Morelia

Fracasa plan de austeridad municipal en ahorro de combustibles, advierte regidor
Josafat Pérez Jueves 13 de Julio de 2017
A- A A+

Morelia, Michoacán.- El plan de austeridad municipal, específicamente en ahorro neto de combustible en las unidades del Ayuntamiento, registra trece por ciento de incremento en seis meses de este año respecto al 2016, es decir, “en lugar de ir a la baja vamos a la alza”, advirtió el regidor Fernando Rodríguez Herrejón.

“De acuerdo a los números que muestra [el análisis comparativo] no ha habido tal ahorro. Estamos restando del incremento de la gasolina que tuvo en el 2016, comparado con lo que va del 2017, hay trece puntos porcentuales arriba de consumo”, señaló en entrevista.

Luego de aprobarse por unanimidad un punto de acuerdo –propuesto por Rodríguez Herrejón– para establecer “un sistema de control y administración en materia de combustible, con la finalidad de realizar una gestión eficiente en relación con el gasto de combustibles del parque vehicular del ayuntamiento de Morelia”, el regidor expuso que este año se han gastado 34 millones 447 mil pesos en combustible, mientras que en 2016 la cifra fue 54 millones 383 mil pesos. Es decir, cuatro millones 532 mil pesos mensuales en 2016, contra cinco millones 741 mil pesos mensuales en lo que va del presente año.

Sesión de cabildo
Sesión de cabildo
(Foto: ACG)

“En lugar de ir a la baja vamos a la alza y tenemos una diferencia porcentual –en cuanto al alza de gasolina, pues subió al seis por ciento– y el gasto de combustible, de 19 por ciento en el consumo de gasolina”, aseveró.

Además de las 100 unidades nuevas, sacadas bajo arrendamiento financiero con recursos del 2016, la administración municipal cuenta con un padrón de 135 motocicletas propias y 20 más en comodato de gobernó del estado; 568 vehículos propios y 46 patrullas en comodato y 73 unidades de maquinaria que utilizan combustible. A excepción de los 100 vehículos nuevos, entre el resto del padrón se cuentan 127 unidades que “se encuentran fuera de servicio por su alto grado de deterioro”, señaló el regidor.

“Yo estoy seguro que con estas nuevas prácticas, nuevos sistemas y software que utilizan ahora la empresas para que el combustible sea controlado, nuestro ayuntamiento sería un candidato idóneo para utilizar estos sistemas y, de esta forma, el combustible se utilice para los fines y funciones exclusivas del municipio”, dijo al señalar que en base a su experiencia como empresario, estima un ahorro de combustible de entre el 30 y 40 por ciento.

Sin detallar costos de contratación por el servicio de control, aseguró que no traería más gastos al ayuntamiento, sino un ahorro sustancial siempre y cuando se lograra restringir el uso de las unidades y controlar el dispendio de recurso destinado a los vales de gasolina que los servidores públicos pueden utilizar en sus propios coches, dijo, “porque si son vales, pues se ocupan en cualquier vehículo”.

A pregunta expresa, reconoció no tener cifras exactas sobre el control y la vigilancia que la secretaría de administración municipal –y cada dependencia– debe llevar de sus vehículos, pero refirió que el costo diario promedio por vehículo es de 16 litros, multiplicado por 365 días, es decir, sin descontar días de asueto e inhábiles, “pues es bien sabido que muchos trabajadores utilizan los vehículos oficiales en fines de semana y para labores externas a su servicio”.

“Los vehículos deben estar funcionando para dar servicio a la ciudadanía; lo que sí hay que tener es un control adecuado para que se use el vehículo para su fin y no para otros fines. Que el combustible utilizado sea únicamente para las unidades y al contratar uno de los nuevos medios de control de gasolina, lo emplee también el ayuntamiento para, de esta manera, lograr un ahorro importante en el uso del combustible y una mejora en las finanzas”, señaló.