse “dónde está el hoyo más grande” y comenzar por ahí.

Haya sido como haya sido: Jara Guerrero



“La mentira dura mientras la verdad llega”, sentenció el subsecretario de educación superior, al referirse a la solicitud que hizo ante la Auditoría Superior del Estado (ASM), con relación a las observaciones de malos manejos administrativos durante su mandato, y en el que asegura que no hay señalamientos en su contra. En cuanto a los señalamientos de que no había otorgado recursos a los municipios pidió que fuera revisado el Diario Oficial, en donde quedó asentado que esto no fue así. La razón entonces por la cual envió la solicitud a la ASM es para “acabar con los dimes y diretes”. Como respuesta de la auditoría, Jara Guerrero afirmó que se le dijo que no había observaciones en su contra, aunque hubo algunos señalamientos al igual que en todo período gubernamental, señalamientos “menores que se pueden solventar”.

Siguiendo en esa línea, señaló que los diputados locales en lugar de limitarse a reprobar o aprobar la cuenta pública deberían ayudar a los mandatarios a ver cómo ejercerla de la mejor manera, sólo así, afirmó, se podrá mejorar la transparencia y evitar este tipo de conflictos. Hay que recordar que son 220 las observaciones que se le hicieron a la Cuenta Pública Estatal durante el período del 2015, pero según el funcionario federal, el 90 por ciento de las mismas son menores. Como ejemplo, puso el de un niño o joven al que su maestra le dijera que estaba reprobado, pero sin darle mayores elementos para hacerlo mejor.

Para finalizar, respecto a la pregunta de si creía que las observaciones durante su interinato eran un asunto más político que real, Jara Guerrero dijo que no sabía ni le importaba, “no tengo manera de saber, pero además no tengo interés tampoco, digo, no importa. La verdad llega, entonces, haya sido como haya sido no importa”.