Escenarios

Conservatorio P’urhépecha abre convocatoria para su segunda generación
Omar Arriaga Garcés Domingo 14 de Mayo de 2017
A- A A+

Morelia, Michoacán.- Tras su primer año de actividad, el Conservatorio P’urhépecha con sede en Erongarícuaro lanzó el 8 de mayo la convocatoria para formar parte de la segunda generación de la escuela, cuyo prerregistro estará abierto hasta el 4 de julio.

En entrevista con este medio, el coordinador académico y programador de la institución, Víctor Manuel Francisco Corona, expresó que tanto la Licenciatura en Banda de Viento como la de Integral Orquesta P’urhépecha “buscan que el alumno salga con una formación de compositor, no sólo ser un ejecutante virtuoso, que sea el creador de las nuevas composiciones que se proyectarán hacia la conservación de esta música que es propia de nuestro estado”.

Para ello, el Conservatorio P’urhépecha busca brindar durante sus carreras de seis años herramientas y conocimiento a los estudiantes, ya que la idea es no separar la interpretación de la composición musical, sino que sean complementarias y funjan como “motores de conservación y creación de nuestra cultura”, acotó Francisco Corona.

“La convocatoria se lanzó la semana pasada y oferta dos carreras: una que tiene que ver con Banda de Viento, con especialidad como instrumentista en Flauta, Clarinete, Saxofón, Trompeta, Trombón o Tuba; cada alumno se decide por una especialidad específica para egresar como instrumentista a nivel profesional”, explicó.

En la página http://www.conservatoriopurepecha.com/convocatoria.html se hallan las bases para prerregistrarse a la institución, cuya fecha límite es el 4 de julio
En la página http://www.conservatoriopurepecha.com/convocatoria.html se hallan las bases para prerregistrarse a la institución, cuya fecha límite es el 4 de julio
(Foto: Especial)

Dijo que en la Licenciatura Integral Orquesta P’urhépecha “ofertamos dos tipos: una especialidad es en violín, el instrumentista se convertirá en un violinista a nivel profesional como concertista; y la otra es en orquesta integral, donde el alumno aprenderá a tocar todos los instrumentos de viento de una orquesta purépecha para ser un músico integral”, refirió.

La música purépecha desde la perspectiva del Conservatorio



Víctor Manuel Francisco señaló que el objetivo de la institución, que arrancó clases el 2 de septiembre de 2016, es que los alumnos tengan el conocimiento del instrumento “como un concertista”, pero que se desenvuelvan más en el sentido de las bandas tradicionales de las comunidades purépecha.

“No tienen que ver con una banda comercial como las que conocemos por banda de viento, de corte popular; en la cultura de los purépecha las bandas de viento tienen una línea bien marcada: crear música, como oberturas, sonecitos, abajeños, pero en su propia forma de componer, con su propia esencia y estilo.

“Queremos que el alumno no se limite a la música como un elemento comercial, que tenga todo el conocimiento para hacer la llamada música clásica, como conocemos a la música de Occidente en que hablamos de grandes orquestas; el alumno va a tener ese conocimiento pero también sabrá cómo llevar eso a la práctica de un instrumento hacia la música tradicional”, reflexionó el coordinador académico del Conservatorio P’urhépecha.

Apuntó que ese mismo espíritu funciona en el caso de la orquesta purépecha, de la que identificó dos distintas variantes: aquella de la zona lacustre, cuyos cuerpos se conforman por músicos que tocan violines, violonchelos, guitarras, vihuelas y bajos, así como la de la zona de Charapan y San Felipe, en la que en su estilo predominan clarinetes, trompetas, saxofones, vihuelas y bajos.

“Están estas diferentes formas de orquestas tradiciones, la que conocemos comúnmente es la la del lago, pero también ofertamos estudios en la segunda”, comentó el académico, quien acotó que en el caso de las orquestas también se busca que los egresados sean compositores.

Primera generación, 15 estudiantes



El coordinador académico y programador de la escuela dijo sobre la pasada generación que hubo 17 estudiantes en un primer momento, por obra de una convocatoria que duró sólo un mes abierta y que se difundió sobre todo por las redes sociales.

Sin embargo, apuntó que por motivos de dificultad en los traslados, dos de los alumnos optaron por no acudir más a clases, “hasta la fecha se mantienen 15; tenemos tres para Integral Orquesta y el resto, doce, en Banda de Viento. Tocan trombón, tuba y trompeta, en clarinete, saxofón y flautas ya hay maestros pero aún no hay interesados”.

Cuestionado sobre el número de alumnos inscritos, afirmó que la selección para formar parte de la comunidad educativa no resulta fácil, pues los interesados deben cumplir con características muy específicas, además de un conocimiento previo de algún instrumento.

“No hacemos esto para tener una cantidad enorme de estudiantes para lucrar, el conservatorio es una asociación civil, no busca ser lucrativa, no es como se maneja una empresa; buscamos alumnos que vayan a aguantar y deseen tener esa formación de mucho esfuerzo y dedicación.

“La exigencia es bastante, de tiempo completo, los alumnos casi se tienen que ir a vivir a Erongarícuaro y hacer su vida ahí en época de estudio; es complicado para algunos”, manifestó.
En esta ocasión, dijo, la matrícula dependerá de lo que el cuerpo docente proyecte, a partir de las instalaciones y condiciones de la escuela, si bien “esperamos crecimiento porque el conservatorio no compite con nadie al ser único.

“No compite con otra escuela, está en su propio quehacer; nace para cubrir un área que no se había contemplado; historiadores comentaban que ni la Facultad Popular de Bellas Artes (FPBA) ni el Conservatorio de las Rosas metían aunque sea una materia sobre la música del estado”, apuntó.

Colegiatura y plantilla



Casi para finalizar, externó que los costos para estudiar en la institución no son muy elevados, pues la colegiatura de dos mil pesos al mes se reduce en casi todos los casos al 50 por ciento, ya que se beca con mil pesos a todos los estudiantes, por lo que invitó a los interesados en Michoacán, pero también en el país a inscribirse.

Con todo, expresó que si bajan las calificaciones de los estudiantes se pierde la beca. “La colegiatura es necesaria porque el conservatorio no recibe apoyos de ninguna institución ni de gobiernos hasta el momento.
“Requiere de ese cantidad no para el pago de los maestros pero sí para darles traslado y otras cuestiones básicas”, expuso, si bien dijo que los docentes aportan su conocimiento de una manera desinteresada y no para lucrar con el proyecto, como forma de dar algo a la comunidad.

Francisco Corona comentó que, de los cinco profesores que iniciaron el proyecto, existe ya una plantilla de cerca de trece docentes más dos que se integrarán.

“El rector es Samuel Cedillo, quien está en el área de teoría y composición; Julián Martínez es concertino y está en el área de cuerdas; Sergio Ortiz, es uno de los trompetistas más destacados del estado; Juan Pascual, es un clarinetista de Ocumicho de gran nivel; Oscar Vinicio Oseguera es de Sahuayo y es el primero en egresar en saxofón del Conservatorio de las Rosas.

“Contamos con el clarinetista de Charapan, Fabián Félix Ruiz, egresado de la Universidad Veracruzana de Xalapa; en guitarra tenemos a Óscar Velázquez Sosa del Conservatorio de las Rosas y al compositor de Nayarit, Germán Romero, él está para cursos superiores, sería como la parte magistral para dar el pase final a los alumnos”, dijo.

Mencionó que además de ellos hay también profesores para flauta y en el aspecto teórico social de la institución, más dos maestros que se sumarán al proyecto, sin olvidarlo a él mismo, quien además del área académica y curricular es maestro en Ciencias Sociales, pedagogo y Licenciado en Psicología Educativa.

Cabe apuntar que en la página http://www.conservatoriopurepecha.com/convocatoria.html se hallan las bases para prerregistrarse a la institución, cuya fecha límite es el 4 de julio.