Sociedad

Poder Judicial exige respeto a Silvano, sobre autonomía y decisiones de los jueces
Gabriel Envila Fischer Lunes 12 de Junio de 2017
A- A A+

Morelia, Michoacán.- Respeto al Poder Judicial y a la autonomía con base a la cual deben tomarse sus decisiones, pidió esta mañana Marco Antonio Flores Negrete, al gobernador Silvano Aureoles Conejo, luego de la acusación que el mandatario lanzó el pasado miércoles en contra de los jueces que integran el Poder Judicial. “Los jueces y magistrados seguiremos ejerciendo nuestras atribuciones constitucionales y legales en un ámbito de libertad, sabedores que es a la constitución a la única que debemos sujeción, obediencia y rendición de cuentas y a la cual ceñimos todas nuestras determinaciones”.


“Es bienvenido el disenso siempre que lo acompañe un conocimiento previo, directo, no indirecto, ni de oídas de nuestras resoluciones, que aporte a su vez crítica fundada en buenas razones”, señaló el titular, luego de que el pasado miércoles el gobernador del estado, alentado por información que recibió de su equipo de trabajo sobre la detención de un jefe de plaza en la región Bajío del estado (de quien no reveló su nombre), fuera liberado por el mismo juez que en 2015 habría otorgado su orden de aprehensión por el delito de lesiones, culpara al juez por liberar delincuentes.

Flores Negrete, dijo que es “deseable evitar expresiones que en lo absoluto abonan a la unidad de los poderes del estado, que no contribuyen a la consolidación de un sistema democrático y de justicia que proteja al inocente y evite la impunidad”
Flores Negrete, dijo que es “deseable evitar expresiones que en lo absoluto abonan a la unidad de los poderes del estado, que no contribuyen a la consolidación de un sistema democrático y de justicia que proteja al inocente y evite la impunidad”
(Foto: Héctor Sánchez)



“El Poder Judicial, además de otorgarlo, exige respeto al Ejecutivo del Estado, a su independencia y autonomía, conforme lo amerita un estado constitucional y democrático de derecho al que todos aspiramos”, expresó el presidente del Tribunal.


En el marco de la colaboración que debe existir entre instituciones y poderes enmarcada en la Constitución, Flores Negrete, dijo que es “deseable evitar expresiones que en lo absoluto abonan a la unidad de los poderes del estado, que no contribuyen a la consolidación de un sistema democrático y de justicia que proteja al inocente y evite la impunidad del culpable, que lejos de fortalecer un frente sólido contra la inseguridad generan dudas innecesarias y sospechas injustificadas que lesionan la confianza en las instituciones y que de no evitarse, convertirán la justicia en una feria de declaraciones y de ocurrencias”.


Sin abundar en el caso por el que en particular se dio la diferencia entre el poder Ejecutivo y el Judicial, que sería explicado al terminar su discurso por el propio juez en cuestión ante la prensa, Flores Negrete señaló que la consolidación del sistema de justicia en México depende de todas las partes que lo integran y reiteró a Silvano Aureoles, que las decisiones de los jueces toman “no son un capricho o antojo de los jueces, sino un mandato contenido en la norma suprema que el Poder Judicial garantiza y debe cumplir”.


El punto nodal es la comprobación de los delitos que se integran en la carpeta de investigación que, también por mandato constitucional, toca realizar en este caso al gobierno del estado. “Si no se logra comprobar con pruebas lícitas, idóneas y suficientes el hecho presuntamente delictivo que se imputa a una persona, venciendo la presunción de inocencia, el juez está obligado en libertad porque la Constitución así lo prevé”.


“Obtener una orden de aprehensión con los datos aportados al juez por el ministerio público en este momento procesal no significa que de suyo, como también se afirmó, deba obtenerse la vinculación a proceso del imputado”.