Escenarios

El tenor Fernando de la Mora en el 476 Aniversario de la Fundación de Morelia
Omar Arriaga Garcés Jueves 18 de Mayo de 2017
A- A A+

Morelia, Michoacán.- Una de las canciones que es un súper tema y “prende como cerillo” en su repertorio es “Juan Colorado”, indicó el tenor Fernando de la Mora, poco antes de saltar al escenario para hacer un recorrido por la historia de la música mexicana en el marco del CDLXXVI Aniversario de la Fundación de Morelia.

Cuestionado sobre si hay alguna canción que relacione con Michoacán o que lo ligue a esta entidad, respondió que “hay una canción emblemática, de las más alegres de mariachi, ‘Juan Colorado’, es un súper tema que prende como cerillo a la gente”.

El tenor en rueda de prensa antes de su presentación
El tenor en rueda de prensa antes de su presentación
(Foto: Omar Arriaga Garcés)

Lamentó que la canción esté tan vinculada al negocio, ya que hay figuras de la música popular mexicana como Pedro Vargas, que injustamente han caído en el olvido, por lo que en su esfuerzo por no dejar perder sus composiciones las integra a su repertorio y les hace arreglos sinfónicos, con lo que lleva ya más de 280 arregladas y 150 grabadas, como en el caso de Gonzalo Curiel, del que en 2018 editará un LP.

A su arribo a la rueda de prensa, Fernando de la Mora se dijo “contento” de estar en el 476 aniversario de la capital michoacana y afirmó haber perdido la cuenta del número de conciertos que ha cantado en Morelia, ciudad que expresó lleva arraigada en su corazón.

De igual modo, externó haber estado en Tzintzuntzan en un concierto memorable, al que calificó de lugar místico, un pedazo de México importante para nuestra cultura por sus características.

Añadió que la buena música se queda en el corazón de la gente y que sólo el uno por ciento de la música en la historia ha persistido, como en el caso de la de Beethoven, Mozart o Bach, ya que el resto “no tenía la calidad de la música que se quedó para siempre”, apuntó.

Y dijo: “Lo mismo sucede con la música popular, soy amante de recuperar canciones que injustamente se quedan en el olvido, que dejan de ser negocio, porque desgraciadamente no podemos deslindar el negocio de la música.

“Es injusto que desaparezcan de la historia musical del país a figuras como Pedro Vargas, uno de los cantantes más grandes para Latinoamérica, que ya ha quedado relegado para las siguientes generaciones”, indicó.

Dijo que en el caso de Germán Valdez “Tin Tán”, Cantinflas o Pedro Infante, estos no sufrirían esa suerte de caer en el olvido, a causa de las películas, pero afirmó que llevaría al público por un “bello recorrido musical por la historia del país”, con algunas piezas de figuras que, precisamente, no son ya tan conocidas hoy día.

“No canto una sola canción que no me guste, soy el único cantautor mexicano que sigue haciendo arreglos sinfónicos de la música mexicana; tengo más de 280 arreglos y 150 grabados”, dijo, tras lo que reiteró lamentar que la música esté “tan ligada al negocio”.

“En una disquera un director debe inventar lo que se le ocurra y fusionar, no importa si desvirtúa la canción, no importa si es corriente o agresiva o habla de narcos, si no vende discos lo corren”, ejemplificó.

A su vez, la secretaria de Turismo (Sectur) municipal, Thelma Aquique Arrieta, agradeció la presencia del tenor en la celebración del 476 aniversario de la fundación de la ciudad, mientras que Miguel Salmón del Real dijo sobre el nacido en la Ciudad de México en 1958 que estudió en el Conservatorio Nacional y debutó en 1986, en tanto que hoy es considerado “uno de los mejores tenores del mundo”.