País

México padece grave crisis en sus sistemas de seguridad y justicia: Expertos de la UNAM
Redacción Miércoles 19 de Abril de 2017
A- A A+

Ciudad de M√©xico.- En M√©xico se vive una grave crisis en los sistemas de seguridad y justicia, con un crimen organizado violento, en donde se requiere un redise√Īo de las pol√≠ticas p√ļblicas con un enfoque funcional y transparente, se√Īalaron especialistas de la UNAM.

Se realiz√≥ la mesa 2 del Foro Pol√≠tica de Estado para la Seguridad y Justicia, ‚ÄúEvaluaci√≥n de las pol√≠ticas operativas, conceptuales y legales‚ÄĚ
Se realiz√≥ la mesa 2 del Foro Pol√≠tica de Estado para la Seguridad y Justicia, ‚ÄúEvaluaci√≥n de las pol√≠ticas operativas, conceptuales y legales‚ÄĚ
(Foto: Especial)

En el marco de los Foros Universitarios ‚ÄúLa UNAM y los desaf√≠os de la naci√≥n‚ÄĚ, Jos√© Medina Romero, acad√©mico de la Facultad de Derecho y exsubprocurador de la Rep√ļblica, sostuvo que la seguridad y la justicia deben ir de la mano para poder hablar realmente de un Estado de Derecho, tarea que tiene que ver con las instituciones del Estado, a nivel federal, estatal o municipal.

√Čl, record√≥, es responsable de brindarnos nuevos esquemas y pol√≠ticas p√ļblicas eficientes para enfrentar el fen√≥meno del crimen organizado y aquellos efectos que no s√≥lo golpean a las personas y su patrimonio, sino que rompen el tejido social.

Es necesario hablar de una pol√≠tica de Estado de transparencia y rendici√≥n de cuentas. Y el punto de partida ser√≠a la transformaci√≥n de la Procuradur√≠a General de la Rep√ļblica en una Fiscal√≠a General de la Rep√ļblica con caracter√≠sticas primordiales que permitan transexenalidad, exenci√≥n de posicionamientos partidistas y una rendici√≥n de cuentas abierta ante la soberan√≠a del pa√≠s.

Por su parte, Guillermo Vald√©s Castellanos, ex director del Centro de Investigaci√≥n y Seguridad Nacional (CISEN), refiri√≥ que en el pa√≠s irrumpi√≥ un nuevo sujeto social de manera violenta: el crimen organizado, del cual sabemos muy poco. ‚ÄúComo pa√≠s es vergonzoso que tengamos este hueco de conocimiento‚ÄĚ y si desconocemos al sujeto, tambi√©n a las pol√≠ticas adecuadas para combatirlo.

Recordó que en las décadas de los 60 a los 80 había una sola corporación dedicada al narcotráfico, la cual se escindió en seis organizaciones, entre ellas los cárteles de Sinaloa, Juárez, Tijuana y del Golfo. Comenzaron entonces los conflictos entre ellas para controlar la producción y exportación de droga. Luego, por conflictos internos y la acción del Estado, éstas a su vez se fragmentaron y surgieron nuevos grupos, hasta llegar a 12, como Los Zetas o Los Templarios.

En una segunda etapa, continuó la fragmentación, y las organizaciones regionales han dado paso a alrededor de 250 bandas disputando no sólo el negocio del narcotráfico sino otros mercados ilegales. Así, hay crimen organizado para el robo de hidrocarburos, tráfico de indocumentados, extorsión o secuestro. Se trata de un fenómeno muy complejo que hay que estudiar para definir políticas específicas y estrategias eficaces, concluyó.

Al participar en la Mesa 2 del Foro Pol√≠tica de Estado para la Seguridad y Justicia, ‚ÄúEvaluaci√≥n de las pol√≠ticas operativas, conceptuales y legales‚ÄĚ, Jos√© Ram√≥n Coss√≠o D√≠az, ministro de la Suprema Corte de Justicia de la Naci√≥n, refiri√≥ que ha habido avances enormes en la parte de derechos humanos, juicio de amparo, control de constitucionalidad, pero por otro lado, una extraordinaria crisis de la seguridad en el pa√≠s.

Así, al Poder Judicial de la Federación se le presenta la dificultad de garantizar los derechos humanos en esas condiciones, lo cual genera una tensión enorme y una importante crítica a ese poder, como si no entendiera el tiempo en el que vive y las condiciones del país.

Ni las polic√≠as, ministerios p√ļblicos, defensores p√ļblicos y forenses, han adquirido las habilidades necesarias para contender, actuar y ser asertivos en un nuevo sistema de justicia como el que hoy tenemos, por lo que √©ste no se ve hoy como un sistema completo y funcional.