Escenarios

Alistan libro de ensayos sobre Pablo Neruda y dos poemarios
Las publicaciones que hará la Fundación Cultural Ramón Martínez Ocaranza es material inédito
Omar Arriaga Garcés Lunes 20 de Marzo de 2017
A- A A+

Morelia, Michoacán.- El siguiente mes la Fundación Cultural Ramón Martínez Ocaranza publicará un libro de ensayos sobre Pablo Neruda, mientras que en septiembre también editará dos poemarios del nacido en 1915 en Jiquilpan, todo ello material inédito, expresó Hirepan Maya Martínez, nieto del poeta.

Refirió que el Instituto Nacional de los Derechos de Autor (Indautor) -al tratarse de un escritor fallecido- ha puesto trabas al registro de la obra de Martínez Ocaranza, por lo que se ha buscado a otras instituciones, como la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo (UMSNH) o la Secretaría de Cultura de Michoacán (Secum) para que la resguarden o publiquen; no obstante, de esta última Hirepan Maya señaló que ni siquiera se ha planteado la reimpresión de los dos tomos de su poesía reunida, el segundo de los cuales está agotado.

Se editarán dos poemarios del nacido en 1915 en Jiquilpan
Se editarán dos poemarios del nacido en 1915 en Jiquilpan
(Foto: Omar Arriaga Garcés)


Reeditar la poesía reunida


Asimismo, comentó que la primera edición de dicha poesía en dos tomos -la que el jiquilpense publicó en vida- tuvo muchos problemas para ver la luz.

“Se debió a un tema personal de Marco Antonio Aguilar Cortés en contra del poeta, se conocieron; después de un tiempo algún ex funcionario del periodo de Aguilar Cortés me lo dijo personalmente: tiene que ver con una cuestión de interés político y personal, pero valdría la pena que esos tomos se reeditaran, que se dijera ‘reeditemos los dos tomos’.

“Con la actual administración no ha habido acercamiento, entendemos que Silvia Figueroa (Zamudio) no ha atendido todas las agendas pendientes; como familia y fundación pedimos una reunión sobre el tema de Martínez Ocaranza.

“Con (Salvador) Ginori (Lozano) no hubo acercamiento por una razón, que él mismo argumentó personalmente: que yo y la hija del poeta (Citlali Martínez Cervantes) teníamos un distanciamiento con (Marco) Sánchez Lemus y que como él era muy amigo suyo prefería no atendernos.

“Así gestionó Salvador Ginori durante su periodo, en base a capricho: ‘Este me cae bien, aquel no’. Así no puedes estar al frente de una secretaría, me imagino que le dejó a Silvia Figueroa muchos conflictos.

“Esperemos que una vez que regularice lo que tiene que ver con la gestión de presupuestos, nos abra un espacio este sexenio; son suficientes cinco años para atender agendas, esperemos que no sea el penúltimo día de la gestión cuando nos logren atender, eso sería lo más importante”, apuntó.

Tras realizar varias visitas a Indautor, Maya Martínez expuso que el registro de la obra de una persona que ya falleció no es posible, una posición jurídica que la dependencia debería reconsiderar, afirmó.
Tras realizar varias visitas a Indautor, Maya Martínez expuso que el registro de la obra de una persona que ya falleció no es posible, una posición jurídica que la dependencia debería reconsiderar, afirmó.
(Foto: Omar Arriaga Garcés)


-Fondo protegido


Tras realizar varias visitas a Indautor, Maya Martínez expuso que el registro de la obra de una persona que ya falleció no es posible, una posición jurídica que la dependencia debería reconsiderar, afirmó.

El integrante de la Fundación Cultural Ramón Martínez Ocaranza externó que hay personas que han pedido por tanto que la obra de su abuelo sea del dominio público, si bien puntualizó que al no haber pasado 100 años de su muerte “no hay espacio para eso”, por lo que la custodia del Estado sería una opción, con lo que la familia compartiría también los derechos: “Así está la obra de Carlos Eduardo Turón”, mencionó.

Sobre las reuniones con Orlando Vallejo Figueroa, secretario de Difusión y Extensión Universitaria de la UMSNH, con la finalidad de explorar las posibilidades para integrar la obra inédita del jiquilpense a un fondo protegido, Maya Martínez expresó que “de repente se generaron tensiones.

“El poeta vivió en una época alejada de los tiempos en que estamos hoy. No creo que le hubiera importado registrar su obra y no hay un registro formal, es lo que trabajamos en Indautor.

“Ha habido amenazas de despojo del archivo por algunas personas que, en el frenesí de mantenerse como becarios del SNI (Sistema Nacional de Investigadores) o del Conacyt (Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología), dicen: ‘Yo quiero tener la obra en mi casa para explotarla por diez o 20 años’.

“No le puedes dar a un solo grupo de personas la propiedad de la obra, la idea es que se digitalice, se archive y se difunda, nos pertenece a todos; buscábamos un fondo reservado dentro de la UMSNH que no deba pasar por un fondo común y por el archivo acostumbrado.
“De lo contrario, la obra es peinada los investigadores: de dos mil 500 libros llegarían 700; fotocopian todo el archivo antes que la comunidad universitaria. Esas cuestiones legales son las que no nos han permitido avanzar con ellos”, dijo el también editor.

“Durante los últimos dos años hemos estado en pláticas con Orlando Vallejo. Están en la idea de que les entregaremos el archivo, pero no han entregado una propuesta formal de lo que recibirán y no se entregará el archivo si no hay esa certeza como familia y fundación.

“Esos son los bemoles legales, estamos en el registro ante Indautor con la idea de seguir publicando la obra del poeta y tener este año otros tres tomos o libros: es una manera rápida de darlo a conocer en el escenario que le hubiera gustado, como lo hicimos con Jitanjáfora y los Discursos a Hidalgo (1953-1978), como lo haremos con un ensayo sobre Neruda y un par de plaquettes, es lo que queremos hacer este año”, afirmó.

En ese sentido externó que será en abril cuando el libro sobre Pablo Neruda se edite, mientras que los poemarios deberían estar listos para septiembre.

-Salvar ‘cuestiones’ legales


Manifestó que desde que Rosario Ortiz estaba al frente de la Secretaría de Difusión y Extensión Universitaria se está en pláticas para integrar la obra del poeta a la UMSNH.

“Tiene desde luego el vínculo con la Universidad, que es permanente: los deseos de él y de Ofelia (Cervantes, su esposa, ya fallecida) eran esos: que todo terminará en la UMSNH.

“Sin que esté peleado, a veces hay más interés de otras instituciones. También tuvo su relación con la UNAM. Para nosotros la UNAM y la UMSNH son los dos grandes pilares de este país en la formación intelectual.

“Hay descansado grandes momentos de la historia de este país en las dos instituciones y no estaría peleada la posibilidad de que la UNAM se hiciera cargo; por eso la idea que se integraran todas las instancias.

“Hace diez años tuvimos una reunión en Difusión Cultural con Rosario Ortiz. Ahí estaba Medardo Serna (González) y fue uno de los más interesados. No hemos tenido oportunidad de acercarnos directamente con él; los ofrecimientos que nos han hecho son de a pasillo, pero no hay ningún acercamiento formal”, explicó.

Con todo, mencionó que los acercamientos con la UMSNH se han detenido por “las cuestiones legales”: “Debemos salvar primero esas cuestiones para comenzar de nuevo”.

Por otro lado, habló de la posibilidad de ir con organismos internacionales: “Es la última y más lejana de las opciones”, y dijo que para ello se tiene en cuenta la experiencia del Archivo de José Revueltas, que está en la Universidad de Austin.

“El fondo José Revueltas es el Fondo Latinoamericano más importante; pero lo primero es agotar aquí las opciones y tratar de que la obra se quede aquí. La única condición que hemos puesto es que para que el archivo se deposite en una institución se publique la obra.

“Así no habría lagunas legales y evitarías ese largo peregrinar de las universidades: llega un fondo y para que se publique pasan otros 20 años. Queremos primero su publicación. Es importante que se digitalice para que también haya otros investigadores que puedan tener acceso al archivo y trabajen de fondo”, abundó.

Advirtió que ha habido fondos de la UMSNH que debieron publicarse completos y han quedado en una primera etapa, porque los investigadores que estaban a cargo no continuaron su labor. “En este caso no es una publicación de divulgación sobre la obra. No queremos que pase por ahí, eso tendría que venir en una segunda etapa, si no no tiene caso”, finalizó.