Economía

Coparmex continuará en la búsqueda de fijar un salario mínimo para todo el país
Maricruz Ríos Velázquez Lunes 17 de Julio de 2017
A- A A+

Morelia, Michoacán.- “Es momento de reconocer que los salarios de los trabajadores son un activo productivo y de consumo”, comentó Heliodoro Gil Corona, al argumentar que la postura de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) tiene buena intención, al querer recuperar el poder adquisitivo de las personas en términos reales, con una propuesta de fijar un salario mínimo de 92.72 pesos para el ejercicio de 2018.

Los incrementos en los precios de bienes, productos y servicios en el país, durante las primeras semanas del año, fueron pieza clave para generar la tasa inflacionaria que actualmente se registra a nivel nacional y estatal (en Michoacán), con un 6.31 y 6.75 por ciento, respectivamente.

Heliodoro Gil Corona
Heliodoro Gil Corona
(Foto: Cambio de Michoacán)

Lo anterior significa que “México sufre una fuerte contracción salarial con base en los índices inflacionarios”. Es decir, “que en términos metodológicos, el salario mínimo creció 9.6 por ciento, respecto a 2016 cuando se pagaba a 73.04 pesos el día laborado, mientras que para este 2017 esta fijado en 80.04 pesos; pero en términos reales sólo se incrementó un tres por ciento, lo que provocó que los salarios contractuales también tuvieran un descenso de tres puntos porcentuales”, expuso el coordinador de Proyectos Estratégicos del CEEM.

“Lo que impide acceder con facilidad a la compra de la canasta básica, que ronda los cinco mil 700 pesos mensuales, según datos del Coneval”, puntualizó Heliodoro Gil Corona.

En una breve explicación, el salario mínimo es la cantidad monetario que la Ley del Trabajo permite pagar a un empleado, el cual lo determina al inicio de cada año la Comisión Nacional de Salarios Mínimos (Conasami) en conjunto con el Banco de México. Mientras que el salario contractual es el que se establece en los contratos colectivos de algunas empresas, así como de los plazas laborales de gobierno.

Heliodoro Gil Corona, señaló que año con año se avanza en la materia, primero la eliminación dos zonas económicas (b y c), “que lo único que hacían era sectorizar a la sociedad en salarios mínimos, ahora sólo existe una zona, lo que permite que el crecimiento se uniforme”.

Por ello, hizo énfasis en que se tiene que recuperar el poder adquisitivo en términos reales, sin importar que su sueldo se tase en salario mínimo o contractual. Recuperar la capacidad de compra de la sociedad, es la mejor forma de activar la economía local, porque sólo así se reactiva la productividad en los procesos de productos, bienes y servicios”.