Municipios

Chilchota, pueblo indígena que sobrevive a través de los siglos
»Actualmente esta población purépecha es el centro económico, cultural, religioso y social de la Cañada de los Once Pueblos
Ernesto López Servín Miércoles 9 de Agosto de 2017
A- A A+

Chilchota, Michoacán.- Este 9 de agosto se celebran a los pueblos indígenas del mundo y por ende, a la Cañada de los Once Pueblos, una de las regiones más representativas de Michoacán, que es una demostración palpable de cómo el grupo purépecha sobrevive desde hace muchos siglos en la actual época moderna con sus costumbres, lengua e historia.

“Se dice que probablemente antes de que los tarascos poblaran la región de la Cañada ya habían incursionado en ella los tecos de habla náhuatl, de ahí que la actual cabecera del municipio conserve su nombre náhuatl: Chilchota”, señala el historiador Fernando Tejeda Alvarado.

Los pueblos dentro de la cañada son Etúcucaro, Urén, Tanaquillo, Acachuén, Santo Tomás, Zopoco, Huáncito, Ichán, Tacuro y Carapan.
Los pueblos dentro de la cañada son Etúcucaro, Urén, Tanaquillo, Acachuén, Santo Tomás, Zopoco, Huáncito, Ichán, Tacuro y Carapan.
(Foto: Ernesto López Servín)

Se dice que el pueblo más antiguo de la Cañada es el de Carapan, y que fue conquistado posiblemente por Ticatame, hijo de Hirepan, sin embargo, posteriormente invadieron otra vez los tecos.

Al verse debilitadas las tribus náhuatl y los tecos por las continuas guerras entre ellos, y al disminuir su población, descuidaron su territorio, que fue aprovechado por los purépechas, que provenían de lo que es hoy Tangancícuaro, y en especial de Patamban.

Probablemente el grupo étnico de los purépechas que continuaba en una creciente explosión demográfica y que necesitaban espacio para las nuevas generaciones, decidieron expandirse poco a poco y colonizar la Cañada de los Once Pueblos.

“Desde el día 28 de agosto de 1579 se registró que en el Bajío michoacano se había despoblado, probablemente por las guerras contra otros grupos indígenas, pero sobre todo contra el invasor español, había mermado a las poblaciones autóctonas”.

Por el contexto histórico de ese tiempo, en esta población existían alrededor de 70 personas, en Carapan vivían 59 vecinos junto al río, en Caurio, trece vecinos cerca de la laguna.

No obstante esta zona indígena comenzó a crecer a partir de principios de 1600, que intercambiaba su madera, productos agrícolas y sus vasijas de barro con poblaciones mestizas de Tangancícuaro, Zamora y Jacona.

Desde entonces existió un recelo hacia la cultura y lengua de los descendientes de los españoles, este resguardo social y el conservar las costumbres y lengua nativa, fue lo mantiene a flote la cultura purépecha.
Chilchota actualmente es la cabecera principal de esta población purépecha y es el centro económico, cultural, religioso y social de los once pueblos, es la cabeza que une a estas poblaciones.

Aunque la nación purépecha son varias poblaciones del norte de Michoacán, y no sólo la Cañada de los Once Pueblos, es esta zona la más representativa de las costumbres y valores sociales y culturales de esta etnia.

Los pueblos dentro de la cañada son Etúcucaro, Urén, Tanaquillo, Acachuén, Santo Tomás, Zopoco, Huáncito, Ichán, Tacuro y Carapan.