Municipios

Aceptaron el compromiso del ritual de Los Palmeros 2018, cuatro cargueros de San Pedro en Uruapan
Grecia Ponce Viernes 17 de Marzo de 2017
A- A A+

Uruapan, Michoacán.- Cuatro cargueros del barrio de San Pedro aceptaron el compromiso de organizar el ritual de Los Palmeros en su edición 2018. Del 31 de marzo al dos de abril de este año, el cargo lo tiene el barrio de San Miguel.

Será la tercera vez, desde que hace unos 20 años se rescató este ritual, que habitantes del barrio de San Pedro lo ostentan.

Lo que pasó fue que mediante una ceremonia, a la que asistieron representantes de los barrios fundadores, el pasado domingo, los actuales cargueros del barrio de San Miguel, quienes aún portan el bastón de mando, se unieron en compadrazgo con cuatro habitantes de San Pedro, quienes mediante un proceso tradicional aceptaron el cargo para el año entrante.

Los futuros cargueros son José Antonio Tungüí Urbina, Ulises Aguilar Luna, Ramón Urbina Mora y Alejandro Guerrero Piñón.

Será la tercera vez que este barrio organizará dicha ceremonia
Será la tercera vez que este barrio organizará dicha ceremonia
(Foto: Grecia Ponce)

El protocolo marca que esta responsabilidad se va rotando entre cada uno de los ocho barrios constituyentes de Uruapan; barrios que originalmente eran nueve, por lo que el turno para el 2018 será del barrio de San Pedro.

Pero antes del ritual, el cargo se cede mediante una ceremonia, durante la cual se traspasa el compromiso de la organización del ritual de Los Palmeros que dejó de practicarse desde hace aproximadamente 60 años, pero que se retomó hace 20.

Esta tradición consiste en una expedición al cerro de la Aguja, el Gabriel Zamora, en la cual participan varones, desde los más jovencitos, hasta los adultos.

Esta incursión en la Tierra Caliente tiene como propósito ir al corte de hojas tiernas de Palma Real, las cuales se usan ya tejidas, durante el Domingo de Ramos, cuando se llevan a bendecir al templo.

Los Palmeros traen las hojas para sus familiares y amigos y la antesala de este ritual es la cesión del cargo al barrio que sigue en el turno. El año pasado el cargo lo tuvo San Juan Bautista y se lo entregó a San Miguel Arcángel, quien a su vez se lo entregó a San Pedro.