Educación

En la precariedad la educación en Michoacán: Érick Avilés Martínez
La escuela no garantiza un futuro promisorio en cuanto a un grado mayor de escolaridad
Ernesto Hernández Doblas Miércoles 19 de Abril de 2017
A- A A+

Morelia, Michoacán.- El sistema educativo en Michoacán está en la precariedad, advirtió Horacio Erik Avilés Martínez, director general de Mexicanos Primero en nuestro Estado, a través de una entrevista realizada para Cambio en Línea, en donde abundó sobre su diagnóstico de lo que sucede en este importante rubro. Avilés Martínez también participa en el Consejo Consultivo y de Apoyo a la Educación en el Estado de Michoacán y en el Comité de Participación Social del municipio de Morelia.

“Nos encontramos en una posición muy precaria, respecto a poder garantizar el derecho a aprender de los niños y jóvenes michoacanos; nos dan los datos de los indicadores, el diagnóstico de que somos un sistema educativo excluyente, sumamente segregador de aquellos que desean estudiar y ver una carrera universitaria concluida”.

En cuanto a deserción escolar somos el último lugar a nivel nacional, apunta Avilés Martínez, además de tener índices altos de reprobación.
En cuanto a deserción escolar somos el último lugar a nivel nacional, apunta Avilés Martínez, además de tener índices altos de reprobación.
(Foto: Cambio de Michoacán)

Apoyando su dicho en cifras, el entrevistado pone como ejemplo la situación de un porcentaje de 100 niños que en 1994 ingresaron a la primaria, de los cuales para el 2012 logran en tiempo y forma graduarse de la Universidad, únicamente ocho. Es decir, 92 estudiantes quedan rezagados. Por lo tanto, comenta el director michoacano de Mexicanos Primero, queda claro que el actual sistema educativo en Michoacán, no está respondiendo a los ideales y aspiraciones de quienes ven en éste una oportunidad de progreso.

Asimismo, abunda, al decir que, si volteamos hacia países como Corea del Sur, en donde de cada 100 estudiantes que ingresan el nivel básico, son 93 quienes logran graduarse, nos podremos dar cuenta de nuestra posición. Esto sucede así por varias razones que Avilés Martínez comenta.

“En educación inicial no tenemos cobertura universal, ni tampoco en preescolar. Sin embargo, en educación primaria, que es cuando se empieza a evaluar, por así llamarlo, ya sabemos que en la práctica hay usos y costumbres de no reprobar a nadie; desde hace siete u ocho años en Michoacán hay ese incentivo, de irlos pasando, de irles regalando la calificación o el certificado, para controlar de manera artificial los indicadores”.

Esto impacta de manera indudable, en la calidad de aprendizaje de los niños y jóvenes, afirma el entrevistado, quien agrega que, aun así, cursar primaria es el menos tortuoso de los tránsitos en los diferentes niveles de la educación en Michoacán, lo cual se ve reflejado en que “prácticamente salen todos los que entran”.

Es entonces en secundaria donde comienza la crisis, ya que muchos no se inscriben a ésta. En cuanto a deserción escolar somos el último lugar a nivel nacional, apunta Avilés Martínez, además de tener índices altos de reprobación. “De cada 11 jóvenes que se inscriben en algún ciclo escolar, uno no lo termina”. Las causas son socioeconómicas, culturales, “y sobre todo el hecho que pesa: la escuela no garantiza un futuro promisorio en cuanto a un grado mayor de escolaridad”.

¿Qué responsabilidades ante todo este panorama le tocan a quién? se le preguntó al entrevistado, quien respondió diciendo que en primer lugar se encuentra el gobierno federal, que le corresponde proveer salarios e infraestructura para Michoacán. Enseguida, está el gobierno del Estado que le toca asumir la rectoría de la educación, es decir “garantizar que los maestros lleguen en tiempo y forma a las aulas, 200 días de clases; que los maestros a su vez cuenten con las mejores condiciones para poder impartir clases, las que marca el artículo 123 de la Constitución, que lamentablemente es un articuló olvidado”.

Todos estos fenómenos llevaron a los trabajadores a rebelarse a través de la historia mexicana, apunta el director de Mexicanos Primero, ante la falta de garantías para llevar a cabo de manera adecuada su labor, sin embargo, en Michoacán y en el país no ha pasado actualmente nada con los sindicatos en el rubro educativo, “que no han exigido debidamente que los maestros tengan las mejores condiciones para realizar su labor docente. Piden cualquier otra cosa, podemos ver sus pliegos petitorios, pero estrictamente que haya mejores condiciones de trabajo yo nunca lo he visto” concluye.